Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tu bebé se beneficia de los multivitamínicos que consumes durante la lactancia?

¿Tu bebé se beneficia de los multivitamínicos que consumes durante la lactancia?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hablando nutricionalmente, la lactancia es un periodo crítico tanto para ti como para tu bebé, pues la calidad de la leche materna depende totalmente de tu estilo de vida y de lo que comes. ¿Difícil? Sí. El ritmo de vida que llevamos actualmente y la necesidad que una mujer tiene de continuar con su vida laboral después del embarazo, puede impedir que cubra todos sus requerimientos mediante la alimentación. Para que no sea otro tema de preocupación para ti, existen multivitamínicos que pueden ayudarte a complementar tus necesidades.

Los multivitamínicos son un complemento

Si quieres darle a tu bebé leche materna como alimento exclusivo, primero debes asegurarte de que eres una mujer saludable y con un adecuado estado de nutrición, pues de ti dependerá que los nutrimentos que reciba el recién nacido sean de óptima calidad.

¿Sabías que estos nutrimentos le otorgan protección a tu bebé contra las infecciones, incluso hasta después del primer año de vida?

La Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) recomienda a las mujeres en periodo de lactancia tomar una vitamina prenatal o un multivitamínico de manera diaria, teniendo en cuenta que esto no reemplaza una dieta saludable, solamente es para asegurar el consumo de vitaminas y minerales importantes para esta etapa, entre ellos se encuentran: calcio, vitamina D, hierro y ácido fólico. Una opción que cubre con esta función es Elevit.

Recomendaciones para mejorar tu nutrición

Bym Elevit Ba1

Una dieta saludable es todo lo que necesitas para mantener un suministro de leche adecuado. Por eso te dejamos algunas recomendaciones para lograrlo.

Proteínas en cada comida: Las proteínas son como los ladrillos de tu casa; es decir, son la estructura de todo tu cuerpo y del de tu bebé. Para que estos ladrillos se formen de manera correcta, debes consumir proteínas de alta calidad.

Recuerda que una comida no es completa si no las contiene, por lo que debes incluir en desayuno, comida y cena: huevo, carnes magras, aves o pescado, intentando consumir este último al menos una vez por semana. El salmón y el atún son fuentes de ácidos grasos omega-3, que contribuyen al crecimiento del cerebro del bebé.

Hidrátate lo suficiente: Necesitas como mínimo dos litros de agua al día. Esto favorecerá la producción de leche materna, pero además te ayudará a prevenir el estreñimiento y la retención de líquidos.

Frutas y verduras de diferente color: Recuerda que cada color de fruta o verdura aporta distintas vitaminas y minerales, por lo que debes variar los colores y no consumir siempre lo mismo. Al menos cinco porciones de vegetales al día son necesarias para cubrir tus requerimientos de fibra.

Evita la cafeína y el alcohol: El consumo moderado del café puede ser seguro para el bebé, trata de tomarlo solo si se te antoja mucho y, máximo, una taza al día. Lo que sí debes evitar por completo es el alcohol, pues se sabe que sí pasa a la leche materna por lo que no es recomendable consumirlo.

El adecuado desarrollo de tu bebé es lo más importante y tu organismo hará todo lo posible por darle una leche nutritiva y completa. Sin embargo, para evitar que tú sufras alguna deficiencia es necesario que un especialista en nutrición te guíe a fin de cuidar cada uno de los aspectos de una alimentación correcta. Si lo considera pertinente, te puede recomendar la ingesta de un multivitamínico, como el ya mencionado Elevit, pues puede ayudar a cubrir todos los nutrimentos que tu pequeño requiere en esta etapa.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos