Una madre fue abofeteada por amamantar en público a su bebé de seis meses

Una madre fue abofeteada por amamantar en público a su bebé de seis meses
Sin comentarios

Sucedió en Francia, aquí al lado. Y en este siglo, no en la edad media. Parece mentira, y no es algo habitual, pero sigue habiendo actos puntuales de "tetafobia" en pleno siglo veintiuno. 

¿A quién puede molestarle que una mujer amamante a su bebé cuando éste pida el pecho? Y peor aún, llegar al punto de darle una bofetada a una madre por amamantar a su hijo. Evidentemente, al que mira mal un hecho tan natural como alimentar a un bebé.

Agredida por amamantar a su bebé en público

Maÿlis es una joven madre que se encontraba en una cola para recoger un paquete en Burdeos, cuando, tras 10 minutos de espera, su bebé de seis meses empezó a llorar y decide ponerlo al pecho. Lo más normal.

“Me puse ropa adecuada, que se abre por los lados, para tratar de hacer esto de verdad con discreción, y allí además, como había gente, me escondí con mi chaqueta”, explicó la joven madre. No tenía obligación de "taparse" pero la madre prefirió ser discreta, y aún así no fue suficiente.

A una mujer que se encontraba cerca, no le pareció adecuado y cuando terminó de dar el pecho, comenzó a insultarla y a gritarle:

"¿No te da vergüenza? La nueva generación está aquí para lucirse, eres madre, tienes que planificar las comidas de tu hijo, deberías haberlo hecho en casa, no es algo de buen gusto para hacer en público".

Cuanto más violenta se volvía la mujer, más se acercaba a la madre, quien acabó recibiendo una bofetada con su bebé en brazos.

Nadie la defendió

Maÿlis volvió a casa con su bebé en estado de shock ante lo que acababa de suceder. Pero lo que más le dolió no fue la bofetada, sino la falta de apoyo del resto de los presentes -transeúntes y clientes-, que presenciaron la escena y no hicieron nada.

"Nadie me defendió. [...] Me hubiera gustado reaccionar, pero con un bebé en brazos ¿qué vas a hacer?". Peor aún, una mujer mayor felicitó a quien acababa de agredirla.

Al contar lo sucedido en redes sociales, los usuarios la animaron a denunciar, cosa que ha hecho. Pero volvió a recibir una agresión, aunque esta vez no fue física. En comisaría, la persona que recibió su denuncia le preguntó "qué porcentaje se podía ver de su pecho". A lo que la madre respondió "cero". Luego le dió a entender amablemente que era culpa suya y que un poco se lo había buscado. "Me quedé impactada”.

"Si la lactancia materna sigue siendo un problema, es porque las mujeres están tan sexualizadas hoy en día", lamenta Maÿlis en un vídeo publicado en Instagram donde explica todo lo sucedido. Cuenta además, que no ha podido volver a dar el pecho a su bebé, que no le sale "ni una gota" tras el incidente.

Por una lactancia materna menos juzgada

En Francia, ningún reglamento prohíbe amamantar en espacios públicos. Pero no es cuestión de leyes, sino de mentalidades. Y no es algo que solo suceda con desconocidos, sino incluso a veces es la propia familia la que reprueba que una madre de el pecho en público.

Por eso, es fundamental que se normalice la lactancia materna en todos los ámbitos como lo que es, una forma natural de alimentar a un bebé que pide el pecho. No hay más que eso. Y el que lo vea como un acto sexualizado, el problema está en los ojos del que mira.

Vía | RTL

En Bebés y más | Las cuatro razones por las que el mundo necesita que las madres den el pecho en público (y sin cubrirse)

Temas
Inicio