Compartir
Publicidad

El destete (III): cuando es la madre quien decide

El destete (III): cuando es la madre quien decide
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una madre decide destetar a su hijo hablamos de destete dirigido o inducido. Lo llamamos así porque una de las partes sí quiere hacerlo (la madre) y la otra probablemente no (el hijo).

El proceso ha de ser muy sensible y gradual para que los niños, cuyo entendimiento es limitado, lo lleven lo mejor posible.

La decisión, una vez tomada, ha de ser respetada y nunca juzgada por el entorno social o médico. Ahora bien, hay momentos en que el destete definitivo puede ser poco recomendable para la salud emocional o física de los bebés (aunque si la madre está informada de ello no hay motivo para opinar ni juzgar, aunque esté tan de moda hacerlo).

Veamos qué momentos son considerados delicados para iniciar el proceso del destete porque, o no son recomendables o no es necesario pese a que haya indicación médica:

No se recomienda

  • Al incorporarse al trabajo: Muchas madres deciden dejar de amamantar a sus pequeños en el momento en que empiezan a trabajar y en España la (ridícula) baja maternal es de 16 semanas.

En términos de salud lo idóneo es que los bebés sean amamantados de manera exclusiva hasta los seis meses, por lo que se recomienda a las madres que sigan dando el pecho una vez llegan a casa.

Desde un punto de vista emocional, el momento de incorporarse al trabajo es una auténtica “ruptura” en la relación madre-hijo. Si a este suceso añadimos el destete, estamos creando una segunda ruptura emocional que puede ser muy dolorosa para el bebé: “Antes estaba todo el día contigo y tenías a tu disposición mi pecho y mi calor cuando lo querías. Ahora desaparezco unas cuantas horas del día y cuando estoy en casa, además, no tenemos la misma relación que antes”.

  • A los seis meses de edad: A los seis meses, cuando se recomienda iniciar la alimentación complementaria y por tanto termina el periodo de lactancia exclusiva, muchas madres aprovechan para destetar a los bebés.
  • El gluten se empieza a ofrecer hacia los 6-7 meses y se ha demostrado que aquellos bebés que seguían tomando el pecho en el momento de empezar a tomar gluten tienen casi la mitad de probabilidades de desarrollar la enfermedad celíaca.

    Se recomienda entonces esperar al menos uno o dos meses desde el momento en que se ofrece el gluten y adelantar ese momento a los seis meses si se desea destetar a los 7 u 8 meses.

  • Al nacer un hermano: El momento en que nace un hermano es el peor momento para iniciar cualquier cambio de conducta o comportamiento con un niño ya que a un gran cambio como es el de perder parte de la atención de los padres y sobretodo de la madre, se sumaría el de dejar de darle el pecho a él, para dárselo a su desconocido hermanito.
  • Si la madre tiene mastitis: La mastitis es una afección inflamatoria del pecho que puede ir o no acompañada de infección. La causa suele ser una mala extracción de la leche por parte del bebé y su solución pasa, precisamente, por vaciar a menudo la leche de los pechos. Destetar en este momento por causa médica es precisamente el tratamiento contrario al ideal ante una mastitis.
  • Cuando el niño inicia la guardería o el colegio: De igual manera que la entrada al trabajo de la mamá, el inicio de la guardería supone una separación para el bebé y un cambio importante en la relación madre-hijo. Lo ideal es que una vez en casa encuentre el mismo ambiente y las mismas costumbres que tenía para que todo el proceso sea lo menos traumático posible.
  • No es necesario

  • Por un tratamiento médico: Por desgracia muchos médicos y pediatras desconocen completamente la compatibilidad o incompatibilidad de los medicamentos o pruebas diagnósticas con la lactancia. Esto hace que muchas mujeres dejen de dar el pecho (a su pesar, normalmente) de manera innecesaria.
  • primer_diente_cc.jpg

  • Al aparecer los dientes: Existe una falsa creencia que dice que un niño debe dejar de tomar leche en el momento en que le sale el primer diente. Los niños no maman mordiendo con las encías, sino moviendo la lengua en la base del pecho. Cuando tienen dientes lo hacen de la misma manera.
  • Cuando la madre se queda embarazada: Muchos niños se destetan de manera voluntaria en el momento que la madre se queda embarazada. El sabor de la leche cambia y hacia el tercer mes la producción de leche baja considerablemente.
  • Algunos niños, a pesar de todo, siguen mamando por lo que es posible que las madres reciban la indicación médica de destetar inmediatamente.
    Esto es erróneo pues el amamantamiento no provoca abortos. La succión del pecho produce oxitocina y la oxitocina es la hormona que provoca las contracciones del útero. Sin embargo los receptores de oxitocina del útero no son sensibles a ella hasta el final del embarazo.

    La actividad sexual también produce un aumento de oxitocina y no está prohibida durante el embarazo (ni mucho menos).

    En unos días finalizaremos esta serie de entradas dedicadas el destete con las recomendaciones a la hora de dejar de amamantar a nuestros hijos.

    Fotos | Flickr (Ernst Vikne), Flickr (Now I’m Always Smiling)
    En Bebés y más | El destete (I): aclarando el concepto , El destete (II): cuando es el hijo quien decide, Cómo hacer el destete

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos