Compartir
Publicidad
Publicidad

El destete (II): cuando es el hijo quien decide

El destete (II): cuando es el hijo quien decide
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El destete definitivo, como ya hablamos hace unos días, es el momento en que madre e hijo (o madre o hijo) deciden dejar la leche materna.

La lactancia prolongada, pese a estar recomendada por los máximos organismos en términos de salud, está vista socialmente como una conducta generadora de dependencia (“malcriar”) o como un acto amoral (“por vicio”).

Esta percepción hace que la decisión del destete definitivo suela recaer en la madre, fuertemente influenciada por el entorno y, a menudo, llevándolo a cabo en momentos poco idóneos, por tratarse de cambios importantes tanto en la vida del bebé como en la de ella misma.

Sin embargo hay casos, cada vez más, en que la madre decide amamantar hasta el momento en que el niño decide destetarse.

El destete natural o espontáneo

En caso de que la decisión sea tomada por el niño, el destete se denomina "destete natural o espontáneo" al no ser inducido por la madre.

Cuando un niño es amamantado a según qué edades (yo diría que a partir de los 12-15 meses) tanto madre como hijo empiezan a formar parte del grupo de población que hace cosas consideradas fuera de lo normal.

No es que sea algo normal, ni antinatural, sino que es algo a lo que la sociedad no está acostumbrada y de inicio suele generar rechazo o confusión.

Muchas personas tienden a opinar con frases tipo: “seguirá mamando hasta en la universidad” o "a este paso no lo dejará nunca", sin embargo se ha visto que son afirmaciones con poco sentido.

Estudios antropológicos en primates no humanos llevados a cabo por K. Dettwyler establecen que la edad del destete natural parece estar entre los dos años y medio y los siete años.

Según la AEPED el patrón de duración de lactancia en los humanos hasta hace menos de 100 años, y todavía hoy en sociedades no influenciadas por la cultura occidental, ha sido de 3 a 4 años con variaciones entre el año y los 7 o más años.

En la tribu de los gussi, en Kenia, se considera un destete precoz el que se produce antes de los dos años.

En definitiva, lo queramos o no, los niños se destetan solos tarde o temprano. Hacia los 3-4 años, cuando empiezan a ser autónomos como personas y les llega la necesidad real de empezar a socializarse es probable que se de este destete espontáneo e incluso que se pueda realizar un destete dirigido por parte de la madre por medio del diálogo y la negociación.

Las huelgas de lactancia

En ocasiones hay situaciones en que las madres piensan que sus hijos se están destetando cuando realmente no lo están haciendo. Son momentos en que los niños se niegan a cogerse al pecho aunque su madre se lo ofrezca.

A estos momentos se les llama de manera coloquial “huelga de lactancia” y suelen darse hacia los 8-10 meses, aunque pueden darse en otros momentos.

La causa es desconocida. Bueno, miento, es conocida, pero el que la conoce es el único que no es capaz de explicárnosla. Puede ser que coincida con algún momento en que la madre ha dejado de prestarle atención (ha empezado a trabajar, ha estado fuera o ha estado distante atareada con otras cosas), con algún otro cambio importante en su vida o bien tiene algún tipo de malestar que le haga perder el apetito o las ganas de amamantar (otitis, dentición, etc.).

Para estos casos la recomendación es seguir ofreciendo el pecho pero hacerlo en momentos de calma (y no de hambre), buscando comodidad, tranquilidad y ofreciendo mucho contacto piel con piel y mucho cariño (más si cabe).

En próximos días hablaremos del destete cuando es la madre la que decide dejar de amamantar.

Fotos | Flickr (msk13), Flickr (blmurch) En Bebés y más | El destete (I): aclarando el concepto, El destete es un momento vital en la vida del bebé, La edad natural del destete

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos