Publicidad

¿Cuáles son los inconvenientes de dar el pecho para las madres?

¿Cuáles son los inconvenientes de dar el pecho para las madres?
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días Lola nos explicó que menos de la mitad de las madres amamantan a sus bebés hasta los seis meses, comentando las cifras de la "Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia" que ha llevado a cabo el Grupo de Trabajo Español de la Iniciativa Global de la Lactancia Materna (Global Breastfeeding Initiative).

En dicha encuesta se preguntó también a las madres cuáles son los tres principales inconvenientes de dar el pecho y he querido traeros las respuestas que dieron para comentarlas un poco.

Complica la combinación con la actividad laboral

El primer inconveniente que explicaron, en que coincidieron 48 madres, es que dar el pecho a un bebé es difícil de combinar cuando la madre ha de volver a trabajar. Bien, no les quito razón, porque cuando mamá desaparece de casa ocho o más horas está claro que la lactancia exclusiva a demanda se dificulta mucho, pero esto no es un inconveniente de dar el pecho, sino un inconveniente de trabajar: volver al trabajo a los cuatro meses de dar a luz es un inconveniente porque dificulta la lactancia materna.

Esto pone de relieve que las madres necesitan más ayuda en este sentido, siendo necesario que puedan quedarse más tiempo con sus bebés para llegar a dar seis meses de lactancia a sus hijos, como se recomienda, y para que, como mínimo, sean un poco más maduros y puedan ya empezar a comer otras cosas. Un bebé de cuatro meses no es mucho más autónomo que un recién nacido, sinceramente.

Es incómodo dar el pecho en un sitio público

El segundo inconveniente, que fue nombrado por 43 personas, era el relativo a dar el pecho en público. Al parecer a muchas madres les parece incómodo dar el pecho delante de personas desconocidas y les parece más normal o más natural dar biberón. De nuevo en este caso quien tiene el problema no es el bebé, ni la madre (bueno, la madre un poco que prefiere no hacerlo), sino el entorno, el exterior, los de fuera.

Son personas que pueden llegar a mirar con desaprobación, personas que te invitan a alimentar a tu hijo en el WC, como si el comer fuera como el cagar, personas que explican con cara de asco que vieron a una, ahí con toda la teta fuera en medio del autobús, dando el pecho a su hijo y no sigo, porque creo que ya os hacéis una idea.

De nuevo la sociedad y el entorno, incluso la familia, debe hacer un cambio para que lo natural y normal sea lo que de verdad es natural y normal, que es amamantar a un bebé y que éste reciba la leche de su madre. Es lamentable que una mujer se sienta incómoda por dar el pecho en un sitio público, así que tanto las madres como los demás deben empezar a interiorizar que la comida de los bebés es la leche materna y que tienen que tomarla cuando quieran.

Los pechos pierden firmeza

El tercer inconveniente que explicaron las madres (37 de ellas) es que los pechos pierden firmeza. La realidad es que los pechos de las mujeres sí pierden firmeza, pero no por la lactancia, sino por los embarazos, por los cambios de peso, por la edad y por otras cosas como el fumar.

Siendo esto así, y haciendo ya años que se dice, falta información en las madres, que ven como un inconveniente algo que es un mito, pues no es real. Añado, además, mi opinión: los pechos tienen como objetivo principal producir leche materna para los bebés, el que luego sean más o menos firmes es secundario, es algo estético. No sé qué diréis vosotras o que dirán vuestras parejas, pero si de verdad perdieran firmeza por este motivo a mí me parecerían igualmente preciosos por ser los pechos que alimentaron a mis hijos.

El pezón se agrieta

Inconvenientes de dar el pecho 2

El cuarto inconveniente que dijeron 33 de las madres es que si das el pecho el pezón se agrieta. Como sabréis las grietas aparecen cuando algo va mal, así que tampoco podría decirse que sea un inconveniente de la lactancia, sino un efecto secundario de dar mal el pecho, o lo que es lo mismo, es un inconveniente de no saber que las grietas suelen venir por una mala posición y no pedir ayuda o de pedir ayuda y no encontrar a nadie que sepa resolver el problema que provoca las grietas.

De nuevo queda patente que hace falta más formación en los profesionales y más información a las madres, para que los bebés puedan tomar leche materna sin problemas.

Es doloroso

Hasta 27 madres dijeron que un inconveniente de amamantar a un bebé es que es doloroso, y de nuevo digo lo mismo: es posible que duela, los primeros días sobretodo, pero luego no debería doler. En más de una ocasión he preguntado en la consulta de enfermería a una madre qué tal va con el pecho y me han dicho "Bien, muy bien" y luego les he preguntado "¿No duele? ¿No tienes grietas?" y me han dicho "¡Ah, sí! Sí duele, pero voy aguantando".

No, repito, no debe doler, así que el dolor es de nuevo un inconveniente de no hacerlo bien y de no saber que no tiene que doler.

No tengo tiempo para mí

El quinto inconveniente que explicaron, comentado por hasta 22 madres, es que no tienen tiempo para sí mismas, aunque realmente debieron decirlo más madres, porque el sexto conveniente, que comento aquí también, es "le tengo que dedicar todo el tiempo al bebé", dicho por 18 madres y que viene a ser lo mismo.

No sé, cada madre sabe hasta dónde llega y hasta dónde no y cada madre conoce sus expectativas previas a tener un bebé. Yo tengo bastante claro que los bebés humanos son terriblemente dependientes, así que me parece lógico que los bebés no dejen tiempo a los padres ni a las madres ni para respirar. Dejar de dar el pecho hace que sea otra persona la que pueda alimentar al bebé y que la madre tenga un poco más de tiempo, pero es que esto se puede conseguir sin dejar la leche materna. Es tan simple como hacer que el padre pase más tiempo con su bebé cuando éste no está siendo alimentado (como si sólo pudiéramos pasar tiempo con ellos para darles de comer...).

El resto de inconvenientes

El resto de inconvenientes, que agrupo por haber sido mencionados por menos madres son: "Retrasa la recuperación de la figura" (7 madres), cuando se sabe que las madres que dan pecho pierden más peso que las que no lo hacen, "ayuda a ganar peso" (5), va a ser que no, "interfiere en mis relaciones sexuales" (4), "otros" (2) y "no hay inconvenientes" (6).

Conclusión

Como conclusión decir lo que ya he ido diciendo durante toda la entrada. Hace falta que los profesionales estén más formados para dar un mejor apoyo a las madres que amamantan, hace falta que las mujeres estén mejor informadas, para que sepan cuáles son los inconvenientes reales de dar el pecho y cuáles no, y cómo solucionar los problemas o a quién acudir para hacerlo, hace falta, claro que quieran ser informadas, que esa es otra, y hace falta que la sociedad entera empiece a tomar conciencia de que la leche materna es la norma, lo lógico, lo que un bebé espera tomar para desarrollarse de manera óptima.

¡Ah!, y hace falta que en los cursos de preparación al parto se les diga a padres y madres que tener un hijo no es encargarlo y parirlo, que luego hay que cuidarlo, alimentarlo y criarlo y que eso es muy duro y muy agotador, sobretodo los primeros meses.

Más información | Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia en AEPED Foto | Benjamin Magaña, Aurimas Mikalauskas en Flickr En Bebés y más | ¿Quién apoya y quién critica la lactancia prolongada?, El 93% de las madres que deja la lactancia preferiría no haberlo hecho, Ah, ¿pero es que los pediatras no son asesores de lactancia?‏

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios