Compartir
Publicidad

Causas de la regurgitación

Causas de la regurgitación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Mientras el bebé succiona, también ingiere una pequeña cantidad de aire que se acumula en el estómago y forma una burbuja. Cuando la burbuja sube, lleva consigo un poco de la leche que ha tomado. Es por ello, que después de la toma, el bebé puede expulsar una pequeña cantidad de leche que normalmente va acompañada del eructo, que su causa directa.

La causa de la regurgitación es la inmadurez del cardias, que es la válvula que regula el paso de los alimentos del esófago al estómago. Pero por este motivo no hay que preocuparse, ya que suele resolverse entre los seis y los doce meses del bebé.

Para intentar apaciguar este síntoma, debemos intentar que el niño traque el mínimo aire posible durante la toma. Para ello debemos asegurarnos de que, si toma el pecho, abarque toda la areola, no sólo el pezón. Si en su defecto, el bebé toma el biberón, debemos mantenerlo bien inclinado y será más factible si la tetina del biberón es especial antirregurgitación.

No conviene que el bebé se mueva mucho tras la toma, facilitará su digestión, y también es aconsejable mantenerlo semi-incorporado o tenerle en brazos en posición vertical unos 15 minutos.

Más información | Embarazada En Bebés y más | Amamantar adecuadamente al bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos