Compartir
Publicidad
Uso y abuso de la tecnología, los beneficios se traducen en problemas cuando los niños las usan demasiado tiempo
Juegos y juguetes

Uso y abuso de la tecnología, los beneficios se traducen en problemas cuando los niños las usan demasiado tiempo

Publicidad
Publicidad

Que para muchos padres y madres el uso que sus hijos le dan a la tecnología es una preocupación, no es una novedad ni nos resulta algo desconocido.

Nos preocupa, a algunos nos preocupa mucho y a la vista de los estudios que no dejan de publicarse sobre ello, tenemos motivos más que de sobra para estar preocupados sobre el efecto que el abuso de las tecnologías puede tener en nuestros hijos.

Efectos negativos cuando hablamos de abuso aunque también hay efectos positivos asociados a su uso, el término medio, el tiempo es el que debemos marcar nosotros como adultos responsables e informados que se supone que somos.

Hace solo unos días que la psicóloga infantil Rocío Juárez, especialista en el hospital Vithas Xanit Internacional, publicaba un estudio en el que quedaba claro que el abuso o uso excesivo por parte de los niños de las tecnologías puede ser un motivo que perjudique sus esferas vitales.

Entendemos por esferas vitales aspectos tan básicos de la vida de una persona, independientemente de su edad, como trastornos de sueño, fatiga mental, cambios de humor, agresividad, ira, irritabilidad, malestar, inadaptación o incluso síntomas de depresión, apatía ante actividades sociales y lúdicas e incluso trastornos alimenticios.

En algunos menores se aprecia el abandono de aspectos vitales como la higiene o incluso la propia alimentación debido a un consumo excesivo de tecnología.

Que veamos como nuestros hijos van al baño o a la cocina acompañados de algún dispositivo electrónico o que les veamos que piensan y hablan continuamente sobre este tipo de ocio o que apreciemos sentimientos de sincera euforia cuando se acerca la posibilidad de su uso, son síntomas que nos tienen que poner en alerta como padres ante esta situación.

La perspectiva es para preocuparse sobre todo porque como padres y madres, somos conscientes que durante las vacaciones, nuestros hijos van a pasar más tiempo de lo habitual delante de las pantallas porque el uso de las tecnologías en su tiempo de ocio, a la mayoría les entretiene más que cualquier otra opción.

Racionalizar y razonar

Movilvshijos 4

Que sea lo que más les gusta no quiere decir que sea lo único que deban hacer durante las vacaciones.

Lo podemos trasladar a otros planos, por ejemplo puede que su comida favorita sea la pasta y no por ello comen pasta todos los días ¿no? pues con las tecnologías como forma de ocio deberíamos ser igual de conscientes y razonables que para eso nosotros somos los adultos responsables.

Las medidas de control son imprescindibles aunque tenemos que tener en cuenta que bajo el epígrafe de “tecnologías” englobamos demasiadas cosas que poco o nada tienen que ver entre sí. Desde los juegos online a través de la consola a las redes sociales como el whatsapp o Instagram, sí les entretienen pero no, no es lo mismo unas y otras.

No se trata de demonizar el uso de la tecnología como producto de ocio por parte de nuestros hijos, de hecho están también medidos los beneficios que produce su uso en los menores, como el desarrollo de la capacidad deductiva y de procesos cognitivos en los que se incrementa la rapidez en el razonamiento así como la motivación por el aprendizaje. Lo que tenemos que hacer es distinguir cuando ese uso pasa a convertirse en abuso y tomar medidas al respecto.

Tomar medidas

Ninos Tic

El diálogo y el razonamiento es fundamental pero en cualquier caso, la decisión tiene que ser nuestra.

  • Podemos hacer una tablilla con un registro del número de horas que nuestro hijo emplea cada día en el ocio tecnológico y tratar de analizar con él sus beneficios, sus perjuicios y las posibilidades de introducir nuevas propuestas.
  • Podemos planificar juntos el tiempo de uso a la semana tanto de la tecnología como de actividades alternativas de ocio y deportivas
  • Es imprescindible que les expliquemos qué se puede y qué no se puede hacer con los dispositivos, no se trata de dejarles a su libre albedrío sino de que ellos nos cuenten lo que quieren hacer y que nosotros les ayudemos, les informemos, les enseñemos como hacemos en otros ámbitos de su vida.
  • Es muy positivo para todos que los dispositivos no estén en la habitación de nuestros hijos sino en una zona común de la casa, visibles a todos para evitar el aislamiento que podría padecer el menor.

No, nadie dijo que esto de la educación fuera fácil pero tampoco es imposible…

Vía | lainformacion.com
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Cinco ideas para entretener a los niños sin usar la tecnología | La nueva crianza distraída o cuando miramos el móvil más que a nuestros hijos ¿a tí también te pasa?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio