Compartir
Publicidad

Muñecas con Síndrome de Down, ¿las comprarías?

Muñecas con Síndrome de Down, ¿las comprarías?
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una niña con Síndrome de Down que vive en Pennsylvania quería tener una muñeca que se pareciera a ella, por eso a su madre se le ha ocurrido crear las Dolls for Downs, unas muñecas con Síndrome de Down que acaban de salir a la venta en mayo en los Estados Unidos.

Los juguetes son herramientas de lo más efectivas para fomentar la integración y el respeto a la diversidad, por lo que creo que es una gran idea, por eso también creo que uno de los errores de plano es pensar que sólo es un juguete destinado a los niños que padecen este síndrome. Por eso, pregunto: ¿las comprarías?.

Muchos pensarán "Ay, qué monas" pero a la hora de comprarla en la juguetería, entre una muñeca de cualquier otra marca comercial y una muñeca Down, ¿cuál eliges? ¿Dudas, prefieres la muñeca de toda la vida? ¿Le dejas elegir a tu peque?.

Las muñecas tienen rasgos característicos de los niños que padecen este síndrome: manos y pies gorditos, dedos cortos, ojos almendrados, nariz aplanada, cabeza pequeña y de forma plana en la parte posterior, e incluso algunas tienen una cicatriz en el pecho de cirujía a corazón abierto. También incorporan accesorios con velcro, botones o broches pensados para ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades motoras.

En España también las tenemos. Años atrás, la marca Destoys creó y lanzó a la venta Baby Down, una muñeca con rasgos de Síndrome de Down, la cual según los fabricantes ha tenido muy buena acogida. Sinceramente, nunca la he visto en una juguetería, ¿vosotros?, pero sí se puede comprar online, lo cual implica que la acción de comprarla es premeditada e intencionada. Hay que ir a buscarla, no se encuentra fácilmente, y eso no ayuda demasiado a la normalización.

Baby-Down

¿Por qué llamarlas muñecas "Down"?

Otro de los puntos que chirría es que se la etiquete con el nombre de la discapacidad que padecen estas personas. Si queremos normalizar, ¿por qué etiquetamos? ¿O acaso vemos muñecas que se llamen "Baby Autista" o "Baby TDAH"? (no demos ideas)

Entiendo que hay detrás un estrategia de marketing que apela a la característica "Down" para llamar la atención y motivar interés (yo misma lo he hecho para titular el post), pero bien podría llamarse "Baby María" a secas. Tal como les enseñamos a nuestros hijos que a Marcos no lo llamamos "el niño Down", sino "Marcos". Mi hija menor (3 años) tiene un compañerito con este síndrome en el cole y no lo ve como un niño "distinto", juega con él como un niño más, porque lo es.

Los muñecos no tienen por qué reflejar una imagen perfecta, sino la realidad de lo que vemos en la calle. Lo ideal sería que los niños eligieran esta muñeca porque le recuerde a un amiguito con síndrome de Down con el que juega en el cole, en el parque, o porque le parezca tan mona como las muñecas "perfectas".

Yo seguro que la compraría, más que nada por despistada, porque a decir verdad yo no le veo tanta diferencia física con las muñecas "normales". De hecho, más de una vez he visto muñecas con rasgos muy característicos y me he preguntado si hubiesen sido tal vez creadas con esa intención sin apelar a la fórmula comercial de "muñeca Down".

La cuestión es que a conciencia o por despiste, sin duda compraría muñecas con Síndrome de Down. Lo veo como una oportunidad ideal para educar a nuestros hijos en el respeto y la integración de las personas con cualquier tipo de discapacidad, enseñarles que todos tenemos (dis)capacidades diferentes. Conocer y normalizar es el primer paso. No etiquetar, el segundo.

Volviendo a la pregunta que hacía al comienzo. Si tuvieras que elegir un regalo para un niño, para tu sobrino, o para tu propio hijo (se entiende que también para niña, sobrina o hija, que esa es otra, que sean sólo muñecas para niñas, pero es tema para otro post). En fin, a la hora de comprar un regalo, ¿comprarías una muñeca con Síndrome de Down?.

Vía | ABC Más información | Sindromedown.net En Bebés y más | ¿Qué le pasa a este niño?, un libro sobre los niños con discapacidad, El síndrome de Down está desapareciendo en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio