Compartir
Publicidad

Juegos de mesa para menores de seis años

Juegos de mesa para menores de seis años
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como os contaba la semana pasada los juegos de mesa me parecen un recurso indispensable para el hogar y el aula. Y os prometí traeros algunos de mis juegos de mesa favoritos para los menores de seis años.

En mi trabajo recomiendo usarlos muchisimo, tanto como las películas, dibujos animados, juegos de ordenador y, en general, herramientas educativas que conectan con la emoción del niño y los temas que le apasionan. Y son ideales para las tardes de lluvia o si el niño está malito en casa.

A medida que los niños crecen los juegos de mesa van a convertirse en un verdadero tesoro con infinitas posibilidades. Hay juegos cooperativos, juegos de estrategia, juegos de gestión de recurso y juegos de agilidad mental y memoria.

Además, hay juegos inspirados en temas históricos, científicos y literarios que incitan al niño a querer investigar más y refuerzan sus conocimientos. En general cualquier juego de mesa va a servirnos como punto de partida para tirar del hilo y terminar aprendiendo sobre ciencia, agricultura, viajes, transportes, investigación, historia o mitos. Siempre buscando que sean adecuados al momento de desarrollo del niño y sus gustos.

Algunos de los que considero indispensables como el Dominion, Agricola, Age of Empires, Puerto Rico, van a necesitar unos añitos para poder disfrutarlos, pero existen en el mercado juegos estupendos pensados para los menores de seis años que van a introducirlos en este mundo fascinante y que ya les harán explorar sus capacidades de estrategia, memoria y empatía.

Vamos a ver hoy algunos juegos de mesa para menores de seis años que pueden convertirse en un básico en vuestras tardes con los niños y que en cualquier aula se pueden plantear como recursos para reforzar habilidades y conocimientos.

En mis recomendaciones suelo bajar un poco la edad que a veces marcan los fabricantes, contando con que los niños que jugarán a ellos deben estar realmente interesados y que los padres o maestros colaborarán con ellos para que puedan ir aprendiendo y divirtiéndose.

La mayoría de juegos que marcan a partir de seis años si el niño disfruta y atiende a las explicaciones los pueden empezar a jugar con cuatro.

Tenga la edad que tenga el niño premisa fundamental es que disfrute con el juego, aunque sea poco rato, y que le acompañemos sin presiones ni críticas, sino dejándonos arrastrar por la misma alegría que ponen los pequeños.

Catán Junior

Colonos de Catán es uno de los juegos más populares y, en su versión clásica, marca una recomendación a partir de diez años. El objetivo del juego es construir pueblos, ciudades y caminos sobre un tablero que es distinto cada vez. Es un juego en el que se fomentan habilidades de gestión de recursos, habilidades de negociación, comprensión del espacio, estrategia.

La versión Junior de Colonos de Catán, Kids of Catan, está simplificada y se puede jugar a partir de cuatro años. A pesar de su sencillez trabaja las mismas premisas que la versión clásica, enseñando a los más pequeños las bases de la gestión de recursos y toda una introducción a la vida agrícola. Les encanta.

Carcassonne Junior

Caracassonne es otro de los juegos con más fama en los últimos años. Está ambientado en una ciudad medieval y consiste en conseguir mejoras territoriales y control de zonas de interés y edificios. Se recomienda a partir de diez años en su versión normal y fomenta la visión espacial, la toma de decisiones y la planificación, introduciéndonos además, en el conocimiento de la Edad Media.

El Carcassonne Junior es una variación del juego normal y es ideal para los pequeños a partir de cuatro años. Los niños deben colocar losetas y tomar decisiones que favorezcan sus intereses y planificar estrategias. Incluso os digo que para adultos no resulta nada aburrido.

Memory

Existen muchas variantes del Memory, un juego que estimula rapidez de reflejos, la memoria, la agilidad visual, y el reconocimiento de pautas. El objetivo del juego es encontrar pares de imágenes al levantar y ocultar dos cartas por turno.

Este juego estimula y ayuda a desarrollar la memoria visual de los niños y podemos, incluso, diseñar nuestro propio Memory con fotos o dibujos de cosas que sean reconocibles para los más pequeños o para trabajar letras y números en un nivel de iniciación.

Viva Topo

Se puede jugar a partir de 4 años y es un típico un juego de recorrido, en el que un gato glotón persigue a todos los ratones que intentan llegar al País de las Maravillas de los Ratones. Es un juego de azar pero con un gran componente estratégico, lo que fomenta la toma de decisiónes, la planificación y la comprensión de las causas y consecuencias. Estupendo.

Otros juegos de inciación

Os animo a usar estos juegos de mesa para niños menores de seis años en vuestras casas o aulas. Y además, aunque otros sobre el papel aparezcan como recomendados a los seis años pueden ser introducidos en el mundo lúdico infantil un poco antes, siempre que estemos dispuestos a sentarnos con ellos y acompañar este descubrimiento que les proporcionará horas y horas de diversión y aprendizaje toda su vida.

En Bebés y más | Diez razones para usar juegos de mesa, Los juguetes y el desarrollo de la inteligencia, Diez ideas para fomentar tu creatividad como educador o padre, Los juguetes más estimulantes para cada edad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos