Compartir
Publicidad

¿Sabías que la tecnología de los pañales actuales proviene de la NASA?

¿Sabías que la tecnología de los pañales actuales proviene de la NASA?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nosotros éramos pequeños los pañales desechables ya existían, pero muchos de nuestros padres no los utilizaban porque el precio era elevado. Yo y mis hermanos, de hecho, usábamos una especie de compresa absorbente con un plástico que se anudaba a los lados.

Poco a poco los pañales desechables fueron bajando de precio y su uso se fue extendiendo y masificando, a la vez que su tecnología iba mejorando. La curiosidad del asunto, y lo que hoy vamos a comentar es: ¿sabías que esa mejora, que los componentes de los pañales actuales, provienen de la NASA?

Todo empezó en los años 80

En la década de los 80 la NASA empezó a investigar cómo controlar las lógicas necesidades de los astronautas en aquellos momentos en que no podían hacer uso de los sistemas destinados a ello, es decir, en el despegue, en el aterrizaje y en los momentos en que salen al espacio. La solución que encontraron fueron unos pañales tipo pantalón de ciclista que incluía un material llamado poliacrilato de sodio.

Este material es un polvo blanco que tiene la capacidad de absorber unas 300 veces su peso en agua. Al entrar en contacto con agua, o en el caso de los pañales, con orina, la absorbe generando una especia de gelatina. Como la capa que contiene el polvo está en medio de otras capas, la gelatina queda aislada de la piel del bebé y la humedad ahora es mucho menor que años atrás, cuando los pañales eran combinaciones de celulosa y algodón.

Si queréis ver en directo el funcionamiento de este polímero os recomiendo este vídeo de YouTube (u otros, ya que hay muchos ejemplos, basta con que hagáis una búsqueda con las palabras poliacrilato de sodio):

Pero la NASA no pensó en la contaminación

Los pañales son superabsorbentes. Los culitos de nuestros hijos están más secos que nunca, pero no es oro todo lo que reluce. Los pañales actuales, con los componentes que se utilizan ahora, tardan en degradarse siglos. Esto es un problema para nuestras generaciones futuras, que tendrán que lidiar con toneladas de material en los vertederos (dicen que el 4% de lo que ahí llega son pañales).

Posibles soluciones llevan años escuchándose, ya que hay empresas que están viendo en tal cantidad de pañales una posibilidad de futuro. Hablo de la posibilidad de descomponer los pañales en todas sus partes y hacer uso de ellas para diferentes finalidades.

Mientras llega ese momento, como alternativas, tenemos los pañales de tela o los pañales desechables biodegradables, que tardan 100 veces menos en degradarse que los otros, es decir, unos 4 o 5 años.

¿Qué secreto nos deparará la NASA?

No sabemos si la NASA estará investigando para mejorar todavía más su tecnología, pero seguro que si lo hace los pañales de bebé mejorarán también.

En los últimos años hemos pasado a ver pañales de bebé con componentes superabsorbentes mucho más delgados y menos molestos para los bebés. Algunos tan delgados que quedan demasiado "tiesos", propiciando fugas de pipí. Vamos, que en la búsqueda del confort están perdiendo eficacia, porque de nada sirve que sean cómodos si luego se mojan los pantalones.

En cualquier caso es curioso, muy curioso, que nuestros hijos estén haciendo uso de tecnología de la NASA, ¿no?

Vía | RTVE
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Confirman que los pañales de tela y los pañales desechables tienen el mismo impacto en el medio ambiente (aunque...), La historia del pañal, El gasto en pañales es de 600 euros menos con los de tela

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio