Compartir
Publicidad
El amor de hermanas, una bella amistad que inicia desde la infancia
Infancia

El amor de hermanas, una bella amistad que inicia desde la infancia

Publicidad
Publicidad

La relación que existe entre hermanos es una muy especial, pues se trata de un vínculo que comienza a crearse desde el nacimiento de un hermano menor y que perdurará por el resto de nuestras vidas.

Pero la relación entre hermanas, es aún más especial, ya que tener una hermana no es solo tener una compañera de aventuras, sino una amiga verdadera que te acompañará siempre.

Aunque seguramente la relación que existe entre hermanos hombres o entre hermanos de distinto genero también es una especial, hoy hablaré exclusivamente de la relación entre hermanas, pues es la que me ha tocado vivir a mí, al lado de mi hermana menor.

Cuando dos niñas comparten su vida desde temprana edad, comienza a crearse un vínculo muy fuerte que les acompañará durante el resto de su vida. Quizás es porque las mujeres somos más emocionales por naturaleza que los hombres, pero el amor que hay entre hermanas es uno lleno de ternura y muchos detalles emotivos.

Desde que son pequeñas, comienzan a compartir pequeños momentos y muestras de cariño una con otra. Al principio, es posible que las hermanas mayores sean las asistentes de mamá en el cuidado de su hermanita menor. Y con el paso del tiempo, conforme vayan creciendo, podrá comenzar a darse una relación no solo de hermanas, sino de amigas entre ambas.

Amigas y cómplices

Hermanas Sonriendo

Durante la infancia, tener una hermana es contar con una amiga las 24 horas del día, los siete días de la semana. Las tardes de juegos juntas no faltarán y las risas y grititos inundarán la casa y la llenarán de alegria.

Al tener una hermana, también se gana una amiga que te acompaña y con la cual se podrán compartir toda clase de emociones, desde las felices hasta las tristes. Ella será sin duda, la primera amiga que se tendrá y quizás, se volverá la mejor amiga por el resto de la vida.

Además de ser amigas, comenzará a desarrollarse una relación de complicidad, en la que juntas tramarán toda clase planes y travesuras. Esa rica y compleja relación de amigas y cómplices, las acompañará durante su desarrollo, pasando por la infancia, la adolescencia e incluso hasta la vida adulta.

Al final, siempre unidas

Hermanas Abrazandose

Desde luego, como en cualquier relación tendrán sus altas y bajas. Habrá días en los que se amen y otros en los que no tengan ganas de estar juntas. Probablemente haya momentos en los que no estén de acuerdo e incluso habrá peleas entre ellas.

Pero si algo he aprendido de la relación con mi hermana, es que no importa las discusiones o diferencias que podamos tener. Al final, nos mantenemos unidas y sabemos que podemos contar una con la otra.

Nuestro papel como padres

Nos corresponde a nosotros como papás el ayudar a crear y fomentar esta bella amistad desde antes del nacimiento de la hermana menor, preparando a la mayor para la llegada de esa nueva personita a la familia.

Hagámoslas partícipes de la vida de la otra y enseñémosles que el amor que existe entre ellas será uno que perdurará por mucho tiempo, incluso después de que nosotros dejemos de estar presentes.

Fotos | Pexels
En Bebés y más | Tener hermanas ayuda a fomentar una buena salud emocional durante la adolescencia, ¡Abrazos para todas! El precioso vídeo de unas cuatrillizas en un tierno intercambio de amor fraternal, El tierno vídeo de una niña pretendiendo "amamantar" a su hermana recién nacida para calmarla

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio