Publicidad

"Dejemos a los niños ser niños", la publicación viral de una madre acerca de no tener prisa porque nuestros hijos crezcan

"Dejemos a los niños ser niños", la publicación viral de una madre acerca de no tener prisa porque nuestros hijos crezcan
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si algo nos enseña el tener hijos, es que el tiempo vuela y en un abrir y cerrar de ojos, esos bebés se han convertido en unos niños, después en unos adolescentes y finalmente, en adultos. En ocasiones, especialmente durante algunas etapas difíciles, deseamos que nuestros hijos crezcan más rápido, en lugar de verlas como una parte más de su desarrollo y entender lo importante que son esas etapas.

Por ello, y en una era donde las redes sociales están al alcance de todos, los niños parecer crecer más rápido, por lo que una madre nos muestra el valor del juego y la imaginación durante la infancia, recordándonos que "dejemos que los niños sean niños".

Meredith Masony es madre de tres hijos y autora del blog "That's Inappropriate", en el que comparte sus vivencias de la maternidad de una forma relajada y con mucho sentido del humor. Pero una de sus reflexiones recientes, nos muestra uno de los lados más emotivos e importantes de ser padres: no acelerar el crecimiento de nuestros hijos.

A través de una publicación en su página de Facebook en la que se ve a su hija mientras juega, Meredith explica por qué a pesar de que su hija parezca mayor para sus juguetes, ella no tiene ninguna prisa porque crezca e invita a que permitamos que nuestros hijos disfruten más de su infancia:

Ella es Sophia. Sophia es mi hija de 10 años. Este es su nuevo supermercado de juguete. Algunos de ustedes van a comentar que esto es un juguete para un niño pequeño. Algunos de ustedes van a torcer los ojos y dirán que mi hija es demasiado mayor para esto.

A ustedes, les digo esto... Amo que mi hija se emocione por jugar a la cocinita, a la mesera, al mercado, y yo continuaré promoviéndolo el tiempo que pueda. NO quiero que ella crezca antes de tiempo. Vivimos en la época de las redes sociales y creo que los niños han olvidado lo que es jugar con su imaginación.

Nuestros hijos tienen problemas con el pensamiento crítico y la lógica porque no los ponemos en situaciones donde usen esa parte de sus cerebros. Mis hijos no tienen redes sociales actualmente. Quiero que usen esa bella imaginación que se les ha dado. Quiero que creen juegos y vivan en un mundo de fantasía.

Sophia está en primaria, y cuando la secundaria llegue, estoy segura que las cosas cambiarán. Por ahora, continuaré apoyando el juego imaginativo. Espero que ella decida entrar al grupo de teatro y pida estar en clases de interpretación.

Yo trabajo y vivo mi vida en las redes sociales. Estoy por cumplir 39 años. Soy una mujer adulta. Conozco el poder y las trampas de las redes sociales. Conozco el amor y el odio que estas plataformas pueden brindar. No permitas que nadie te presione para que tus hijos crezcan más rápido. Dejemos que los niños sean niños. Dejemos que construyan fuertes y corran por todos lados... y enseñémosles a limpiar su desastre. En mi honesta opinión.

La publicación de Meredith rápidamente se volvió viral y muchos padres compartieron en comentarios que pensaban lo mismo acerca de sus hijos cuyas edades iban desde los 7 hasta los 13 años. La conclusión de todos era la misma: no hay por qué apresurarles a dejar la infancia.

En ocasiones es común que algunas personas hagan comentarios como "ya es demasiado grande para jugar con muñecas" o "esos juegos son para bebés", en referencia a algunos niños que ya no son pequeños, pero cuyo deseo es seguir jugando y utilizando su imaginación.

No tiene absolutamente nada de malo que niños mayores y preadolescentes continúen divirtiéndose con juguetes que les permitan hacer volar su imaginación, como las muñecas, la cocinita o cualquier otro juego tradicional como esos. Fomentar la imaginación y creatividad de los niños es algo que siempre deberíamos hacer, y esto se logra muchas veces a través del juego.

De algún modo, se ha vuelto "normal" que los niños tengan smartphones desde los 10 u 11 años, cuando no tienen la madurez suficiente para utilizarlos, o que tengan cuentas en redes sociales, cuando ni siquiera tienen la edad mínima requerida. Y como sabemos, hay mucho contenido útil, pero también hay muchas cosas peligrosas para ellos, como el ciberacoso, los mensajes de odio o los retos virales.

Además, lo que menciona Meredith también es muy cierto: el uso de las redes sociales es una de las cosas que acaba con la imaginación de los niños, al mantenerlos ocupados constantemente o distraídos frente a una pantalla. Al no permitir que se aburran o no dejarles buscar la forma de divertirse por ellos mismos, su creatividad e imaginación va disminuyendo.

Mi hija de cinco años me preguntó hace unas semanas si podía tener un móvil o tablet, porque ha visto que otros niños lo tienen. Pero tal y como lo compartí aquí mismo en Bebés y más hace algunos años, no está en mis planes comprarle una tablet ni cualquier otro dispositivo electrónico, simplemente porque no los necesita y son más las desventajas que los beneficios.

Y es que los niños no necesitan dispositivos ni redes sociales para disfrutar su infancia. Esto no significa que esté en contra de usarlas, pues considero que también pueden sernos útiles en algún momento, especialmente ahora que existen tantas aplicaciones educativas, pero en realidad, lo que más beneficia el desarrollo físico y cognitivo de los niños es el juego libre.

En conclusión, estoy de acuerdo con Meredith: no hay ninguna razón para adelantar a los niños a cosas que aún no les corresponden, y no tiene nada de malo que deseen seguir jugando y utilizando su imaginación. Además de encantarme el mensaje de esta madre, no puedo evitar sonreír al ver la expresión en el rostro de su hija: la auténtica sonrisa de una niña que disfruta su infancia.

Foto | Meredith Masony - That's Inappropiate (reproducida con autorización)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir