Compartir
Publicidad
Publicidad

A la Academia Americana de Pediatría tampoco le gusta la política de Trump que desprotege a los niños inmigrantes

A la Academia Americana de Pediatría tampoco le gusta la política de Trump que desprotege a los niños inmigrantes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo el mundo habla de este señor al que parece que le molestan los bebés, ya que ha tomado las riendas del país más poderoso del mundo y cada día nos sorprende con una nueva barbaridad. Una de sus actuaciones más polémicas y que de hecho ha acabado en manos de la justicia es la del endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos.

La Academia Americana de Pediatría, que representa a 66.000 pediatras de Estados Unidos, tampoco se ha podido callar y ha realizado una dura declaración sobre la protección de los niños inmigrantes en la que acusa al presidente Trump de acrecentar la ansiedad y el miedo de los niños inmigrantes con su polémico decreto.

De hecho, el comunicado de la Academia fue publicado el mismo día en el que el presidente firmaba las órdenes ejecutivas con sus primeras medidas sobre inmigración, seguridad fronteriza y refugiados.

Por un lado, se anunció el cierre de las fronteras a los refugiados de todo el mundo, entre ellos los de Siria. Muchos pequeños en el mundo viven historias que no están hechas para niños y nos dejan fotos que conmocionan al mundo, como la del pequeño Aylam y muchos otros, fotos que no debemos olvidar porque se siguen produciendo cada día. Y, en un mundo sin solidaridad, miles de familias están perdidas.

Pero es que la preocupación en Estados Unidos también aparece entre las personas que sí poseen un estatus legal en el país o que incluso ya poseen una tarjeta de residencia, pero que quedan en un limbo si se aplica la orden ejecutiva de Trump (suspendida de momento) que ponía en el punto de mira a ciudadanos provenientes de siete países de mayoría musulmana.

Por otro lado, los inmigrantes en Estados Unidos, a raíz de la orden de Trump, sufren la incertidumbre por no saber qué va a suceder con ellos en el futuro inmediato. Además, en los últimos días se han producido redadas contra personas indocumentadas para iniciar su deportación, aunque se ha procesado no solo a personas con antecedentes.

Trump contra los niños inmigrantes

Los niños inmigrantes son sus pacientes, las familias parte de su comunidad

El sector científico en general y el sanitario también está preocupado por otras posibles medidas de Trump que supongan restricciones en determinados ámbitos de investigación, como el de las células madre. Pero esta es la primera vez que una gran asociación médica se posiciona públicamente en contra del nuevo gobierno, a pesar de no ser partidista, simplemente por ser "proniños".

Y es que, como afirman al principio de su comunicado, la misión de la Academia Americana de Pediatría es proteger la salud y el bienestar de todos los niños, independientemente de dónde nacieron sus madres o sus padres. Por ello no están de acuerdo con la política de no acoger refugiados o presionar a los inmigrantes, reiterando su apoyo a los niños inmigrantes y a sus familias. En definitiva, la política migratoria de Trump pone en riesgo a los niños, lo cual choca contra los principios básicos de los pediatras:

Las familias de inmigrantes son nuestros vecinos, forman parte de cada comunidad y son nuestros pacientes. Las Órdenes Ejecutivas firmadas hoy son perjudiciales para los niños y familias inmigrantes en todo el país. Muchos de los niños que se verán más afectados son víctimas de una indescriptible violencia y han estado expuestos a traumatismos. Los niños no emigran, huyen, vienen a los Estados Unidos buscando refugio seguro en nuestro país y necesitan nuestra compasión y asistencia. La amplia expansión de la detención familiar solo agrava su sufrimiento.

Demasiados niños en este país ya viven en el temor constante de que sus padres sean detenidos o deportados, y el mensaje que estos niños recibieron hoy de los más altos niveles de nuestro gobierno federal exacerba ese miedo y ansiedad. Ningún niño debería vivir nunca atemorizado. Cuando los niños están asustados, esto puede afectar a su salud y su desarrollo. En realidad, el miedo y el estrés, en particular la exposición prolongada al estrés grave (conocido como estrés tóxico) puede dañar el cerebro en desarrollo y tiene un impacto negativo a corto y largo plazo la salud.

La Academia Americana de Pediatría no es partidista y favorece a los niños y les pedimos al Presidente Trump y su Administración que garanticen que los niños y las familias que huyen de la violencia y la adversidad pueden seguir buscando refugio en nuestro país. Los niños inmigrantes y sus familias son parte de nuestras comunidades y nuestra nación, y merecen ser cuidados, tratados con compasión y admirados. Sobre todo, merecen estar sanos y seguros. Los pediatras están con las familias de inmigrantes, queremos y continuaremos abogando por que sus necesidades sean satisfechas y priorizadas.

En fin, esperemos que las órdenes ejecutivas inmigratorias de Trump, que ya han sido paralizadas, no salgan adelante y de paso que también otros países sean más generosos y no olvidemos a los más necesitados y a los más vulnerables en situación de desamparo, los niños. Ni los políticos, ni los pediatras ni, realmente, ningún sector de la sociedad, deberíamos silenciar ni obviar la tragedia de estos niños.

Foto | iStock
Sitio Oficial | AAP
En Magnet | 26 cosas que Trump ha prometido hacer y, nos tememos, hará
En Bebés y más | Los bebés que molestaban a los políticos (bueno, a Donald Trump), Una foto que nos conmueve: la inocencia y la grandeza de la infancia en la crisis de los refugiados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos