Compartir
Publicidad

Collares de ámbar para la dentición del bebé: no son seguros

Collares de ámbar para la dentición del bebé: no son seguros
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: El collar de ámbar ha sido retirado por Consumo ya que no se permite la venta de collares para niños menores de 36 meses por riesgo de accidentes.

Los collares de ámbar para la dentición de los bebés se han convertido en un remedio alternativo para aliviar las molestias provocadas por la dentición. ¿Funciona este remedio, son eficaces, y sobre todo, son seguros los collares de ámbar? La respuesta es no.

Collar de ambar para los dientes ¿funcionan?

No hay evidencias científicas de que los collares de ámbar sean un remedio natural eficaz para aliviar los dolores de dentición del bebé.

Parece que el ámbar es conocido desde hace siglos por sus propiedades calmantes y poderes curativos. De hecho, contiene ácido succínico utilizado todavía en la actualidad en medicina para curar diferentes dolores. Se cree que el calor del cuerpo del bebé provoca que el collar suelte una sustancia calmante que es absorbida por la piel.

No se trata de que el bebé mastique el collar, sólo que lo lleve alrededor del cuello. Cuesta creer que colocarse un collar sirva para aliviar el dolor provocado por la dentición, además de otras dolencias, y de atraer la buena suerte, según cuentan.

Por qué son peligrosos

Los fabricantes aseguran que el collar de perlas de ámbar es un producto adaptado para bebés, del tamaño adecuado para ellos que debe estar en contacto con la piel y no sobre la ropa. En caso de que tu bebé lo use, debe estar siempre vigilado cuando esté usando el collar o la pulsera de ámbar.

Tiene un nudo entre cada una de las piedritas para evitar accidentes en caso de que se rompa, pero el sólo hecho de llevar un collar alrededor del cuello es peligroso en bebés pequeños, tanto por el riesgo de estrangulamiento como de asfixia.

Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría (AAP) no recomienda que los bebés usen ningún tipo de joyas, collares ni colgantes debido al riesgo de asfixia que suponen. La asfixia es la causa principal de muerte en los niños menores de un año y entre las cinco causas principales de muerte en los niños de entre uno y cuatro años.

En Bebés y más | Un helado de leche materna: el truco de una madre para calmar la dentición de su bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos