Compartir
Publicidad

¿Poner paracetamol en las encías del bebé para aliviar el dolor por la salida de los dientes?

¿Poner paracetamol en las encías del bebé para aliviar el dolor por la salida de los dientes?
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Duelen los dientes cuando salen? Hay profesionales que aseguran que no y otros que aseguran que sí. Yo en este caso hablo como padre, y en muchos casos me he encontrado dientes que ya están fuera sin que el niño haya dicho nada, pero también me he encontrado con encías inflamadas, dientes asomando y niños llorando de la molestia.

Cuando les duele, cuando están irritables y quejicosos, queremos ayudarles de alguna manera para que sufran menos, duerman mejor, descansen más y, de paso, durmamos todos por la noche. Remedios hay muchos. Algunos funcionan y otros no hacen nada, así que hoy hablamos un poco del tema tratando uno de los remedios que más he oído: poner paracetamol, también conocido como acetaminofén, directamente en las encías para aliviar el dolor, para aliviarles el dolor.

Un remedio que pasa de boca a boca

La primera vez que escuché hablar de este remedio fue hace unos 4 años, de boca de una enfermera que había ido a unas jornadas y el odontólogo (o quizás era pediatra, ahora no recuerdo) que habló del tema dientes y del dolor de la erupción de los mismos, lo aconsejó como método. Desde entonces he oído a varias madres hablar de ello, incluso preguntarme, y yo siempre les digo lo que sé: eso no hace nada, y si lo hace es por efecto placebo (los padres creen que le está haciendo algo).

Cómo funciona el paracetamol

El mecanismo de acción del paracetamol en el cuerpo ha sido durante mucho tiempo una gran incógnita. Se sabía lo que hacía, el efecto analgésico y antitérmico que produce, las dosis adecuadas y que en caso de darse durante un tiempo prolongado o con dosis más altas de lo recomendable es tóxico para el hígado.

Ahora empieza a conocerse un poco cómo funciona y al parecer el efecto no está muy ligado al medicamento en sí, sino en el efecto que provoca en el cuerpo. El paracetamol o acetaminofén, al entrar en el cuerpo, es descompuesto por unas enzimas. A partir de ese momento empiezan a desencadenarse algunos procesos que acaban por inhibir la transmisión nerviosa del dolor y, en consecuencia, disminuye. Pero esto solo sucede si te lo tomas por la boca y el cuerpo lo descompone. Si se lo pones a un niño en la boca no haces nada, porque no es un anestésico.

¿Por qué recomendarlo directamente en la encía?

No sé muy bien a quién se le ocurriría el invento, pero logró que corriera como método y mucha gente lo usara. Imagino que se hizo una extrapolación del efecto del Diclofenaco (Voltaren) y del Ibuprofeno, que ambos pueden administrarse de manera tópica, en la piel, gracias a cremas que tienen estos fármacos (hay cremas o pomadas con diclofenaco y con ibuprofeno). Pero cremas de paracetamol no hay, y aplicar el jarabe de paracetamol en la piel no hace nada. Vamos, que yo no me lo pondría si me duele el hombro.

¿Qué hacer entonces?

475079695

Lo ideal entonces es utilizar otros métodos que sí sirvan de algo, como dar al bebé mordedores fresquitos para que le calmen y, si creemos que siente dolor, darle paracetamol o ibuprofeno (este último si es mayor de 6 meses), pero por la boca, como quien se toma una pastilla porque le duelen las muelas.

Quizás os preguntéis si funcionan las cremas para las encías del bebé. Pues depende. Las hay con benzocaína, que es un anestésico que duerme las encías, que sí funciona. El problema es que el efecto dura solo unos 30 minutos, y en consecuencia no son maravillosas. Además, se han descrito efectos secundarios importantes en algunos bebés.

Otras cremas llevan algún antiinflamatorio y podrían ir bien, aunque hay quien dice que ayudan a endurecer las encías y entonces tampoco tendrían mucho sentido. Existen también los geles para limpiar las encías. Se venden para eso, para eliminar la placa bacteriana en las encías del bebé, antes de que salgan los dientes, o cuando solo tienen algún diente, y según dicen algunos estudios, el mero hecho de eliminar la placa hace que disminuya el dolor de las encías.

Otros métodos podéis conocerlos aquí, en una entrada donde hablamos de eso, aunque más allá de lo que he comentado no hay evidencia (los collares de ámbar son una estafa, como lo es la homeopatía para la dentición), así que yo lo que haría es un masaje en las encías con algún gel que sirva para limpiarlas, mordedores fríos y, si sigue doliendo, darle paracetamol o ibuprofeno. Esta última solución, claro, de manera puntual y temporal, que hay quien cree que todos los llantos del bebé responden a los dientes y los niños van todo el día con el jarabe en el cuerpo.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Le duele cuando le salen los dientes?, Riesgos de algunos medicamentos para el dolor de la dentición, Mitos y realidades sobre la aparición de los primeros dientes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio