Compartir
Publicidad
Publicidad

Una madre de cinco niños decide posponer el tratamiento contra el cáncer para salvar la vida del bebé que espera

Una madre de cinco niños decide posponer el tratamiento contra el cáncer para salvar la vida del bebé que espera
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando conocemos historias como la de familia Vaillancourt, no podemos más que pensar en lo injusta que es a veces la vida, y cómo de un día para otro da un giro completamente inesperado. Kim y Phil Vaillancourt vivían uno de sus momentos más plenos. Son padres de dos niños biológicos y acababan de adoptar a tres niñas cuando se llevaron la sorpresa de que un nuevo bebé venía en camino.

Todo era felicidad en estado puro hasta que la pasadas Navidades un fuerte dolor de cabeza y náuseas hicieron que Kim acudiera a urgencias por temor a que algo fuese mal en su embarazo. El embarazo iba bien, pero recibió una devastadora noticia: le diagnosticaron un cáncer cerebral e inmediatamente tuvo que someterse a una cirugía para extirpar dos tumores que de no quitarlos la habrían matado. Aunque debería someterse a un tratamiento de radicación y quimioterapia, debido a lo riesgoso que podría ser para su embarazo, decidió posponer el tratamiento contra el cáncer para salvar la vida del bebé que espera.

familia-vaillancourt

Kim fue diagnosticada con un glioblastoma en estadío cuatro, el tumor cerebral más común, más maligno y de rápido crecimiento. Según los médicos, este tipo de cáncer tienen una supervivencia media de 14 meses, pero los Vaillancourt no pierden la esperanza. Mientras tanto, ella se somete a controles cada dos semanas para comprobar si aparece cualquier tipo de actividad anormal.

"Él me salvó a mí, ahora yo debo salvarlo a él" fueron las palabras de la madre, refiriéndose a que si no hubiese sido porque estaba preocupada por su embarazo, no hubiese ido a urgencias y jamás le hubiesen detectado los tumores. Aunque los médicos suelen recomendar el aborto ante un diagnóstico de cáncer, la familia decidió seguir adelante con el embarazo y comenzar el tratamiento tras el nacimiento de Wyatt, el nombre que han elegido para el bebé.

familia-vaillancourt

Toda la familia está concienciada sobre la nueva situación y lo llevan con la mayor entereza posible, haciendo planes para cuando mamá no esté en casa y tengan que lidiar entre todos con el cuidado del recién nacido. No será fácil, pero cuentan con el apoyo de familiares y amigos cercanos, además de haber puesto en marcha una campaña de donaciones para costear los gastos. Ojalá todo vaya bien para esta familia y pronto puedan volver a lucir tan radiantes como se los ve en las fotos junto con el nuevo miembro de la familia.

Vía | CBS News y Daily Mail
En Bebés y más | La dura historia de una embarazada que renunció al tratamiento para el cáncer y murió semanas después de dar a luz, Una gran noticia: los tratamientos contra el cáncer podrían ser compatibles con el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos