Compartir
Publicidad
Publicidad

Tomar probióticos durante el embarazo ayudaría a evitar la obesidad postparto

Tomar probióticos durante el embarazo ayudaría a evitar la obesidad postparto
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las mujeres embarazadas son menos propensas a desarrollar obesidad después de dar a luz si durante el embarazo toman probióticos, según revela un nuevo estudio.

La obesidad está definida como un índice de masa corporal superior a 30 puntos o una circunferencia de cintura de más de 80 centímetros.

El estudio en cuestión fue realizado con 256 mujeres embarazadas que se dividieron en tres grupos. En uno de los grupos las embarazadas recibieron cápsulas probióticas y asesoramiento dietético, en otro sólo asesoramiento y ningún consejo ni pastillas en el tercer grupo.

Un año después del parto el 25% de las mujeres que habían recibido probióticos tenía obesidad, comparado con el 43% de las mujeres que sólo habían recibido asesoramiento alimenticio y con el 40% de las que no habían tomado ningún tratamiento ni recibido consejo alguno. Las cápsulas con probióticos, que contenían Lactobacillus y Bifidobacterium, fueron tomadas desde el embarazo hasta los seis meses después del parto, cuando las mujeres dejaban de amamantar de manera exclusiva.

El consumo de probióticos "junto con una dieta equilibrada ofrecería un método razonablemente económico, práctico, seguro y potencialmente exitoso para ser usado con otros factores de estilo de vida en el control de la obesidad", indicó el equipo autor del estudio, que también afirmó que se requieren más estudios para verificar los resultados obtenidos.

Personalmente desconozco si los probióticos durante el embarazo puedan ocasionar algún problema secundario a la mamá o al bebé, pero teniendo en cuenta que la ESPGHAN sugiere que las fórmulas de leche con probióticos para bebés prematuros podrían no estar indicadas hasta que se hagan más estudios, este tipo de tratamientos podrían afectar de manera quizás más directa al bebé que está en gestación.

Se trata únicamente de una hipótesis personal, pero coincido en que son necesarios más estudios sobre este tema para evitar riesgos.

Por otro lado la obesidad puede solucionarse con medidas menos farmacológicas. Una dieta adecuada, la lactancia materna y un poco de ejercicio ayudan a que la mamá vaya recuperando el peso de antes de parir.

Si entonces ya era obesa, las mismas medidas pueden ayudar a bajar el peso sin necesidad de recurrir a tratamientos durante el embarazo, que no olvidemos que es una etapa crítica en el desarrollo del bebé.

Vía | Medline Foto | Flickr (Emery Co Photo) En Bebés y más | Relacionan la obesidad de la madre con defectos congénitos en el bebé, Lactancia y obesidad, La cirugía de la obesidad antes del embarazo evita el riesgo de padecerla al futuro bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos