Compartir
Publicidad
Publicidad

Relacionan la obesidad de la madre con defectos congénitos en el bebé

Relacionan la obesidad de la madre con defectos congénitos en el bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado muchas veces de la importancia de que la madre tenga un peso adecuado antes de quedarse embarazada para evitar problemas durante la gestación.

Pero no solamente por su propia salud, sino por la del bebé que se está formando en su vientre, ya que según se ha sabido gracias a un importante estudio realizado sobre el tema, las mujeres obesas tienen más probabilidades de que sus hijos tengan algunas malformaciones congénitas como espina bífida, ciertas hernias o defectos en las extremidades.

Aunque las investigaciones ya señalaban a la obesidad como posible responsable de complicaciones en el embarazo y de ciertas deformidades en el bebé, el estudio, que ha analizado 14.300 nacimientos y ha sido publicado en la revista especializada Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, ha confirmado que las mujeres obesas tienen el doble de probabilidades de tener un niño con espina bífida, un defecto del tubo neural que se registra en uno de cada 1.000 nacimientos.

Si bien no se sabe cuáles son las causas que los provocan, también se observó que la obesidad de la madre está relacionada con otros seis defectos: defectos cardiacos, atresia anorrectal (la abertura del ano está obstruida), hipospadias (malformación de la uretra), defectos en las extremidades (acortamiento o falta de dedos, piernas o brazos), hernia diafragmática (los órganos abdominales 'migran' a la cavidad torácica) y onfalocele (otro tipo de hernia).

Sin embargo, los investigadores no quieren ser alarmistas y señalan que los resultados deben ser interpretados con precaución a la espera de nuevos estudios que los corroboren.

Por aumentar las posibilidades de padecer estos defectos congénitos y por otros motivos, el embarazo en mujeres que padecen obesidad es considerado un embarazo de riesgo, además de por las complicaciones que pueden ocurrir en el parto, sin nombrar la predisposición añadida de que su hijo también sufra obesidad en el futuro.

Los motivos son realmente graves. Por ello, es fundamental la prevención, es decir, atajar la obesidad antes de la concepción para tener un embarazo saludable.

Vía | El Mundo Salud En Bebés y más | La cirugía de la obesidad antes del embarazo evita el riesgo de padecerla al futuro bebé En Bebés y más | Atajar la obesidad desde la concepción En Bebés y más | ¿Se puede adelgazar durante el embarazo cuando la futura mamá sufre de obesidad? En Bebés y más | El 46% de las mujeres que acuden al endocrino antes de quedar embarazada, padecen sobrepeso u obesidad En Bebés y más | El peso corporal y la actividad física de la futura mamá, condicionan al recién nacido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos