Publicidad

Tener un hijo antes de los 20 años aumenta la probabilidad de que presente TDAH

Tener un hijo antes de los 20 años aumenta la probabilidad de que presente TDAH
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sabemos que existen diversos factores influyen en el desarrollo del bebé durante el embarazo y también, en su desarrollo durante los primeros años de vida. Uno de ellos, es la edad de la madre, que como hemos dicho en ocasiones anteriores, es algo importante que se debe tomar en cuenta, pues hay ciertos rangos de edad que aumentan la aparición de riesgos y complicaciones durante el embarazo.

Por ejemplo, en el caso de las madres muy jóvenes, aumentan ciertos riesgos para mamá y bebé. Ahora, de acuerdo con un nuevo estudio, se ha descubierto otro riesgo de ser madre antes de los 20 años, ya que aumenta la probabilidad de que el niño padezca trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Publicado en la revista Scientific Reports, el objetivo de esta nueva investigación era explorar la relación genética entre los rasgos reproductivos femeninos y seis trastornos psiquiátricos. Durante el análisis de esta relación, se encontró que el riesgo genético de que un niño padeciera TDAH estaba relacionado con la edad de la madre.

Para llegar a estos resultados, revisaron los datos de 220.685 mujeres y analizaron la correlación genética que existía entre cinco rasgos reproductivos femeninos (edad del primer parto, edad de la primera relación sexual, edad de la primera menstruación, edad de la menopausia y número de partos) y seis trastornos psiquiátricos comunes (TDAH, autismo, desórdenes alimenticios, depresión, trastorno bipolar y esquizofrenia).

Al concluir el estudio, los investigadores encontraron que el riesgo de que un niño padeciera TDAH estaba fuertemente asociado a una edad maternal temprana durante el primer embarazo, especialmente si éste ocurría antes de los 20 años, aunque aclaran que esta es una asociación y no una causa-efecto. Es decir, es algo que se debe tomar en cuenta como una medida preventiva para reducir la posibilidad de que esto suceda y de este modo planificar mejor los embarazos.

De acuerdo con los autores de esta investigación, los resultados pueden ayudar a mejorar la salud reproductiva de las mujeres y a que sus hijos tengan mejor calidad de vida. Por ejemplo, al encontrar que una edad temprana aumenta esta posibilidad, ellas pueden estar más atentas a los posibles síntomas y darle a sus hijos atención temprana, algo que como hemos mencionado en ocasiones anteriores, ayuda a que los niños tengan mejores avances en su tratamiento.

Los riesgos de ser madre en edades extremas

Embarazada Consulta

Esta no es la primera vez que un estudio aborda la edad de la madre y encuentra que es un factor que influye grandemente en la salud de los bebés y niños. De hecho, en relación a los embarazos antes de los 20 años, la OMS ya había advertido que éstos tenían mayores probabilidades de presentar ciertas complicaciones durante el embarazo y parto.

Por otro lado, tampoco es bueno esperar demasiado para tener hijos, pues después de los 35 años aumentan los riesgos tanto para la madre como para el bebé en el embarazo y al momento de nacer.

Aunque cada mujer es libre de elegir cuándo y cuántos hijos tener de acuerdo a sus condiciones, en términos biológicos la mejor edad para ser madre es a los 25 años, por lo que es importante hacer lo posible por planificar los embarazos alrededor de esa edad, pero en caso de no poder hacerlo, también es importante ser conscientes de los riesgos que representa ser madre muy joven o en edades avanzadas y tomar las precauciones o medidas necesarias.

Fotos | iStock
Vía | Infobae

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir