Sueños raros en el embarazo, ¿qué significan?

Sueños raros en el embarazo, ¿qué significan?
Sin comentarios

A las molestias propias del embarazo que nos impiden dormir placenteramente se suman unos sueños muy extraños que parecen reales,  y en ocasiones muy angustiantes.

Pareciera que durante el embarazo soñaramos más, pero no es así. Soñamos igual, lo que sucede es que los recordamos más porque tenemos más despertares durante la noche.

Si eres madre primeriza puede que tengas sueños aún más exacerbados. Es normal sentir preocupación ante el gran cambio de vida que supone el nacimiento de un hijo.

Las preocupaciones sobre el cuidado del bebé, sentir emociones que nunca antes habías sentido, las fantasías sobre el parto que se acerca, además de las inquietudes y situaciones vividas durante el día, hacen que de noche tengamos sueños tan vívidos que parecen reales.


Sueños vívidos y angustiosos

En ocasiones, los sueños son tan intensos que parecen alucinaciones y hacen que nos levantemos alteradas. Puede que soñemos características raras en nuestros hijos, como que nazcan con cara de adulto, con una nariz descomunal, con tres dedos en cada mano, o que se parezca a un "monstruito". Esto es debido a la ansiedad y la preocupación natural que tenemos sobre cómo será nuestro bebé y si saldrá todo bien.

Es esperable, y hasta saludable, que nuestra cabeza esté centrada en los asuntos que rodean al embarazo y al bebé, y que ello ocupe gran parte de nuestros pensamientos.

También puede que soñemos con escenas angustiosas, como que el bebé llora y no lo oímos, tiene hambre pero no podemos alimentarlo, se cae de la cuna, se golpea, o un sueño recurrente entre embarazadas conocido como “bebé en la cama” (BIB, por sus siglas en inglés), en el que la madre no encuentra a su bebé que llora perdido entre las sábanas.

Es bueno contar los sueños y compartirlos con tu pareja para que sean sólo eso, fantasías, y no se conviertan en traumas.

Si los sueños raros pasan a ser pesadillas recurrentes que provocan verdadera angustia en la madre es conveniente que lo hables con tu médico o con un psicólogo.

Por lo demás, intenta ocupar tu cabeza con intenciones positivas relacionadas con el parto y el bebé, imaginarte el momento en que esté en tus brazos, visualizar su carita… Eso te ayudará a alejar las preocupaciones y atraer los buenos pensamientos.

En Bebés y más | ¿Soñamos más durante el embarazo?

Temas
Inicio