Compartir
Publicidad
No quiero saber el sexo de mi bebé antes de que nazca: padres que controlan la ansiedad y prefieren la sorpresa
Embarazo

No quiero saber el sexo de mi bebé antes de que nazca: padres que controlan la ansiedad y prefieren la sorpresa

Publicidad
Publicidad

Con el uso de las redes sociales, actualmente está muy de moda el compartir con familia, amigos e incluso desconocidos, todo lo relacionado con la llegada de un bebé: desde el anuncio de embarazo, la revelación del sexo del bebé y sus primeras fotos.

Ahora que están muy de moda y por todos lados las fiestas, fotografías y vídeos para anunciar el sexo del bebé, resaltan las familias que deciden esperar hasta el parto para saber si esperan niño o niña.

Hablamos con algunas de ellas que no quisieron saber el sexo del bebé antes de su nacimiento y nos comparten el motivo de su decisión, así como algunos consejos para quienes deciden controlar la ansiedad de saberlo y prefieren la sorpresa.

¿Niño o niña?

Cuando nos enteramos que estamos esperando un bebé, después de la emoción del momento, un millón de dudas y preguntas inundan nuestra mente: ¿cuándo podremos verle en la ecografía? ¿esperamos para dar la noticia? ¿qué necesitaremos durante el embarazo?, y definitivamente, una de las preguntas que probablemente todos nos hacemos en algún momento es: ¿será niña o será niño?

En tiempos antiguos esto era imposible de saber, pero actualmente y gracias a los avances en tecnología, desde la semana 20 de embarazo podemos saber si esperamos un niño o una niña, y así ir preparando todo lo que necesitaremos, de acuerdo al sexo que sea nuestro bebé.

De ahí que hoy en día estén muy de moda las fiestas de revelación del sexo del bebé, así como las tendencias en decoración de la habitación que será para él o ella, que podremos ir eligiendo con anticipación y dándole el toque que deseemos según lo que estemos esperando.

Pero a pesar de que conocer el sexo del bebé desde el embarazo hoy sea lo más normal o común, aún hay familias que deciden esperar. Hablamos con siete mamás, que nos cuentan cómo ellas y sus parejas eligieron esperar la sorpresa y no conocer el sexo de su bebé antes del parto.

La decisión de no conocer el sexo del bebé durante el embarazo

Tomar la decisión de saber si se espera una niña o un niño es algo que ocurre diferente para cada familia, en el caso de Ruby, de 22 años y madre de una bebé de tres meses, fue algo que eligieron cuando su bebé no se dejaba ver en las ecografías:

"A los 6 meses ya queríamos saber pero no se dejó ver. Después volvimos a ir y no funcionó, fue ahí cuando decidimos mejor esperar al nacimiento."

Por otro lado, hay quienes sí lo tenían planeado, incluso desde antes de quedar embarazadas, como nos cuenta Coqui, de 32 años y madre dos hijos:

Desde recién casados mi esposo y yo creímos que sería divertido y emocionante esperar hasta el nacimiento para conocer si tendríamos niño o niña, aunque no era algo totalmente definido en ese momento.

Una vez que nos enteramos que estábamos esperando nuestro primer bebé, retomamos la idea de esperar hasta el nacimiento. Y cuando compartimos la noticia del embarazo con familia y amigos, externamos este deseo.

En otros casos muy especiales, como el de Karina, de 33 años y madre de un niño, conocer el sexo del bebé no fue prioridad, pues ella fue ingresada durante su embarazo por una infección en el riñón, lo cual hizo que saber si esperaba niña o niño fuera algo secundario:

En un inicio yo estaba más que dispuesta a conocer el sexo de mi bebé, sin embargo a los casi 3 meses de embarazo tuve que ingresar al hospital por pielonefritis crónica y mi embarazo fue considerado de alto riesgo, así que conocer el sexo del bebé pasó a último plano, mientras que su salud y la mía era la prioridad.

Por otro lado, esta decisión puede ser tomada a causa de experiencias anteriores, donde al final, el bebé no resulta ser del sexo que le habían dicho a los padres, como cuenta Karla, de 32 años y madre de dos niñas:

La idea de no saber el sexo del bebé surgió en mi embarazo, porque hay una larga lista de bebés en mi familia en los que en el ultrasonido salía un sexo y nacían del opuesto, el último caso fue cuando estaba embarazada de mi hija mayor.

La presión social por saber el sexo del bebé

Embarazo Sexo

Si bien las madres entrevistadas y sus parejas decidieron esperar, como sabemos, algunas personas toman el embarazo como una invitación para opinar o aconsejar. A veces esto es bueno, porque comparten recomendaciones muy valiosas, pero también en este caso, aparece la presión de amigos y familiares por saber si el bebé que viene en camino es niño o niña.

En el caso de Irinna, de 29 años y madre de una hija, a pesar de que su pareja la apoyó en esperar, los abuelos no pensaban lo mismo:

Sí hubo presión por parte de la familia, tanto mis padres como mis suegros, siempre me decían que ya pidiera saber el sexo del bebé, para empezar a comprarle cosas.

Usualmente, una de las razones por las que familia o amigos desean saber si una mujer espera niño o niña suele ser esa, la de comprarle regalos o ropa según el sexo. Pero Liliana, de 31 años y madre de dos hijos, les recomendó que si deseaban obsequiarle algo, fueran cosas de utilidad en las que no importara si era niño o niña:

Compañeros del trabajo y familia nos presionaron con el pretexto de elegir un regalo adecuado. Les contestaba que los pañales siempre se ocupan y no dejé que me molestaran, estaba segura de lo que quería.

Al final, familia y amigos comprendían que esa era decisión de la pareja, y como nos cuenta Coqui, esperar a que naciera el bebé para saber si era niño o niña los unió aún más:

Los principales comentarios que nos realizaban eran: “¿y cómo organizarás el baby shower?”, “¿De qué color le vas a comprar las cosas?”, “Si tú no quieres saber ok, que el doctor me diga a mí y no les digo nada a ustedes”, etcétera.

Pero una vez que se dieron cuenta que era nuestra decisión y no cambiaría, la mayoría de las personas la aceptó y compartió nuestra emoción, incluso organizaron quinielas donde trataban de adivinar el sexo y día de nacimiento, los sentimos más involucrados y a la expectativa, igual que nosotros. Esa “presión” por saber si era niño o niña se transformó en un acercamiento mayor de familiares y amigos, pues hoy en día no es tan común esperar hasta el nacimiento del bebé.

¿Cómo lograr mantenerlo en secreto y resistir la curiosidad?

Como madre que ansiaba saber si esperaba niño o niña, me cuesta imaginar no haber conocido que esperaba una hija desde el cuarto mes de mi embarazo, y por ello esta es una de las preguntas que más me interesaba hacer a quienes decidieron esperar.

Lo primero que debían hacer y que según nos cuenta la mayoría de las entrevistadas, era siempre avisar antes de la ecografía que no deseaban conocer el sexo del bebé, pues como mencionaba al principio, hoy en día es de lo más común desear conocer si se espera niño o niña.

Por su parte, Coqui comenta que para calmar la ansiedad de saber si se esperaba niño o niña, decidieron poner más atención a otras cosas durante su embarazo, como prepararse para el parto:

Nos empezamos a enfocar en prepararnos para lo que venía, leer libros de embarazo y parto, acudir a cursos, y eso nos permitió relajarnos, concentrar nuestras energías y empezar a entender que, en esto de ser papás, hay muchas cosas que no podemos controlar, así que por qué no dejar que las cosas fluyan y aceptarlo de tal forma. Así como no queríamos saber el sexo, decidimos tampoco definir la fecha del nacimiento, deseando que fuera parto y, si las circunstancias ameritaban cesárea, que fuera por decisión del médico.

Por qué recomiendan esperar al parto para conocer el sexo del bebé

Esperar durante todo un embarazo la llegada de un bebé, y no saber si es niño o niña hasta el día del parto, seguro da pie para que ocurran muchas sorpresas y momentos muy emotivos. Una de las principales razones por las que recomiendan esperar, es porque es un sentimiento muy especial:

"La emoción es otra, es muy diferente cuando nace y luego cuando te dicen qué es. Es muy bonito recibir la sorpresa", comenta Karla, mientras que Estefanía cuenta que la emoción va en aumento desde el embarazo: "Crece en ti una emoción enorme y buscas nombres para ambos sexos, es decir si es niña tal, y si es niño este".

Por su parte, Irinna comparte las razones por las que disfrutó mucho esa decisión y por qué aconseja a otras madres que hagan lo mismo:

Lo recomiendo porque es una ilusión muy bonita el no saber qué te dará la vida, esa emoción y adrenalina me encantó.

Y para Liliana, también es algo muy lindo y que da la oportunidad de vivir toda una serie de nuevas y diferentes emociones:

Se crea la ilusión aún mayor, no te limitas a imaginar sólo un escenario, te abres a todas las actividades al tener un bebé y creo, que le transmite que tu amor no se limita a nada, lo amas y amarás por ser tu pequeño.

Para los padres y madres que deciden esperar

Finalmente y tras leer su experiencias al decidir no conocer el sexo de su bebé hasta el nacimiento, les pedí que compartieran algunos consejos para quienes también eligieran esperar, y esto fue lo que nos recomendaron:

  • "Disfruten la incertidumbre, parece no tener fin, pero es un regocijo cuando llega el momento", Liliana.
  • "Si deciden esperar y lo deciden juntos, no se dejen presionar por los demás, empodérense y hagan lo que decidieron", Irinna.
  • "No preguntar y anticipar al médico sobre su deseo por no saber el sexo del bebé hasta el nacimiento y mantenerse firme con la decisión de esperar sin importar la presión. En cuanto a la ropa, comprar de todos los colores lisos y con estampados unisex (en nuestro caso no nos importaba que se dijeran el típico: rosa niña, azul niño ya que supimos que es un estereotipo que no define nada)", Estefanía.
  • "Si es su decisión y ambos están de acuerdo, no dejen que los demás los abrumen con comentarios del por qué no saber. Y es también un ejercicio de que, al ser papás, todos los llenan de opiniones no solicitadas. A fin de cuentas nadie más que ustedes saben la mejor decisión para su familia", Coqui.
  • "El único consejo que les daría es que no se dejen presionar por la familia y amigos, al final es tu decisión", Karla.
  • "Que se animen y aguanten la curiosidad, es muy lindo cuando el día que nacen les dan la noticia", Ruby.
  • "El guardar ese bello momento de descubrir el sexo hasta el parto es una experiencia recomendable", Karina.

Sin duda alguna ambas experiencias, la de conocer el sexo del bebé durante el embarazo y también la de decidir esperar hasta el parto, tienen su magia y nos regalan muchos momentos llenos de ilusión. Sinceramente, sus respuestas me encantaron y de volver a tener un bebé, probablemente probaría el intentar esperar hasta su nacimiento para saber si es niño o niña.

Fotos | Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio