Compartir
Publicidad
Publicidad

Molestias en el embarazo: hinchazón y dolor en los pechos

Molestias en el embarazo: hinchazón y dolor en los pechos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La sensación de pechos doloridos es uno de los primeros síntomas de embarazo.

Es debida a que ya desde las primeras semanas de gestación los estrógenos y la progesterona comienzan a actuar, provocando algunas alteraciones en los pechos de la mujer, que se están preparando para la lactancia.

En el segundo y tercer trimestre los dolores y/o la hinchazón en los pechos pueden persistir, así como surgir una extrema sensibilidad en los pezones. Algunos consejos aliviarán las molestias.

El primero, usar un sujetador adecuado. Como el tamaño de los senos habrá aumentado, habremos de llevar cuidado en ajustar la talla de sujetador. Para que el dolor no se agrave, el sostén debe ajustar sin apretar, no debe ser holgado ni estrecho, un modelo confortable y preferiblemente de algodón, que favorece la transpiración.

Es probable que a lo largo del embarazo tengamos que cambiar de talla más de una vez. Para evitar roces, probablemente lo mejor sea un brasier sin varillas y sin costuras en la zona del pezón.

Incluso para dormir llevar un sujetador holgado puede venir bien y por supuesto si hacemos algún ejercicio los senos han de estar bien sujetos para evitar que los movimientos provoquen más molestias.

Si aplicamos un paño mojado con agua fría la sensación de hinchazón también disminuirá. Hay cremas específicas para el embarazo que tratan la hipersensibilidad en los pezones, o cremas con extracto de caléndula que tienen un efecto anticongestionante, aunque siempre habremos de seguir las indicaciones de nuestro médico al respecto.

En Bebés y más | El sujetador adecuado para el embarazo En Bebés y más | Cambios y cuidados de los pechos En Bebés y más | Noticias sobre molestias en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos