Molestias en el embarazo: salivación excesiva o sialorrea

Molestias en el embarazo: salivación excesiva o sialorrea
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque el embarazo es generalmente una etapa que nos llena de ilusión y emoción, también es un proceso en el que podemos experimentar algunas molestias debido a todos los cambios que está viviendo nuestro cuerpo gracias a las hormonas.

Si estás embarazada, es probable que hayas notado un exceso de salivación, acompañado a menudo de náuseas y vómitos. Uno de los síntomas más frecuentes de embarazo es el ptialismo o el exceso de salivación, también conocido como sialorrea.

Te contamos lo que debes saber acerca de la sialorrea o salivación excesiva durante el embarazo.

Qué es la sialorrea o ptialismo

La hipersalivación, también llamada sialorrea o ptialismo, se refiere al exceso de salivación, un fenómeno que es muy frecuente durante el embarazo aunque no suela mencionarse dentro de las molestías típicas de éste.

La salivación excesiva a menudo se asocia con otros dos síntomas de embarazo que sí son muy conocidos: las náuseas y el vómito. Desde luego, así como todas las otras molestias del embarazo, la hipersalivación es ocasionada por el gran proceso hormonal que estamos viviendo.

Este enorme cambio hormonal es el mismo que provoca otras alteraciones bucales y es el responsable de otras molestias relacionadas con la salud bucodental, como el mal aliento o la gingivitis.

Regularmente, la sialorrea se presenta durante el primer trimestre de gestación, junto a las famosas naúseas, y en la mayoría de los casos no representa ningún problema grave. Suele desaparecer espontáneamente a la semana 20 o disminuir notablemente, aunque a veces permanece hasta el fin del embarazo.

Es posible que la salivación comience al sentir las náuseas o también, que sea tragar el exceso de saliva lo que provoque esas náuseas.

¿Debo preocuparme si tengo salivación excesiva?

En principio, el ptialismo o la salivación abundante durante el embarazo tan solo será una incómoda compañera, que puede llegar a ser muy molesta particularmente en las noches, pues dificulta el sueño.

Sin embargo, a pesar de que es un síntoma normal y no representa gravedad, hay casos extremos donde sí habremos de prestar especial atención.

Si el exceso de saliva es muy abundante, impide hacer una vida normal y es acompañado de vómitos varias veces al día, es necesario consultar con un médico, porque podríamos sufrir hiperemesis gravídica o padecer deshidratación y necesitamos tratamiento para evitar complicaciones.

Cómo aliviar la salivación excesiva

Para ayudar a aliviar un poco el exceso de salivación y sus molestias, podemos seguir los mismos consejos que usamos para mitigar las náuseas, además de los siguientes trucos:

  • Ingerir algún alimento como una rebanada de pan integral, galletas ligeras, nueces y pasas.
  • Cepillarte los dientes cuando comiences a sentir que estás salivando en exceso.
  • Realizar enjuages bucales.
  • Masticar un chicle de menta.
  • También son recomendables los refrescos de limón o beber un vaso de agua con una rodaja de limón.

Foto | iStock
En Bebés y más | Las molestias del embarazo, trimestre a trimestre (y cómo puedes aliviarlas),

Temas
Comentarios cerrados
Inicio