Publicidad

En marcha un registro sobre los efectos de enfermedades infecciosas en el embarazo, como el Covid-19, el Zika o el dengue

En marcha un registro sobre los efectos de enfermedades infecciosas en el embarazo, como el Covid-19, el Zika o el dengue
Sin comentarios

¿Una plataforma que sirva de herramienta de comunicación mundial e inmediata para activar el intercambio de conocimientos y poder realizar una evaluación rápida de los efectos que ciertas enfermedades infecciosas puedan causar a las embarazadas?

Pues existe. Responde al nombre de COVI-Preg, está promovido por varias universidades de Suiza y coordinado en España por el Hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Este registro recoge información sobre patógenos emergentes como la COVID-19, los virus del dengue, Zika, Chikunguya y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, para conocer los efectos que pueden tener sobre el embarazo. La idea es que se convierta en la mayor base de datos sobre patógenos emergentes y los efectos durante la gestación.

Participan 198 centros sanitarios de todo el mundo

La iniciativa, que se comunicó a la comunidad científica mediante una publicación en la revista "The Lancet", cuenta con la participación de 198 centros sanitarios de 23 países en África, Asia, Europa, Oceanía y América, entre los que está Hospital Costa del Sol de Marbella.

Los datos que se recogen permitirán a los investigadores y profesionales sanitarios determinar los riesgos asociados y poder establecer medidas adecuadas de prevención y tratamiento.

De hecho, durante la pandemia, a través de un grupo de comunicación se ha difundido feedback e información a las distintas áreas de los hospitales colaboradores de buenas prácticas para la atención sanitaria a las embarazadas y el seguimiento en los próximos meses de los casos registrados permitirán abrir nuevas líneas de investigación para combatir el virus.

Las embarazadas, especialmente vulnerables

Según se explica en la revista The Lancet, las enfermedades infecciosas emergentes requieren un enfoque global y herramientas adaptables para permitir una rápida y caracterización integral de los riesgos asociados a la enfermedad, particularmente en el embarazo.

Las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a infecciones debido a su momentáneo estado inmunodeprimido, su capacidad cardiorrespiratoria disminuida, y los posibles problemas que estas enfermedades pueden provocar en el feto: como nacimientos prematuros, transmisión vertical, retraso en el crecimiento. Así se ha observado ya en casos relacionados con el síndrome respiratorio agudo, coronavirus, Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, parásitos de la malaria, el virus del dengue, Zika y el virus de la Chikungunya.

El efecto de los patógenos emergentes en el embarazo no suele estar incluido en los estudios y si se dispone de datos es de manera tardía, lo que deja a los científicos y clínicos dependientes de su intuición y extrapolación.

El síndrome respiratorio agudo grave por Covid-19

Embarazada 3

La pandemia del coronavirus 2 (SARS-Cov-2) no es una excepción. Se necesita un registro de los efectos que causa el virus para poder hacer estimaciones serias y sacar conclusiones.

Los científicos y los médicos que cuidan de embarazadas durante la pandemia de coronavirus, sienten como si ya hubieran pasado por esta situación, ya que han encontrado muchas similitudes con los efectos del virus Zika en la epidemia de hace sólo 5 años.

Para aprovechar los recursos, se ha redefinido la red internacional del virus Zika para insertarlos en el nuevo registro COVI-Preg. Este instrumento de recopilación de datos estructurados está disponible para cualquier centro que evalúe a las mujeres embarazadas pacientes por infección de SARS-CoV-2.

Hoy en día, con el aumento de la movilidad y considerable migración, tenemos que utilizar todos los medios a nuestro alcance para facilitar una comunicación inmediata de intercambio de conocimientos y acelerar la evaluación de futuros patógenos emergentes.

La red se organizará para ser rápidamente adaptable a cualquier otro agente infeccioso que pueda surgir después de los que ya existen, gracias a una gran estructura internacional que permitirá la creación de un gran conjunto de datos y el acceso a ellos desde cualquier parte del mundo de manera fácil y realista, con costos asequibles y un plazo aceptable.

Los datos recogidos permitirán a los investigadores y los profesionales de la salud conocer mejor cómo se comporta la enfermedad, estimar cuantitativamente los riesgos asociados, e identificar factores de riesgo que pueden utilizarse para definir estrategias de detección temprana en el embarazo y su prevención con medidas adecuadas, así como un tratamiento clínico temprano para evitar riesgos en los fetos.

Con este espíritu de ciencia abierta e intercambio de información, los datos recogidos estarán disponibles para cualquier grupo de investigación siempre que cuenten la aprobación del comité de ética.

Cualquier centro de salud que apoye el registro proporcionando casos bien documentados se considerará como un colaborador del registro en cualquiera de las futuras publicaciones científicas.

Vía | The Lancet

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Quedarse embarazada en tiempos de coronavirus: qué debes tener en cuenta, Nace en Barcelona el primer bebé con microcefalia por zika en España y Europa, Una vacuna contra el zika podría eliminar las infecciones prenatales

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios