¿Lloran los bebés dentro del útero? Esto es lo que ha investigado la ciencia

¿Lloran los bebés dentro del útero? Esto es lo que ha investigado la ciencia
Sin comentarios

A partir del segundo trimestre de embarazo, alrededor de las 18 semanas (puede ser antes si no es el primer embarazo), comienzan a sentirse los movimientos del bebé dentro del vientre materno. También podemos sentir cuando tiene hipo y hacia el final del embarazo se sienten las patadas cada vez más vigorosas. 

Pero, una curiosidad que nos preguntamos es, ¿pueden llorar los bebés dentro del útero? Según explican en la publicación científica Live Science, los bebés parecen comenzar a practicar el llanto antes de tomar su primera bocanada de aire.

Expresiones faciales que indicarían llanto

Las tecnologías de ultrasonido nos han permitido mirar dentro del útero y observar a los fetos mientras aún se están desarrollando. Por ejemplo, un video publicado en la revista Archives of Disease in Childhood - Fetal and Neonatal Edition en 2005 muestra a un feto de 33 semanas haciendo expresiones faciales que parecen ser llanto.

Tras provocar una estimulación por vibración y ruido, pudieron notar que el bebé abre la mandíbula ampliamente, mete la barbilla y deja escapar tres grandes exhalaciones seguidas mientras su pecho se eleva y su cabeza se inclina hacia atrás, terminando con un temblor en la barbilla. Este movimiento se observó en 10 fetos (alrededor del seis por ciento del número total de bebés escaneados).

¿Realmente lloran?

Los expertos matizan que debemos definir primero qué entendemos por llanto. 

"Si se utiliza la definición de 'un grito fuerte e inarticulado o un grito que expresa un sentimiento o una emoción poderosos', entonces podemos decir con toda seguridad que los bebés no lloran en el útero", Nadja Reissland, psicóloga del desarrollo de la Universidad de Durham en el Reino Unido.

Dicho de otra manera, en el saco amniótico lleno de líquido, los fetos no pueden respirar profundamente, llenar sus pulmones y hacer vibrar el aire a través de sus cuerdas vocales para comenzar a gritar. Eso sucede recién cuando están en el exterior.

El equipo de Reissland ha analizado el desarrollo de las expresiones faciales en el útero observando los movimientos de los fetos en el segundo y tercer trimestre a través de imágenes de ultrasonido 4D.

Estas expresiones faciales, incluidas la "cara de llanto-gestalt" y la "risa-gestalt" que Reissland y sus colegas definieron en un artículo publicado en la revista PLOS One  en 2011, pueden ser precursoras de las expresiones faciales utilizadas fuera del útero.

llanto-fetal-estudio
Fuente: PLOS One, 2011

Estas expresiones faciales preliminares se desarrollan alrededor de las 24 a 35 semanas y su complejidad aumenta con la edad gestacional.

Estos movimientos son demasiado sutiles para que los sienta la madre embarazada, pero el feto parece estar practicando los movimientos faciales del llanto antes del nacimiento, preparándolo para volverse funcional cuando toman su primer aliento y sueltan ese lamento tan esperado que señala su llegada.

Los bebés en el útero no producen lágrimas

No es posible saber si están haciendo vibrar las cuerdas vocales y tratando de hacer sonidos en el útero. Incluso si lograran hacer una onda de sonido en el líquido, probablemente no sería lo suficientemente fuerte como para viajar a través del líquido amniótico y sentirlo fuera.

Tampoco sabemos si estos movimientos de llanto están relacionados de alguna manera con el dolor o la incomodidad en el feto. En los estudios de Reissland, los fetos mostraron estas expresiones faciales sin estimulación de ningún tipo; las expresiones que observaron no respondieron a ningún estímulo de los investigadores.

Estos gestos faciales pueden actuar como una especie de prueba para los músculos faciales; esta práctica en el útero puede ayudar al bebé a vincularse con los demás una vez que nacen.

El llanto con lágrimas no suele comenzar hasta aproximadamente cuatro semanas después del nacimiento, una vez que los conductos lagrimales de los bebés están lo suficientemente maduros como para formar lágrimas, informó Live Science anteriormente.

Las expresiones faciales juegan un papel importante en el vínculo y la comunicación posnatal entre padres e hijos.

El objetivo de Reissland al estudiar estas expresiones faciales es ayudar a los investigadores a desarrollar una herramienta útil para identificar trastornos del desarrollo y otros problemas de salud en el útero. Es posible que un feto con un problema de desarrollo o de salud no muestre estas expresiones faciales al mismo tiempo que un feto sano.

El desarrollo de las expresiones faciales completas se aprende después del nacimiento en el contexto social de la interacción con las personas. Los bebés no comienzan a sonreír "socialmente" hasta alrededor de las ocho semanas, y esas preciosas risitas no llegan hasta aproximadamente los cuatro o seis meses, pero sus rostros están desarrollando estas habilidades semanas antes del nacimiento.

Via | Live Science

Foto | Depositphotos

En Bebés y más | Doce cosas que tu bebé aprende dentro del útero


Temas
Inicio