Compartir
Publicidad

Las hemorroides posparto

Las hemorroides posparto
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las hemorroides son una dilatación de las venas que se produce por una debilidad en la pared muscular de la región anal. El 40% de las embarazadas padece esta molestia en algún momento de la gestación.

Normalmente el factor que desencadena este trastorno es la herencia, el estreñimiento y el sedentarismo, pero el embarazo y el posparto pueden incidir en el incremento de la presión en esa zona y en consecuencia pueden aparecer las hemorroides. Este problema no está considerado una enfermedad, excepto si aparecen síntomas como el sangrado, ardor, prolapso y dolor en la zona, recibiendo entonces el nombre de patología hemorroidal.

Las hemorroides pueden ser internas o externas, las internas se encuentran en el canal anal y no suelen ser dolorosas, pero cuando se produce una ruptura de las venas dilatadas, es posible que la deposición aparezca teñida de sangre. En cambio las externas suelen ser muy dolorosas y son visibles ya que están en el orificio anal.

Durante el embarazo, se producen cambios en el cuerpo de la madre, como la relajación de los tejidos de la pelvis, también se producen cambios en el aparato digestivo, lo que provoca un aumento del riesgo de sufrir estreñimiento. Esto produce que los vasos sanguíneos no se vacíen con normalidad, entonces la presión en estos vasos aumenta, por lo que aparecen las hemorroides.

dieta_fibra.jpg

Generalmente las hemorroides aparecen durante los últimos tres meses del embarazo, pero también es posible que aparezcan en el momento del parto, ya que el empuje que la mamá ejerce para expulsar al bebé, aumenta la presión de los vasos sanguíneos de la zona anal.

Ya que no es posible prevenir las hemorroides posparto, es necesario que desde el primer trimestre del embarazo se tenga una alimentación natural, se consuma abundante líquido, realizar ejercicios que ayuden a la circulación y no permanecer durante mucho tiempo sentada en el baño.

Para reducir las molestias de las hemorroides es conveniente mantener una alimentación rica en fibras y abundante agua, además, pueden aplicarse baños de asiento con agua tibia para así relajar la zona. Por otra parte, el utilizar toallitas desechables o lavarte en el bidet si estás en casa ayudará a evitar la irritación.

Más información | Nosotros2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos