El ejercicio en el embarazo mejora el aporte de nutrientes y oxígeno a la placenta

El ejercicio en el embarazo mejora el aporte de nutrientes y oxígeno a la placenta
Sin comentarios

El ejercicio es saludable en todas las etapas de la vida, y también lo es durante el embarazo. Si la madre practica una actividad física moderada, esto tiene un impacto beneficioso a nivel físico y psicológico tanto para ella como para el bebé.

Entre otras cosas, ayuda a aliviar las molestias típicas de la gestación y a preparar el cuerpo para el trabajo del parto, favoreciendo también la recuperación posterior.

Además, ahora sabemos gracias a un estudio reciente que el ejercicio de intensidad leve y moderada mejora el aporte de nutrientes y oxígeno a la placenta en el embarazo.

A pesar de los numerosos estudios que destacan los beneficios del ejercicio en el embarazo, los científicos quisieron investigar si el ejercicio podría afectar de alguna manera la función placentaria, provocándole estrés oxidativo.

Para ello, se analizó el tejido placentario dentro de la hora posterior al parto de una muestra de 29 madres sanas de bebés nacidos a término. Del total, 21 mujeres habían realizado una rutina de ejercicio leve o moderada desde la mitad de la gestación (16-20 semanas) hasta el momento del parto. Las ocho restantes, no realizaron ejercicio.

Como conclusión hallaron que el ejercicio de intensidad leve y moderada aumenta la angiogénesis, pero no aumenta el estrés placentario oxidativo en embarazos saludables, reforzando el apoyo para el ejercicio de rutina como parte de la atención estándar en mujeres embarazadas.

La angiogénesis es el proceso fisiológico que consiste en la formación de vasos sanguíneos nuevos a partir de los vasos preexistentes formados en la etapa temprana de la vasculogénesis. Este mecanismo favorece el aporte de sangre a la placenta, lo cual se traduce en un mejor flujo de oxígeno y nutrientes al bebé.

Qué ejercicios realizar en el embarazo

ejercicio-embarazo

Las mujeres que venían haciendo ejercicio pueden continuar haciéndolo si tienen embarazos normales (sin riesgo). Es preferible que el ejercicio se haga con regularidad (al menos tres veces a la semana) y que este sea leve o moderado, como por ejemplo:

  • Caminar: Caminar en el embarazo aporta múltiples beneficios y es una actividad que se puede realizar desde el primer hasta el último momento antes del parto. Además, ayuda a aliviar molestias típicas como la hinchazón de piernas y pies, el estreñimiento y las hemorroides.
  • Bicicleta: Andar en bicicleta durante el embarazo es una actividad que relaja, tonifica, distrae, evita el exceso de peso (tanto de la madre como del bebé), mejora la circulación, que tantos problemas da durante el embarazo.
  • Natación: hacer ejercicio en el agua durante el embarazo es muy beneficioso, ya que este medio hace que los cuerpos que se encuentran sumergidos en ella rebajen enormemente su peso físico y se reduce el riesgo de lesiones.
  • Yoga: practicar yoga durante el embarazo mejora la postura corporal y ayuda a prevenir dolores de espalda y trastornos como las hemorroides y vómitos, ayuda a reducir la presión y el peso que supone el embarazo, contribuye a eliminar la sensación de fatiga, la tensión nerviosa y asegura al feto una mayor oxigenación.
  • Pilates: el método Pilates aporta muchos beneficios para las embarazadas. Mejora la circulación sanguínea y la tonificación muscular, así como la postura corporal.

En Bebés y más | Qué ejercicios hacer para evitar ganar peso en el embarazo, ¿Qué precauciones tomar al hacer ejercicio embarazada?

Temas
Inicio