Publicidad

El baby boom de las enfermeras del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona que confirma que el embarazo es 'contagioso'

El baby boom de las enfermeras del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona que confirma que el embarazo es 'contagioso'
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Las enfermeras del Servicio de Neonatos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona están de enhorabuena: siete de ellas están embarazadas. Un 'baby boom' que ha sido difundido por Félix Castillo Salinas, jefe de Neonatología en las redes sociales.

La imagen, que se ha hecho viral, confirma que 'el embarazo es contagioso'.

Y es que según han demostrado diferentes estudios, cuando una mujer se queda embarazada, se duplica la posibilidad de que otras mujeres de su entorno (compañeras de trabajo, hermanas o amigas), se queden también embarazadas en el siguiente año.

"Una solución para aumentar la natalidad"

Así bromeaba el jefe de Neonatología sobre la explosión de natalidad que afecta a su servicio.

En la fotografía difundida se le ve muy sonriente posando con las siete futuras mamás, con el uniforme del hospital y mostrando orgullosas sus barrigas.

“Tenemos la solución para incrementar la natalidad. La ha dado las enfermeras y auxiliares del Servicio de Neonatos @vallhebron .Por ahora es un brote de transmisión conocida (7casos ) pero espero que se convierta en una epidemia. El problema será sustituirlas. Animaros !!!”.

La unidad de neonatos del Hospital Vall d'Hebron es la mayor en España, con 178 profesionales. Según explica Félix Castillo, en 30 años que lleva trabajando allí nunca había habido tantas enfermeras embarazadas al mismo tiempo.

"Hay días que no es fácil"

No es la primera vez que comentamos algún caso de boom de embarazos entre compañeras de trabajo. Pero este tiene su peculiaridad, porque las mamás son enfermeras y técnicas de enfermería en un servicio de neonatología, que les recuerda en cada momento los problemas a los que se puede enfrentar su bebé.

Esto puede provocar que existan días en que el trabajo sea difícil de llevar, una opinión que comparte Sandra Cristobal, una de las futuras mamás en el diario 'La Vanguardia'.

Esta enfermera de la UCI de neonatos, en la semana 18 de embarazo, explica por qué trabajar en este servicio, con recién nacidos y bebés que pasan por graves dificultades médicas, puede ser duro:

“Hay días que no es fácil. Estás cuidando de un bebé de 24, de 25 semanas, a veces más pequeño que el que llevas dentro. Y le miras, y te miras. Buf. Y tienes que darle soporte emocional a esa mamá, tienes la tripa en medio, tú estás bien y ella no. Muchas veces son las mamás las que nos dicen en medio de su angustia ‘cómo estás, de cuánto’ y te aconsejan ‘oye , ten cuidado, a mí me pasó tal cosa en tal momento’".

De igual forma opina su compañera Silvia Muñoz, también embarazada de 25 semanas:

“No llegas a obsesionarte, pero intentas tomar todas las medidas posibles de diagnóstico y pre­vención. Gran parte de nuestros ­pacientes son niños de 24 o 25 ­semanas de gestación. Así que cuando pasas de la semana 28 creo que todas respiramos”.

Así lo confirma también Anna Gros, en la semana 15 de gestación, y que ya es madre: “Tu trabajo es tu trabajo, e intentas separarlo de la parte personal, pero no puedes alegar ignorancia en este caso, así que todas vigilamos mucho nuestro embarazo. Nos hacemos todas las pruebas. Todas”.

Aún así, las futuras mamás aseguran que aman su trabajo porque lo que hacen sirve para ayudar a que la mayoría de los bebés que cuidan salgan adelante. ¡Felicidades a todas ellas!

Vía | La Vanguardia

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Dos hermanas gemelas dan a luz a sus dos hijas con dos horas de diferencia, La paternidad también es contagiosa: siete bomberos han sido padres de siete bebés en 14 meses

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir