Compartir
Publicidad

"Nuestra misión es permitir que la creatividad pueda florecer." Entrevista a Isabel Fernández del Castillo (segunda parte)

"Nuestra misión es permitir que la creatividad pueda florecer." Entrevista a Isabel Fernández del Castillo (segunda parte)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos hoy con la entrevista que estamos realizando a Isabel Fernández del Castillo, especialista en aprendizaje creativo y en la que nos está explicando como funciona el pensamiento infantil para que podamos respetar mejor su desarrollo.

Seguimos, tras la primera parte de esta entrevista, profundizando en los hemisferios cerebrales y en la manera en la que el pensamiento típico de cada uno sucede en la infancia, para comprender lo importante que es permitirle a los niños cumplir su propio calendario interno.

Cuando nos enfrentamos a un problema, por ejemplo, una plaga en un jardín, ¿hay diferentes maneras de solucionarlo o de enfocar el problema según uses uno u otro hemisferio?

Hay que partir de la base de que una gran parte de los problemas a los que nos enfrentamos los hemos causado nosotros, precisamente por esa visión estrecha que tenemos. Si no tenemos una visión global, se generan “efectos colaterales”.

Como solucionas o previenes una plaga en un jardín no es muy diferente de cómo prevendrías problemas en la lactancia materna, en el parto, o en cualquier otro tema. La mente holística diría: ¿cómo lo hace la naturaleza? ¿cuáles son las condiciones favorables para que los procesos de autorregulación funcionen solos?

La Naturaleza es siempre mucho más compleja que un jardín o un huerto.

Claro. En este caso, la Naturaleza no tiene sistemas simplificados hasta el infinito como son monocultivos, que son los que hemos creado nosotros, sino sistemas diversos y complejos en los cuales los diferentes elementos se autoequilibran. Se trataría de imitar eso en lo posible, e intervenir lo imprescindible.

Esta forma de pensamiento sistémico que analiza los problemas teniendo en cuenta el conjunto de todo, ¿va a ser imprescindible en el futuro del ser humano?

Es imprescindible siempre, si estamos en el paradigma de la promoción de la salud (en un concepto amplio) y la prevención. Pero estamos en una cultura mecanicista típica de hemisferio izquierdo extremo, incapaz de ver la repercusión de lo que hace hasta que los efectos son muy patentes.

Pero además, el mundo está en un momento especial, con problemas que son efectos colaterales de las “brillantes soluciones” de ayer, y que van a suponer un gran reto para las generaciones futuras. Simplemente, van a tener que inventar otra cosa. Más que nunca, necesitan desplegar su creatividad. Eso los niños lo hacen de modo natural si están en un entorno favorable, son seres creativos “de serie”.

¿Más que potenciar su creatividad deberíamos permitírsela?

Nuestra misión es proteger su entorno para que esa creatividad pueda florecer, no reprimirla ni inhibirla, directamente o permitiendo que estén expuestos a estímulos inadecuados e invasivos.

¿En la infancia, que hemisferio funciona primero o mejor dicho, que tipo de pensamiento se presenta primero?

El hemisferio izquierdo es el que elabora y entiende el concepto, la idea de las cosas, pero a la idea se llega a través de la experiencia, que es el modo de aprendizaje del hemisferio derecho.

Antes que el concepto, estará, logicamente, la experiencia sensorial, ¿verdad?

El niño, mucho antes de llegar al concepto necesita tener una experiencia directa, física, sensorial, corporal del mundo.
En el hemisferio derecho está la capacidad de sentir, es la base de la inteligencia emocional, que es el fundamento de las demás inteligencias. Y se expresa a través de la imagen, por eso es tan importante que puedan desarrollar la imaginación.

¿Es el primero en funcionar en el pensamiento infantil?

Si. El hemisferio derecho madura antes que el izquierdo en el tiempo, tanto en el útero como en los primeros años.

Por eso los niños necesitan en primer lugar afecto, un apego seguro, y después tener la posibilidad de experimentar a tope en el mundo físico, de desarrollar su desbordante imaginación a través del juego y de los cuentos, y dejar los contenidos escolares más formales para cuando realmente les toca, sobre los seis o siete años.

Eso es lo que se hace en Finlandia, los niños empiezan el colegio a los siete años, cuando están maduros para ello. Por eso aprenden tan fácilmente.

Si aceptamos la necesidad de que el niño, como bien nos ha explicado Isabel Fernández del Castillo en esta entrevista, de gozar de experiencias sensoriales en la Naturaleza, comprenderemos lo importante que es cambiar el sistema educativo y realizar propuestas que le añadan un mayor respeto por el ritmo evolutivo y el aprenizaje natural de los niños. Mañana terminaremos de hablar con Isabel para entender mejor las posibilidades que nos ofrece el entorno para realizar esto.

En Bebés y más | Las tres bases del aprendizaje de tu hijo: el error , Diez cosas que tu hijo necesita hacer, "El sistema educativo es anacrónico", documental de Eduard Punset

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos