Publicidad

Madres de día: una opción a la escuela infantil, más demandada en tiempos de pandemia

Madres de día: una opción a la escuela infantil, más demandada en tiempos de pandemia
Sin comentarios

Pocos conocen esta opción de conciliación que lleva años funcionando, pero está cobrando ahora más fuerza en tiempos de pandemia. Las Madres de día ofrecen una alternativa muy interesante a la escuela infantil para los padres que tienen que reincorporarse al trabajo y buscan una atención súper personalizada, y especialmente este año, que su bebé tenga contacto con el menor número posible de niños.

¿Qué es una Madre de día?

Son profesionales de la educación, la mayoría mujeres -aunque también hay algún padre de día-, que ofrecen un servicio de atención a niños de entre cero y tres años en su propio hogar, adecuadamente adaptado.

Se admiten grupos máximo de hasta cuatro niños para ofrecerle a cada uno una atención muy personalizada y poder atender sus necesidades particulares en todo momento. Se recomienda además, por la gran atención que requiere, que un bebé menor de 12 meses ocupe dos plazas.

Es una atención basada en proporcionarle al niño un ambiente familiar en el que pueda sentirse arropado y seguro como en casa, respetando el ritmo de aprendizaje de cada niño.

¿Qué formación tienen?

Son educadoras profesionales -psicólogas, maestras, pedagogas, etc.-, algunas de ellas con formación adicional en pedagogías Waldorf, Pikler o Montessori.

Las jornadas son de ocho horas. Comienza entre las 8 y las 9 hasta las 16 o 17 horas, que los padres vienen a recoger a sus hijos para llevárselos a casa.

Los niños tienen una rutina cada día en la que juegan, comen y duermen la siesta, al igual que lo harían en casa, en el marco de la afectividad y el cariño que le proporciona su cuidadora.

Los hogares de las Madres de día tiene que estar adaptados perfectamente para atender a los niños, tanto desde el punto de vista de la seguridad como de espacios que estimulen a los pequeños, sin usar dispositivos electrónicos ni hamacas, parques o andadores que limiten el movimiento libre de los niños.

Nerea es una madre que ha decidido recurrir a este servicio para su hija, ya que no deseaba llevarla a una guardería o escuela infantil:

"Está siendo una experiencia única donde estas personas acompañan al niño y a la familia, a crecer y compartir bajo el concepto de respeto, flexibilidad y armonía, donde prima el bienestar del niño pero al mismo tiempo, el servicio hacia unos padres que necesitan conciliar su tiempo, en nuestro caso la posibilidad de poder haber adaptado el horario a mi nueva situación laboral.”

¿Cómo es la regulación en España?

madres-de-dia

En otros países de Europa como Alemania, Francia o Reino Unido son una opción muy habitual para las familias, pero en España esta actividad sólo está regulada en la Comunidad de Madrid y en Navarra. También en las zonas rurales de Galicia, en municipios con menos de 5.000 habitantes.

Las Madres de día tienen que estar dadas de alta como autónomo o en el régimen general. Además, debe realizar un curso impartido por la Red Madres de Día (o reconocida por la misma) o por la Asociación Waldorf de Madres de Día.

Asimismo, tienen que realizar un taller anual de primeros auxilios en bebés y niños y poseer un certificado de manipulador de alimentos.

No es una opción para cualquier bolsillo, ya que el precio de este servicio ronda los 500 euros mensuales, y sin opción a subvenciones. Puede que la crisis impida que muchas familias puedan acceder a este servicio, pero en cambio tal vez muchas madres estén viendo una salida laboral interesante.

¿Por qué están siendo más demandadas durante la pandemia?

El aumento de la demanda tiene mucho que ver con la nueva realidad que estamos viviendo. La pandemia por coronavirus ha sacado a la luz esta modalidad que no es nueva, pero no era tan conocida, o no se sabía muy bien cómo funcionaba esto de las Madres de día.

Siempre ha sido una opción a la conciliación, y así es como desean que se les reconozca, pero ahora más que nunca los padres buscan una opción personalizada y limitada en cuanto al número de niños para minimizar al máximo el riesgo de contagio. Muy especialmente a esta edad en la que es imposible evitar el contacto entre lo más pequeños o que compartan juguetes u objetos. 

Más información | Madres de Día y Red Madres de Día

En Bebés y más | ¿Necesitan los niños ir a la guardería para socializar?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios