Compartir
Publicidad
Publicidad

Acaba el curso y la maestra no vuelve

Acaba el curso y la maestra no vuelve
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Hace unos meses nos enteramos de que la maestra que le da clase a mi hija de tres años no iba a volver el curso que viene. No os podéis imaginar la pena que nos dio, y la pena que le da a mi hija ahora que ya lo sabe.

Ella ha sido una maestra increíble, volcada con los niños, atenta a sus necesidades, muy cariñosa, y dispuesta siempre a recibir a los padres y a que participáramos en distintas actividades a lo largo del curso. Vamos, lo que debería ser siempre, aunque sabemos que no en todas las ocasiones sucede así.

Creemos que el año que viene la persona que llegue no tiene por qué ser distinta, pero nos apena mucho que se vaya esta maestra. Sobre todo porque se ha convertido en una amiga más de los peques, muy sensible a sus necesidades y una referencia fundamental en este primer año de cole.

Escuchar a mi hija comentarme que la seño les ha dicho que vendrá a verlos el año que viene para comprobar cómo han crecido, o leer las dedicatorias que les ha puesto en su trabajito de fin de curso me emociona. También que nos diga llorando “Gracias por tener unos hijos tan maravillosos”.

La echaremos de menos, seguro. Creo que más nosotros que los niños, pues enseguida aprenderán a querer a la nueva maestra o al nuevo maestro. Al traslado de la maestra se suma el de otro pilar de la clase, la profesora de apoyo, que también ha establecido una relación muy estrecha con los niños de la clase, y también se ha despedido de una forma muy emotiva.

Hoy, último día de clase para los peques, mi hija está un poco triste, y nosotros la animamos porque sabemos que el verano será maravilloso y recordaremos muchos días lo bien que se lo ha pasado en el cole durante el curso, y todo lo que la quería su seño.

Pero, en el fondo, nosotros también estamos un poco tristes, pues ella también forma parte de nuestras vidas ahora.

Además, al conocimiento de la marcha de la señorita se ha sumado una sensación nueva, la de ver cómo el curso ha pasado en un abrir y cerrar de ojos y mi hija es “mucho mayor”. Buena suerte a las maestras en sus nuevos destinos, y gracias por ser tan estupendas con los peques.

Foto | Alex E. Proimos en Flickr-CC
En Bebés y más | Lo que quieren saber de nuestros hijos en el cole, Los buenos maestros, ¿Quién lo pasa peor con la entrada al colegio?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos