Compartir
Publicidad

Síndrome de Asperger: qué es y qué características presentan los niños que lo tienen

Síndrome de Asperger: qué es y qué características presentan los niños que lo tienen
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, una fecha para concienciar sobre este Trastorno del Espectro Autista (TEA) que afecta a entre 3 y 5 recién nacidos por cada mil, y sobre todo para mostrar la realidad de las personas diagnosticadas, y en nuestro caso de los niños, que suelen ser invisibles ante la sociedad.

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que no se manifiesta de igual forma en todas las personas, de ahí su dificultad para el diagnóstico. Está principalmente caracterizado por un déficit en tres áreas principales: interacción social, lenguaje y comunicación, e inflexibilidad cognitiva.

Características de los niños con Asperger

asperger

El trastorno debe su nombre al pediatra, investigador y profesor de medicina austríaco Hans Asperger, quien en 1944 denominó por primera vez el trastorno como "psicopatía autista".

Recordamos que no todas las personas con Asperger presentan las mismas características y que hay diferentes rangos en la severidad de síntomas. Los niños con síndrome de Asperger son niños con una apariencia e inteligencia normal, en ocasiones incluso superior a la media.

A pesar de tener patrones de comportamiento comunes relacionados principalmente con la dificultad para relacionarse con los demás, pueden presentarse una amplia gama de síntomas. Una persona con Asperger puede ser tranquila y tímida, enormemente retraída, pero también puede ser extrovertida y con un carácter fuerte.

Muchos niños levemente afectados con Asperger pueden ser considerados "raros" o "excéntricos" (que no lo son, simplemente son diferentes) y no ser diagnosticados, pero en líneas generales podemos mencionar los siguientes síntomas.

Síntomas más habituales en niños con Asperger

  • Problemas en el lenguaje: a pesar de tener una adquisición del habla normal y que puede expresarse con un vocabulario extenso y elaborado, suelen tener dificultad en el ritmo de conversación, así como frecuentes alteraciones en la entonación, volumen, timbre de voz, etc...

  • Problemas para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad: no le gusta jugar en grupo o no entiende las reglas, no soporta no ganar.

  • Interpretación literal del mensaje: no entienden la ironía, ni el doble sentido, ni las sutilezas del lenguaje.

  • Patrones disfuncionales de contacto ocular (algunos no miran a los ojos al hablar), gestual, etc.

  • Intereses restringidos: les interesan pocas cosas y lo que les interesa, les interesa mucho. Desarrollan intereses muy específicos por temas particulares, a los que dedican mucho tiempo y buscan datos de forma casi exclusiva. Por ejemplo, los números, vehículos, mapas, clasificaciones ligueras o calendarios. Y hablan mucho sobre el tema que dominan.

  • Dificultades para la abstracción de conceptos.

  • Dificultades en la coordinación motriz: puede tener dificultades para ponerse las zapatillas o la ropa, o poca destreza para atrapar una pelota, abrocharse los botones o destacar por un ritmo extraño al andar o correr.

  • Inflexibilidad, tanto a nivel cognitivo como de comportamientos que repiten sin ninguna variación.

  • Dificultades en la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios.

  • Resistencia para aceptar el cambio: la rutina y la planificación les aporta seguridad.

  • Extremadamente buenos en las habilidades de memoria (hechos, figuras, fechas, épocas, etc.). Muchos sobresalen en matemáticas, ciencia y asignaturas lógicas.

  • Pueden presentar Trastornos del Procesamiento Sensorial, generalmente de tipo auditivo y visual. También pueden ser especialmente sensibles a determinadas texturas.

La detección precoz es clave

Para los niños con Asperger, detectarlo a tiempo es fundamental para que en el colegio no se produzcan situaciones de rechazo ni se los catalogue como "niños con mal comportamiento", y así poder hacer más llevadero el día a día de estos niños, evitando frustraciones innecesarias.

Es un trastorno poco conocido, por eso es importante darle visibilidad para poder entender mejor al niño y a las personas con Síndrome de Asperger. La sociedad no debe verlos como personas raras o antisociables, sino comprender el trastorno para conseguir una integración real, y así facilitar su vida cotidiana.

Más información | Asperger.es

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio