Publicidad

Bebé de diez meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el décimo mes de vida

Bebé de diez meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el décimo mes de vida
Sin comentarios

Continuamos nuestro repaso por los cambios evolutivos que se van sucediendo en el bebé durante sus primeros meses de vida. Y hoy le toca el turno a los diez meses, una etapa fascinante marcada por su maduración cognitiva, emocional y motriz que nos dejará momentos únicos.

Al gateo y la energía desbordante, se suman las sonrisas desinteresadas, su sentido del humor y su rapidez en el movimiento. Y es que a esta edad los bebés son sumamente veloces, no tienen noción del peligro y quieren explorarlo todo, por lo que es de vital importancia acondicionar el entorno para que sea seguro.

Si tu bebé acaba de cumplir diez meses, te contamos todas las fascinantes novedades que os esperan en esta nueva etapa.

El desarrollo social y emocional del bebé de diez meses

bebé de diez meses

Si algo caracteriza a los bebés de diez meses son sus continuas sonrisas. A esta edad, al niño le encanta reír y hacernos reír con sus bromas sencillas. También le gusta que nos escondamos tras una sábana y le sorprendamos, que le hagamos cosquillas, imitemos voces o sonidos y le cantemos.

En esta etapa, el bebé buscará continuamente la compañía de sus padres, tanto en la vigilia como en el sueño. Los padres no solo le aportarán tranquilidad cuando lo necesite, sino que son su fuente de aprendizaje, y gracias a ellos aprenderá la forma de saludar y despedirse de los demás, convirtiendo los besos y las sonrisas en su mejor carta de presentación.

En cuanto a la socialización con sus iguales, aunque le encanta ver a otros niños a su alrededor, no jugará con ellos de la forma en que lo entendemos, pues a esta edad no son capaces todavía de interactuar en sus juegos. Sin embargo, sí llevarán a cabo lo que se conoce como "juego paralelo", es decir, jugar al lado de otros niños.

El lenguaje del bebé de diez meses

lenguaje bebé de diez meses

El bebé de diez meses entiende mucho más de lo que es capaz de decir. Sabe su nombre y reconoce la forma en la que nombramos a sus familiares y amigos cercanos, y también entiende el significado de un gran número de palabras que utilizamos habitualmente con ellos, como objetos cotidianos o partes de su cuerpo.

Poco a poco irá aprendiendo algunas palabras sencillas, aunque por el momento su palabra favorita es 'NO', un monosílabo que repetirá con mucha frecuencia y que le ayudará a reforzar la conciencia de sí mismo al darse cuenta de que es capaz de negar las cosas.

Aunque creamos que aún es muy pequeño para dialogar con él, que nos entienda y que nos responda, es un ejercicio que debemos hacer continuamente, pues hablarle o explicarle lo que vamos a hacer es una de las mejores lecciones de aprendizaje que podemos ofrecerle.

El desarrollo físico y motriz del bebé de diez meses

bebé de diez meses

Aunque cada niño seguirá su propio ritmo de desarrollo e irá alcanzando importantes hitos cuando le corresponda, por lo general, la mayoría de bebés de diez meses son capaces de:

  • Gatear con las manos y las rodillas, siendo un ejercicio muy beneficioso para su desarrollo
  • Comienza a ponerse en pie agarrado a los muebles o a nuestras manos
  • Sacar las cosas de una caja, explorarlas y volverlas a guardar, convirtiéndose en uno de sus pasatiempos favoritos
  • La motricidad fina mejora, de manera que es capaz de hacer la pinza con los dedos, agarrar y utilizar con precisión objetos más pequeños como el vaso de aprendizaje o el tenedor, y controlar y suavizar ciertos gestos como las caricias.

En esta etapa suelen ser especialmente inquietos, y si les dejamos en el suelo tenderán a moverse por todos los rincones de la casa. Como no tienen la noción del peligro, es de vital importancia acondicionar un entorno seguro para que el bebé se mueva sin riesgos: asegurando puertas y ventanas, colocando vallas en las escaleras, protegiendo enchufes y retirando de su alcance cualquier objeto peligroso.

Por supuesto, jamás le dejaremos sin vigilancia en la bañera, el sofá, la cama o el cambiador, y cuando esté en la trona o en el cochecito debemos asegurarnos de que está bien sujeto. Así mismo, a la hora de viajar en coche deberá hacerlo en el sistema de retención infantil acorde a su edad, siempre a contramarcha y con los arneses correctamente ajustados.

La alimentación del bebé de diez meses

bebé de diez meses comiendo

Comer solo, o al menos experimentar con la comida, es uno de los mejores aprendizajes que puede tener el bebé a esta edad. Y es que los alimentos no son solamente algo que se come, sino que tienen diferentes olores y texturas, y pueden aplastarse, caerse al suelo o ser manipulados.

Por eso es bueno que favorezcamos su autonomía y aprendizaje natural permitiéndoles comer solos y experimentar con los alimentos, ofreciéndole utensilios que pueda manejar con facilidad y alimentos con texturas blanditas con los que no se atragante. También hemos de asegurarnos de que los alimentos que le ofrecemos sean sanos y naturales, sin azúcar ni sal añadidas, y huyendo de aquellos alimentos peligrosos para su edad.

En cuanto a las bebidas que el bebé necesita a esta edad se encuentran únicamente la leche y el agua. Si toma lactancia materna, recordemos que debe ser siempre a demanda, y que además de alimento y un impacto positivo para su salud, el pecho de mamá tiene importantes connotaciones emocionales para él. Si toma biberón, jamás le dejaremos solo mientras se lo bebe, aunque él mismo sea capaz de agarrarlo con sus manitas y llevárselo a la boca.

En resumen, los diez meses del bebé supone una etapa de grandes avances basados en el aprendizaje. Es muy importante fomentar su desarrollo, pero extremando las precauciones pues las principales características de los niños a esta edad son la curiosidad y necesidad de explorar todo lo que le rodea.

Otras etapas del bebé

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cómo aprenden a hablar los niños: el desarrollo del lenguaje mes a mes en el primer año del bebé, Las lesiones no intencionales en la infancia constituyen la primera causa de muerte en niños menores de 14 años, Miel: peligrosa para bebés menores de un año por el riesgo de botulismo,

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios