Publicidad

¿De qué se ríen los bebés? Las primeras sonrisas, risas y carcajadas

¿De qué se ríen los bebés? Las primeras sonrisas, risas y carcajadas
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Pocas cosas nos alegran más el alma que ver sonreír a nuestros hijos por primera vez. El recién nacido esboza una sonrisa angelical que aunque nos derrite de amor no es más que un movimiento de labios espontáneo y reflejo sin motivo. Incluso podemos verlo hacer ese gesto dentro del útero materno, en algunas ecografías se puede apreciar claramente al bebé "sonriendo" para la cámara.

Más tarde, entre la cuarta y sexta semana de vida llega su primera sonrisa, una sonrisa social en respuesta a un estímulo del padre o de la madre. Poco a poco, como respuesta a los estímulos, mimos y caricias irá añadiendo sonidos a la sonrisa y la acompañará con un movimiento de manos y piernas. Y más tarde, alrededor de los cuatro meses empezará a reír a carcajadas. Pero, ¿de qué se ríen los bebés? ¿Qué les hace que reír a carcajadas?

El estudio de la risa de los bebés

Es un bonito trabajo estudiar la risa de los bebés, ¿no creéis? El doctor Caspar Addyman es investigador de la carcajada del bebé de la Universidad de Londres en Birkbeck y lleva seis años estudiando por qué ríen los bebés y los mecanismos que la provocan.

Junto con el llanto, la sonrisa es la única forma de comunicación que tiene el bebé antes de pronunciar sus primeras palabras. Por tanto, por medio del estudio de la risa, podemos comprender mejor cómo perciben el mundo los más pequeños.

Addyman ha encuestado a más de mil padres, la mayor y más completa encuesta del mundo sobre lo que hace reír a los bebés y los resultados, como no podía ser de otra manera, nos arrancan la más tierna sonrisa.

¿Cuándo ríe el bebé por primera vez?

risa-bebe

Haciendo una media de edades, ha confirmado que la primera sonrisa aparece alrededor de las seis semanas, entre los 2 y 4 meses se desarrolla la sonrisa social, dedicada a los padres para obtener una respuesta o en respuesta a la interacción de los padres.

Por su parte, la primera risa llega alrededor de los tres meses y medio. Pero no desesperes si tu hijo ha cumplido esa edad y todavía no se ha reído, pero algunos bebés se toman su tiempo. En algunos casos han llegado a tardar el triple de tiempo en soltar su primera carcajada.

Entre los cuatro y los seis meses se ríen cuando les hacen cosquillas, mientras que entre los seis y los ocho meses se desarrolla la permanencia de los objetos, lo que podría explicar por qué los juegos de esconder el rostro de repente son especialmente divertidos.

¿De qué se ríen los bebés?

La risa forma parte del proceso evolutivo del bebé, al igual que el habla o el sueño, por ejemplo. A medida que va creciendo van causándole gracias diferentes situaciones. Con tres meses de vida un bebé no se reirá si te tiñes el pelo de azul eléctrico (color que por cierto lleva el científico de la risa Addyman), es más adelante cuando notan algo extraño que les causa gracia.

Pero hay un método infalible para todas las edades que nunca falla para hacer reír a los bebés: las cosquillas. Debemos hacerlas con suavidad y escogiendo el momento adecuado para conseguir que sea un estímulo agradable para el bebé. Las cosquillas tienen grandes beneficios para los bebés, además de ser un momento de conexión perfecto entre padres e hijos.

Pero los bebés no se ríen del efecto de las cosquillas en sí, sino que seas tú quien se las haga, lo que demuestra que la sonrisa es una respuesta social.

El cucu-tras, escondite o Peekaboo es el segundo en el top de la risa. Taparse la cara y descubrirse ante las preguntas de los padres (¿dónde está el bebé, se ha ido? ¡No, está aquí!...) es uno de sus juegos favoritos que siempre le arranca una carcajada.

Los bebés no tienden a reírse cuando alguien se cae. En cambio, sí lo hacen cuando son ellos quienes se caen. Cuando ya eran capaces de mantenerse sentadas, yo jugaba con mis hijas en la cama a tumbarlas suavemente hacia atrás. ¡Se morían de la risa!

Recuerdo además que las primeras carcajadas de mi hija mayor, cuando tenía unos cinco meses, fueron a causa de botar una pelota frente a ella. No paraba de reírse con cada bote sobre el suelo. Todavía guardo fotos de ese momento que no olvidaré jamás.

A los bebés les encanta reír, no dejéis de provocar momentos para que los hagan, pero sobre todo, lo que más les gusta es que sean papá y mamá quienes los hagan reír.

Y ahora contadnos, ¿de qué se ríen vuestros bebés? ¿Qué es capaz de arrancarles la carcajada más sincera?

Vía | BBC
Fotos | iStochphoto
En Bebés y más | Bebés que sonríen al nacer, La sonrisa del bebé es universal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir