Publicidad

Las bolsas de plástico son un peligro para los niños, además de para el medioambiente

Las bolsas de plástico son un peligro para los niños, además de para el medioambiente
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces el peligro está donde menos imaginamos, no hacen falta enchufes al descubierto o fuegos sin vigilancia para que exista un riesgo claro para nuestros hijos. Las bolsas de plástico son un peligro para los niños, por eso, a pesar de que son bastante habituales en nuestro día a día, a pesar que de que en los últimos años estamos reduciendo su uso, nunca hay que dejarlas a su alcance.

Bolsas de la compra, bolsas de pañales, bolsas de alimentos, envoltorios de juguetes... pueden ser un problema y de cuando en cuando surgen noticias de desgraciados accidentes infantiles fruto de un descuido por este motivo.

Las bolsas de plástico fino son especialmente peligrosas porque pueden adherirse a la cara del niño, que cuando son bebés se quedan inmovilizados, sin poder retirársela y les provoca la asfixia. Bolsas de pañales, de tintorería, de la basura, envoltorios de juguetes y alimentos... pueden bloquear la nariz y la boca de los niños pequeños.

Por ejemplo, en el Reino se han producido 14 muertes relacionadas con este tipo de bolsas en los últimos diez años, y en Estados Unidos se producen al año unas 25 muertes de niños por asfixia con bolsas de plástico. Casi un 90 por ciento de estas muertes son de niños menores de un año de edad.

Usar las bolsas de plástico de forma segura

El Ministerio de Sanidad establece las siguientes recomendaciones sobre lo que hemos de tener en cuenta al comprar bolsas de plástico o antes de utilizarlas:

  • En primer lugar, procurar evitar las bolsas de tela: utilizar bolsas de tela o de papel para proteger a los niños y cuidar el medio ambiente.

  • Verificar la Directiva europea EN 71-1:2011 que recoge las condiciones estipuladas para las láminas de plástico flexibles, bolsas de juguetes y embalajes en la cláusula 6 envase y embalaje, Seguridad de los juguetes. Parte 1: Propiedades mecánicas y físicas.

  • Guardar las bolsas de plástico en un lugar seguro fuera del alcance de los niños o tirarlas de inmediato.

  • No permitir que los niños jueguen con bolsas de plástico.

  • No utilizar una funda de plástico para cubrir el colchón.

  • No tener ninguna bolsa de plástico cerca del lugar donde duerme el niño.

Recordemos que los accidentes o lesiones infantiles se pueden prevenir y que en el caso de las bolsas de plásticos, que son un peligro para los niños, lo que podemos hacer es siempre recogerlas y quitarlas del alcance de los pequeños y, de paso, hacer un favor al medio ambiente y reducir su uso.

Foto | iStock
Vía | Ministerio de Sanidad
En Bebés y más | ¿Accidente infantil o lesión? Ambos se pueden prevenir, Atención a los cordones de cortinas y persianas: el peligro está donde menos lo esperamos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir