Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Accidente infantil o lesión? Ambos se pueden prevenir

¿Accidente infantil o lesión? Ambos se pueden prevenir
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La importancia del lenguaje hace que políticos, entidades económicas o hasta organismos de salud internacionales se planteen la conveniencia de usar uno u otro término en determinadas ocasiones. Por ejemplo, nos preguntamos, ¿qué diferencia existe entre accidente o lesión? Podríamos pensar que se puede hacer un uso indistinto de ambos términos, de hecho se emplean a menudo como sinónimos. Pero hay un matiz importante, sobre todo si hablamos de accidentes o lesiones infantiles.

En sus recomendaciones, la Organización Mundial de la Salud propone sustituir la palabra "accidente" por la de "lesión no intencionada" con el fin de ir modificando la concepción de que un accidente es un hecho inevitable y sobre el que no se puede influir, que se debe al azar, a diferencia de la palabra "lesión", que lleva a pensar en un hecho sobre el que sí es posible actuar.

De ahí el nombre de un reciente documento para padres que pretende ayudarnos en la prevención de accidentes o lesiones y del que os hemos hablado: la Guía para Padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad Infantil.

Datos sobre accidentes infantiles en el mundo

Accidente infantil en verano

Pero, más allá del nombre que le demos, ¿qué datos importan de esos accidentes o lesiones que afectan a los niños? ¿Por qué centran la atención de los especialistas en salud infantil?

  • Cada día suceden más de dos mil muertes de niños por lesiones no intencionadas en el mundo.

  • Además de las 830.000 muertes anuales, millones de niños sufren lesiones no mortales que a menudo necesitan hospitalización y rehabilitación prolongadas.

  • Las lesiones no intencionadas constituyen la primera causa de muerte en la infancia entre los cinco y 18 años de edad en la Unión Europea.

  • En España, las causas más frecuentes de lesión traumática son las caídas y precipitaciones (35,6%), seguidas de los accidentes de tráfico (23,7%), bien por atropello en los niños de cuatro a ocho años o como ocupantes de vehículos o motos en los adolescentes.

  • Los niños en edad preescolar son víctimas frecuentes de accidentes domésticos, caídas, precipitaciones desde altura, ahogamientos, quemaduras e intoxicaciones.

  • Las lesiones no intencionadas son también la principal causa de dolor, sufrimiento y discapacidad que, a lo largo de la vida, pueden tener consecuencias graves sobre el desarrollo físico, psíquico y social del niño lesionado.

  • La lesiones además determinan un importante flujo de recursos sanitarios y sociales a corto y largo plazo.

  • Si se adoptaran medidas preventivas de eficacia demostrada podría salvarse la vida de al menos 1000 niños al día en el mundo.

Esto último es tal vez lo más importante y a lo que hacíamos referencia en el título de este artículo: las lesiones no intencionadas pueden prevenirse, al menos en buena parte, por lo que no hemos de dejar la responsabilidad al azar sino tener en cuenta qué podemos hacer nosotros como padre so cuidadores para proteger a los niños.

En definitiva, a pesar del matiz existente entre los términos "accidente" y "lesión", hay que ser conscientes de que tanto los accidentes infantiles como la lesiones no intencionadas en los niños, por mucho que les demos un nombre u otro, se pueden prevenir y hay que tomar las medidas de seguridad necesarias. ¡Porque no queremos sustos innecesarios!

Fotos | iStock
En Bebés y más | Los accidentes infantiles aumentan en verano: ¿cómo prevenirlos?, Consejos de seguridad en verano, Primeros auxilios para padres: ¿deberíamos estar más preparados?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos