Compartir
Publicidad
Publicidad

Atención a la salud reproductiva

Atención a la salud reproductiva
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si la salud reproductiva es importante en nuestro entorno, más lo será en lugares en los que el acceso a los sistemas sanitarios no están generalizados, teniendo en estos casos una relevancia especial la formación y la prevención. Muchas enfermedades y muertes se producen cada año en el mundo debido a una deficiente salud reproductiva.

Las muertes maternas, la mayoría en países pobres, se habrían podido evitar si las mujeres hubiesen tenido acceso a servicios de maternidad y atención básica de la salud.

Por ello es fundamental la atención de la salud reproductiva, que comprende una amplia gama de servicios. Estos servicios, que enumeramos a continuación, fueron definidos por la Organización Mundial de la Salud según el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) celebrada en El Cairo, Egipto, en septiembre de 1994.

  • Orientación sobre planificación familiar, información, educación, comunicación y servicios.
  • Educación y servicios para la atención prenatal, parto sin riesgos y atención de posparto, y atención de la salud de bebés y mujeres.
  • Prevención y tratamiento apropiado de la infertilidad.
  • Prevención del aborto y manejo de las consecuencias del aborto.
  • Tratamiento de las infecciones del tracto reproductivo, enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH/SIDA.
  • Prevención, detección precoz y tratamiento del cáncer de seno y los cánceres del sistema reproductivo, además de otras enfermedades y trastornos de la salud reproductiva.
  • Campañas para combatir activamente las prácticas tradicionales dañinas, como la mutilación genital femenina.

A la vista de todos estos factores se deduce que la prestación de servicios de salud reproductiva integrales requiere un enfoque multisectorial integrado. Tanto la protección como la salud, la nutrición, la educación y el servicio comunitario tienen un rol que cumplir a la hora de planificar y brindar servicios de salud reproductiva.

Recordemos que uno de los Objetivos del Milenio, a cumplir para 2015, es “Reducir en tres cuartas partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad materna”. Algunos indicadores para conseguir este objetivo son el aumento de la proporción de partos con asistencia de personal sanitario especializado, el acceso universal a la salud reproductiva o la cobertura de atención prenatal.

Esperemos que se logre, paso a paso, esta mejora en la salud reproductiva en el mundo que incidirá sin duda en mejores datos sobre mortalidad materna y perinatal, embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual.

Vía | OMS
En Bebés y más | Salud sexual y reproductiva en la adolescencia, Decidir ser madre adolescente, El embarazo en la adolescencia, Menos mortalidad materna en el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos