Publicidad

Las verdaderas ecografías en 3D: esculturas del feto

Las verdaderas ecografías en 3D: esculturas del feto
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Hace poco Armando nos enseñó las nuevas ecografías en 3D con imágenes de increíble precisión, aunque sean imágenes plasmadas en una superficie de papel o en una pantalla. Pero, ¿cómo dar verdadera dimensión de profundidad a una ecografía? Con una escultura del feto.

La compañía brasileña Tecnología Humana 3D ha desarrollado una técnica que permite convertir la ecografía en 3D en una mini-escultura del futuro bebé. Pero, ¿para qué querría alguien una escultura del feto?

Según sus creadores, el proyecto pretende ayudar al diagnóstico de malformaciones o una mejor evaluación de embarazos complicados. Aunque a mí me parece que lo que no permita ver el ojo humano (sobre todo el ojo de un experto) en una ecografía de alta precisión difícilmente lo va a detectar un ordenador que es el que procesa la ecografía para transformarla en escultura.

De hecho, si observáis las imágenes de esculturas (algunas impresionan bastante) veréis cómo son copias exactas de la imagen, con sus "huecos" o sombras que distorsionan la "toma" (si el bebé se mueve un poco hubiera salido de otro modo en la ecografía-escultura).

Esculturas del feto para padres invidentes

Otra posible utilidad que están promocionando sus creadores, y en este caso me parece más interesante, es que las esculturas del feto serían de gran ayuda para que los padres invidentes pudieran conocer a través del tacto a su bebé antes de que nazca. Sin duda, la experiencia maravillosa de "contemplar" a tu bebé por primera vez también es posible de este modo para ellos.

Esa ilusión que la mayoría vivimos con expectación, las primeras imágenes del bebé, ese estrujarnos los sesos para ver si vemos algo en la primera ecografía y luego ir observando emocionados cómo crece el bebé, tal vez verlo moverse, bostezar, si tiene muchos mofletes o pocos, si todo está bien en su cuerpecito... es una sensación que, si no vemos la ecografía, no vamos a vivir del mismo modo.

Y para las personas que no pueden verlo, ser capaces de "tocar" al bebé ya te puede acercar a él y hacer que te crees una imagen mental del mismo.

¿Cómo nacen las ecografías 3D del feto?

Las esculturas son una creación de Tecnología Humana 3D, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Investigación de Brasil y que centra sus trabajos en la impresión o modelaje de figuras en tres dimensiones a partir de distintos soportes, entre ellos, las ecografías. El proyecto surgió con propósitos diagnósticos, aunque su creador enseguida vio otras posibilidades.

Las "impresoras en 3D" son una realidad que surge a finales de la década de 1980 y que se han ido perfeccionando hasta la actualidad. Hoy, casi cualquier imagen puede convertirse en una figura tridimensional gracias a esta tecnología.

El precio de estas esculturas tridimensionales del feto depende del tamaño (se hacen a tamaño natural), pero una réplica de un feto de 12 semanas cuesta alrededor de 150 euros. No serán tan valiosas como las esculturas en bronce del feto que vi os hace un tiempo, y tal vez menos aptas para ser expuestas (aunque yo no lo haría tampoco con la escultura de bronce), pero sí más asequibles. Están elaboradas en un tipo de resina, un material similar al yeso.

En fin, si realmente estas ecografías-escultura tuvieran una utilidad médica, incluso psicológica o emocional para determinados padres (no hablo solo de invidentes, también aquellos que ha perdido un bebé), bienvenidas sean, y a buenos precios.

Lo que tal vez menos entendería es que este tipo de objeto se sumara a "las ecografías-espectáculo", cada vez más frecuentes, y en contra de las cuales se han posicionado muchos profesionales médicos. La tentación es grande: a pesar de los tiempos que corren, parece que estamos dispuestos a lo que sea cuando esperamos un bebé.

De hecho, ya os hablamos hace un tiempo de una empresa japonesa que apostaba por elaborar unas esculturas similares del feto para regalo: se presentaban incluso en una cajita con lazo. Personalmente, no me gustan este tipo de "figuritas" para adornar nada (como ya he comentado anteriormente), pero en fin, hay gustos para todo...

A vosotros, ¿qué os parecen estas ecografías en 3D, verdaderas esculturas del feto? ¿Se convertirán en una moda inútil (incluso, a muchos podría parecerle de mal gusto) o se circunscribirá a usos más conscientes?

Sitio Oficial | Tecnología Humana 3D En Bebés y más | ¿Qué tipo de ecografía es mejor, Las ecografías en el embarazo, Curioso regalo para las embarazadas: una réplica del feto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir