Compartir
Publicidad

Especial Alimentación infantil: recetas de batidos caseros para madres preocupadas (I)

Especial Alimentación infantil: recetas de batidos caseros para madres preocupadas (I)
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las consultas más típicas de las madres cuando van al pediatra es la que empieza por “mi niño” y acaba por “no me come”. No es que los niños no coman, sino que suelen comer menos de lo que las madres consideran que tienen que comer.

Lo primero que se suele hacer es ver cuál es la relación peso / talla del niño, o saber cómo está evolucionando el peso, porque si come poco (o nada), pero está aumentando bien de peso, el problema será seguramente de las expectativas de la madre, mientras que si el peso no es correcto o está bajando, habrá que ver cuál es la causa.

En cualquier caso, es cierto que algunos niños sanos empiezan a comer sólidos un poco tarde (cerca de los dos años) y no son muy amigos de los triturados. Para niños así, en los que puede interesar que las pocas comidas que hagan tengan un contenido alto de calorías, podría ser interesante utilizar batidos, que suelen ser bien aceptados y pueden formar parte de una dieta totalmente equilibrada.

Vamos a ver a continuación algunas recetas de batidos caseros, para aquellas madres que, por la razón que sea, viven preocupadas por el comer de sus hijos (nuestro segundo hijo, por ejemplo, no empezó a tragar alimentos sólidos hasta pasados los dos años, los triturados no le acababan de gustar, así que tuvimos que buscar soluciones de este tipo… ya digo, son minoría, pero a veces…).

Hacer un batido no tiene mucho secreto. Metemos los ingredientes en un recipiente y, batidora en mano, vamos triturándolo todo hasta conseguir una consistencia líquida o casi líquida.

Como no hay mucho que explicar, os daré los ingredientes y luego aportaré los datos relativos a las Kcal que aporta cada batido y el porcentaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas que contiene cada uno. Como veréis, son unos porcentajes muy cercanos a lo que se recomienda en una dieta equilibrada. (55-60% hidratos de carbono, 15% proteínas, 25-30% grasas).

Las recetas, por contener ingredientes como yogur, petit suisse, almendras, etc., están recomendadas para niños que ya hayan probado estos alimentos, es decir, a partir del año o incluso a partir de los dos años (los frutos secos suelen darse a comer a partir de los 2-3 años).

Batido casero de plátano y chocolate

Los ingredientes para hacer un batido casero con sabor a plátano y chocolate son:

  • Un yogur de plátano.
  • Crema de chocolate.
  • 10 gramos de almendras trituradas en polvo.
  • 10 gramos de leche en polvo, no necesariamente de bebé (una cucharada sopera).

Se trata de un batido que aporta 384 Kcal y que contiene un 14% de proteínas, un 55% de hidratos de carbono y un 31% de grasas.

No es probable que un niño se lo tome entero (o sí, vete a saber), pero si sucede, tened en cuenta que tal número de calorías podría suponer, en algunos niños, casi la mitad de las calorías que necesita en un día entero: si luego no tiene hambre hasta pasadas unas horas, sería algo normalísimo (advertencia que vale para todas las recetas, claro).

Batido casero de plátano y fresa con galleta María

Para hacer un batido casero de plátano y fresa con galleta María (qué rico, por Dios), necesitamos:

  • Un yogur de fresa.
  • Un plátano.
  • Dos galletas María (10 gramos).
  • 20 gramos de almendras trituradas en polvo.
  • 10 gramos de leche en polvo (una cucharada sopera).

Este batido aporta 385 Kcal y contiene un 14% de proteínas, un 50% de hidratos de carbono y un 36% de grasas.

Batido casero de fresa y galleta María

batido-de-fresa.jpg

Para hacer un batido casero de fresa y galleta María, que de los tres es el más recomendado para niños más pequeños (a partir de los 15-18 meses), cuando hayan probado las fresas, necesitamos:

  • Dos petit suisse de fresa.
  • 3-4 fresas (60 gramos).
  • 4 galletas María.

Este batido aporta al niño, si se lo toma entero, 288 Kcal y contiene un 15% de proteína, un 51% de hidratos de carbono y un 34% de grasas.

Y en unos días, tres más

Dentro de unos días os traeremos tres recetas más con las mismas características: caseros, altos en calorías, con ingredientes saludables y con unos porcentajes de proteínas, hidratos y grasas muy correctos.

Una cosa antes de acabar, si salen muy espesos, podéis añadir un poco de leche hasta que consigáis la consistencia que os parezca más correcta. Esto hará que aumente la cantidad del batido, que aumenten las calorías y que disminuyan las probabilidades de que un niño solito se acabe un batido. No pasa nada, porque sabemos que a los niños nunca hay que forzarles a comer (una de las frases más sabias que recuerdo de mi padre es esa: “a la fuerza, nunca”).

Fotos | Jonny2love, Simon Welsh en Flickr
En Bebés y más | Meriendas sanas (I) y (II), Vídeo: batidos de frutas caseros para niños, Batidos de frutas para el desayuno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos