Compartir
Publicidad
Publicidad

Echamos un vistazo al etiquetado de los productos "Nestlé Etapa 1" (III)

Echamos un vistazo al etiquetado de los productos "Nestlé Etapa 1" (III)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Finalizamos hoy la serie de entradas en las que hablamos de los productos de Nestlé Etapa 1 con lo que podemos observar al mirar el etiquetado de los tarritos de frutas con cereales y los destinados a las cenas para los bebés, que contienen leche, verdura y arroz.

La "Etapa 1" de la alimentación empieza para Nestlé a los 4 meses. Como ya he comentado lo ideal es que esta etapa comenzara a los 6 meses para que los bebés tomen seis meses de leche en exclusiva, sea materna o artificial.

El objetivo de esta entrada (y de las anteriores) es buscar los posibles “peros” de este tipo de productos (los beneficios los podéis leer en la misma web de Nestlé), para que los padres tengan la información sobre la mesa y decidan qué hacer.

Como ya dijera en la primera entrada, se trata de alimentación que se puede ofrecer a los bebés, pero que en algunas situaciones entrañan riesgos de alergia o son poco recomendables por apartar la leche (si un bebé de 4 meses se llena el estómago de zumo, no está tomando leche, nutricionalmente más completa y calórica) o por llevar algún ingrediente mejorable. Un mejor etiquetado o una producción sin trazas de leche o con mejores ingredientes haría de estos alimentos una alternativa más saludable.

Tarritos de Frutas y Cereales

Para quien quiera ofrecer a los bebés la fruta y los cereales a la vez, Nestlé pone a disposición de los padres diversos tarritos con diferentes mezclas de frutas y cereales.

Estos tarritos no deberían ofrecerse nunca de inicio (las primeras veces que un bebé prueba un alimento). Se recomienda que cada nuevo alimento se ofrezca por separado y que no se le dé otro nuevo hasta pasados 5-7 días, para que en caso de reacción alérgica se pueda conocer el causante. Si a un niño le damos de inicio un tarrito con varias frutas y cereales y se produce reacción, no sabremos cuál es el ingrediente culpable.

A nivel de sabor, como ya comentara en la entrada de alimentación complementaria destinada a la fruta, mezclar el sabor de la fruta con el de los cereales, más dulces, puede llevar a un niño a pensar, creer o querer que la fruta sepa a cereal.

Dicho de otro modo, si acostumbramos a un bebé a que la fruta sepa dulce no aprende ni se acostumbra al verdadero sabor de la fruta y es posible que cuando le ofrezcamos fruta “a palo seco”, la rechace por notarla demasiado ácida, amarga o agria.

10-macedonia-de-frutas-y-cereales.jpg

El de macedonia de frutas y cereales contiene frutas (manzana, plátano, naranja, piña y melocotón) y un 6% de cereales (harina de arroz y harina de arroz hidrolizada), almidón de maíz y vitamina C.

El melocotón es una fruta de la familia de las rosáceas, que son las más alergénicas. Suelen recomendarse a partir de los 12 meses (dudo que ningún pediatra las recomiende a los 4-6 meses), sin embargo podemos verla en este tarrito recomendado a partir de los 4 meses.

Este tarrito contiene además piña, que sólo se recomienda para aquellos bebés cuyas madres hayan comida esta fruta durante su vida de una manera más o menos habitual y a partir de los seis meses.

11-manzana-melocoton-y-cereales.jpg

El de manzana, melocotón y cereales contiene manzana (68 g), melocotón (32 g), un 6% de cereales (harina de arroz y harina de arroz hidrolizada), almidón de maíz, zumo concentrado de limón y vitamina C.

El único "pero" de este tarrito es el melocotón, del que ya he hablado arriba.

El de plátano, naranja y galleta contiene plátano (40 g), naranja (39,1 g), manzana y limón. Galleta sin gluten 6% (harinas de arroz y maíz y almidón de maíz) y vitamina C.

El de plátano, manzana, naranja y cereales contiene plátano (40 g), manzana (30 g), naranja (30 g), un 6% de cereales (harina de arroz y harina de arroz hidrolizada), zumo concentrado de limón y vitamina C.

De estos dos últimos no hay nada a reseñar aparte de todo lo ya comentado.

Pequecenas - Leche con zanahoria y arroz

Pequecenas es un producto líquido de Nestlé que se administra con biberón y en el que encontramos leche, verduras y cereal (arroz) y que está ideado para tomarse antes de dormir.

13-leche-verduras-y-arroz.jpg

El de leche con zanahoria y arroz contiene leche desnatada, harinas (arroz hidrolizada y arroz), aceites vegetales, almidón de maíz, dextrinomaltosa, zanahoria y zumo de zanahoria deshidratados, azúcar, jarabe de glucosa, sales minerales y vitaminas. No contiene gluten. Contiene leche y lactosa.

El de leche, verduras variadas y arroz contiene leche desnatada, harinas (arroz hidrolizada y arroz), aceites vegetales, almidón de maíz, dextrinomaltosa, azúcar, vegetales deshidratados (espinacas, zumo de zanahoria y judías verdes), jarabe de glucosa, sales minerales y vitaminas. No contiene gluten. Contiene leche y lactosa.

En el envase se especifica leche de continuación en una proporción de 88% y 89% respectivamente. La leche de continuación no debería ofrecerse a un bebé hasta los 6 meses como mínimo, por la cantidad de proteínas que contiene y porque está menos adaptada que la leche de inicio.

He consultado con Nestlé cómo es que en los ingredientes se especifica leche desnatada si en el frontal dice leche de continuación y me han comentado que llevan tanto leche de continuación como leche desnatada. Creo la leche desnatada no entra dentro de los alimentos que se recomienda ofrecer a un bebé de 4 meses (ni a uno de 6, de hecho).

Los bebés amamantados no deberían tomar este tipo de productos por el riesgo de reacción alérgica a la leche.

Sobre las grasas vegetales no me han sabido confirmar qué tipo de grasas se utilizan, pero sí han afirmado que no se utiliza aceite de palma ni aceite de coco, poco saludables (probablemente será aceite de soja y aceite de girasol).

En cuanto a la verdura se recomienda a partir de los seis meses, porque tiende a captar nitratos de la tierra (la zanahoria incluso hay quien recomienda retrasarla hasta los 7-9 meses) por lo que 4 meses es demasiado temprano para que la tomen.

Estos briks contienen además azúcar y jarabe de glucosa, poco recomendables para los bebés por el riesgo de caries y por aportar calorías vacías y porque el azúcar necesita captar elementos del organismo para metabolizarse (fibra, minerales, vitaminas y oligoelementos).

Finalmente comentar que vienen preparados para ser tomados con biberón. Considerando que lleva arroz (hidratos añadidos a los propios de la leche), azúcar y jarabe de glucosa, es poco recomendable por riesgo de caries y porque no genera ningún aprendizaje a la hora de comer.

Una cuchara sí es una novedad y un alimento semisólido es una nueva textura, pero ofrecer alimentación complementaria en un biberón es, simplemente, dar nuevos sabores en el mismo formato a riesgo de provocar caries.

Más información | Nestlé Fotos | Nestlé En Bebés y más | Echamos un vistazo al etiquetado de los productos "Nestlé Etapa 1" (II), Echamos un vistazo al etiquetado de los productos “Nestlé Etapa 1” (I), Cereales de desayuno para niños, no tan saludables, Peque Fruta de Nestlé: pura fruta en un innovador envase, Mi primer yogur es un alimento poco recomendable, La leche de continuación no es realmente necesaria para los bebés de seis o más meses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos