Compartir
Publicidad

Demasiada sal, también en los menús infantiles de comida rápida

Demasiada sal, también en los menús infantiles de comida rápida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo hemos visto en populares reportajes que nos muestran a personas que deciden alimentarse exclusivamente de comida rápida durante un tiempo. Poco tiempo, porque no pueden alargarlo mucho si no quieren convertir el experimento en un suicidio. Pero, ¿qué pasa con los menús infantiles de las cadenas de comida rápida?

Seguro que los niños tampoco aguantarían mucho tiempo alimentándose continuamente en estos lugares. Un estudio ha analizado los niveles de sal en los menús infantiles en varios países y llega a la conclusión de que son preocupantes y pueden entrañar riesgos para la salud de los niños.

Grasas, azúcares, colesterol... son los elementos que comúnmente se asocian a las comidas basura y a las cadenas de comida rápida, pero la sal también está presente en estos alimentos y es perjudicial. La sal aumenta el riesgo de obesidad infantil e hipertensión, accidentes cardiovasculares, osteoporosis...

No obstante, recordemos que la sal en sí no es mala, el sodio es indispensable para la vida, pero también puede ser perjudicial para la salud si se consume en exceso. El cuerpo de las personas solo necesita pequeñas cantidades de sal para funcionar adecuadamente y a lo largo del día nos exponemos a muchos alimentos que llevan sal de por sí, no suele ser necesario aliñarlos con mucha cantidad (y nada de sal en la comida de los bebés).

El estudio, elaborado por World Action on Salt and Health, analizó los niveles de sal de cadenas de distintos menús infantiles de comida rápida (MacDonald's, Burger King, KFC y Subway) en 37 países y encontró que ocho de cada diez menús contenían mas de un gramo de sal (incluso el caso extremo de más de dos gramos en algún país como Turquía, Costa Rica...).

El estudio analizó un total de 387 menús infantiles, incluyendo la típica hamburguesa con patatas o nuggets con patatas. Un niño entre cuatro y seis años no necesita tomar más de tres gramos de sal al día, por lo que, considerando que este menú es una de las cinco comidas diarias, nos va a dar un total de sal más que excesivo.

A destacar los nada menos que 5'3 gramos de sal que un niño va a tomar si pide unos Nuggets Popcorn y patatas fritas en Costa Rica. Visto lo visto, podemos dar gracias de que en España la hamburguesa con patatas "apple" de Burger King se sitúe en el nivel más bajo de los analizados, con 0'83 gramos de sal (frente a los 2'5 gramos si pedimos lo mismo en Finlandia).

Se suele decir que en algunos restaurantes ponen más sal de lo debido en la comida para que el personal tenga más sed y beba más (es decir, consuma y se deje más dinero), lo cual en el caso de los locales de comida rápida puede desembocar en que se sumen más refrescos al menú infantil, que tampoco hacen ningún bien en exceso.

Entonces, por un lado está bien que las grandes cadenas de comida rápida se esfuercen por hacer más saludables los menús para niños (¡y debería pasar lo mismo con lo de los mayores!), y se agradece que sumen frutas y verduras como he observado las últimas veces que hemos acudido, para acompañamiento de hamburguesa y como postre.

Pero también deberían revisar esos niveles de sal en los menús infantiles de las cadenas de comida rápida por el bien de los pequeños. Mientras tanto, cada vez queda más claro que comer en estos sitios ha de ser la excepción y no la norma, no está mal de vez en cuando. Y conviene tener en cuenta que, el resto del día, más vale hacer comida saludables si no queremos que se sumen demasiadas grasas, azúcares y sal a sus pequeños organismos.

Foto | iStock
Más información | World Action Salt
En Bebés y más | Cuídate más: menos sal es más salud, Restaurantes amigos de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio