Compartir
Publicidad

Con el calor, mantener al bebé bien hidratado

Con el calor, mantener al bebé bien hidratado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días de calor sofocante en muchos puntos del hemisferio norte, los bebés necesitan estar bien hidratados. Con el calor, aumenta la sudoración, por lo que el organismo necesita reponer líquidos con más frecuencia. Si hay un consumo insuficiente de agua o leche, se pude producir deshidratación.

Y es que debido a su peso corporal pequeño y las altas tasas de metabolismo para el agua y los electrolitos, los bebés y niños son más susceptibles a la deshidratación que los adultos.

Para los más pequeños es difícil hacerse entender, pero notaremos que están molestos, que lloran más y que sudan. Además puede haber sequedad en piel, boca y lengua, una disminución en la secreción de orina o deposiciones menos blandas.

Entonces hay que ofrecerle el pecho con más frecuencia, y ellos gracias a la leche materna calmarán la sed. La leche de la madre les aporta el agua, las sales y los nutrientes necesarios para evitar la deshidratación.

Si toman biberón, hay que ofrecerles también agua mineral aparte de la leche de fórmula.

Cuando los bebés ya han iniciado la alimentación complementaria, es bueno ofrecerles agua aparte de la leche. Si sigue tomando pecho se le puede dar en vaso en vez de utilizando tetinas a las que probablemente no estará acostumbrado. Las frutas más ricas en agua también ayudan a un buen nivel de líquidos en el organismo.

Estos días, mi hija de un año ha sudado mucho, y ha tomado pecho muchas veces más, aparte de en las comidas. Aunque el agua no le gusta demasiado, también le he ofrecido alguna vez después de mamar y ha dado buena cuenta de ella. Está sudando mucho, y seguro que la mayoría de bebés sufren este calor.

Para todos ellos, mantenerlos bien hidratados es uno de los principales consejos para el bebé en verano. De este modo evitaremos el golpe de calor y le proporcionaremos bienestar al bebé.

Además, podemos mantener su piel hidratada y que estén con ropa fresca y en un ambiente agradable para evitar una mayor pérdida de líquidos.

Si siempre tienen que estar hidratados, recordemos mantener al bebé bien hidratado cuando hace calor especialmente. Las mujeres embarazadas también han de llevar un cuidado especial en esta época.

Más información | Aeped Foto | aussiegall en Flickr - CC En Bebés y más | Bebés y niños en verano: prevenir el golpe de calor, Precauciones en verano: la deshidratación del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos