Compartir
Publicidad
Ser padres después de los 50 años: ya nadie se sorprende
Ser Padres

Ser padres después de los 50 años: ya nadie se sorprende

Publicidad
Publicidad

Treinta años atrás, ser padre o madre a edades avanzadas nos parecía de lo más extraño. Los casos eran excepcionales y vaya a saber uno las historias que había detrás. Sin embargo, hoy en día lo de ser padres después de los 50 años es cada vez es más habitual. Ya nadie se sorprende.

Sin ir más lejos, esta misma semana se han hecho públicos dos casos en Galicia: el del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y su mujer que serán padres primerizos, él con 55 y ella con 51 años, y por otro lado, la médico de Lugo que tendrá a su tercera hija con 62 años.

Un sueño posible, aún pasados los 50

Con 20 años una mujer tiene un 25% de probabilidades de quedar embarazada si mantiene relaciones en sus días fértiles. Con 30 años, las probabilidades disminuyen al 15%. A partir de los 35 descienden a un 8% y a un 3% a partir de los 38 años. O sea, que a partir de los 40 años las probabilidades son muy remotas por vía natural.

Sin embargo, ahí está la ciencia para ayudar. La reproducción asistida es una gran aliada de las mujeres que desean ser madre pasada la barrera de los 40 e incluso de los 50 años, cuando el reloj biológico ya se ha detenido.

La donación de óvulos y el avance experimentado en los últimos años en las diferentes técnicas de reproducción permiten cumplir el sueño tardío cada vez a más parejas.

No sólo influye el factor biológico. En la actualidad, las circunstancias sociales no son las mismas que treinta años atrás. Hoy en día las parejas buscan una relativa estabilidad económica antes de tener hijos, algo que en nuestra sociedad actual cada vez se retrasa más.

Tanto el hombre como la mujer buscan afianzarse en sus carreras y tener una vida sólida antes de subirse al barco de la paternidad.

Sin restricciones de edad

Madre-Abuela

La Sociedad Española de Fertilidad desaconseja los embarazos después de los 50 años por el alto riesgo que supone, tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, en España la ley de reproducción asistida no impone ninguna restricción para que las mujeres puedan ser madres a la edad que lo deseen.

La mayoría de los ginecólogos no aceptan someter a tratamientos de fertilidad a mujeres pasados los 50 años, pero al no haber una ley que lo prohíba, cada quien asume sus propios riesgos. Si la salud de la madre es buena, no hay enfermedades preexistentes como diabetes o hipertensión y las pruebas médicas son favorables, hay médicos que aceptan intentar un tratamiento.

Los riesgos son altos. Hay una probabilidad muy elevada de fallo cromosómico en el feto o de sufrir un aborto o un parto prematuro. Para la madre, de sufrir complicaciones en el embarazo o [un accidente cerebrovascular](as mujeres que se quedan embarazadas a los 40 años o más tarde tendrán mayores posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular o ataque al corazón)

Y no sólo los riesgos de un embarazo tardío son causados por la madre, también la edad del padre tiene mucho que ver. Ser padres a edad avanzada aumenta el riesgo de anomalías congénitas y se relaciona con mayor riesgo para la salud mental del niño.

Por otro lado, cada vez más estudios vinculan la edad avanzada con ciertas ventajas para los hijos como que ser padres a edad avanzada favorece que los hijos sean más longevos

La mejor edad biológica para ser madre son los 25 años en la mujer, pero para muchos ser padres después de los 50 es una nueva oportunidad. Viven una paternidad más relajada, más madura y se disfruta mucho más de los hijos.

¿Egoísmo o sueño cumplido?

Los principales argumentos en contra de la paternidad tardía es que, por lógica, suponiendo que los padres morirán de viejos, los hijos se quedarán sin padres antes que aquellos que tienen padres más jóvenes. Se les está quitando tiempo de vida junto a sus padres. Probablemente no estén o serán muy mayores cuando los hijos se gradúen, cuando se casen o tengan hijos. Tal vez no lleguen a conocer a sus propios nietos.

También la falta de vitalidad para cuidar a niños pequeños. Ir todo el día detrás de un bebé es muy cansado y evidentemente, la energía que se tiene a los 20 años no es la misma que se tiene a los 50 o 60 años.

Por otra parte, quienes han sido padres a edades avanzadas coinciden en que se vive una paternidad más sosegada y madura que redunda en beneficio de los hijos.

Para muchas parejas que no han podido ser padres antes, serlo pasados los 50 es un sueño cumplido. Un broche de oro para su vida ya establecida.

Casos de padres famosos después de los 50

Janet

El mundo de las celebrities está plagado de padres y madres maduros. Hace pocos meses Janet Kackson anunciaba su primer embarazo con 49 años y será madre cumplidos ya los 50.

Aunque tiene tres hijos mayores adoptados, George Lucas, el creador de Star Wars, tuvo su primera hija biológica a los 69 años.

Robert de Niro se convirtió en padre por sexta vez a los 68 años, mediante un vientre de alquiler. Paul McCartney, padre de ocho hijos tuvo el último, una niña, cuando tenía 61 años.

La tendencia es mayor en hombres. Aunque el reloj biológico también avanza para ellos, evidentemente no es lo mismo que para las mujeres. Donald Trump, Tommy Mottola y Michael Douglas también se suman al club de los papás maduros.

Jagger

Por último, el rey del rock es también el rey de la paternidad tardía. Mick Jagger será padre a los 73 años con su quinta mujer, una modelo de 29 años. Tiene una bisnieta que será mayor que su octavo hijo.

En Bebés y más | Está mejor visto ser padre que madre a los 40, Una mujer india se convierte en madre primeriza a los 70 años

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos