Síguenos

toma_biberon.jpg

Lo principal en un biberón es que siempre esté limpio y esterilizado, los materiales y formas quedan en segundo plano, siempre que sean productos homologados. Recuerda siempre extremar las medidas higiénicas y esterilizar los biberones y tetinas durante los primeros seis meses. En el buen uso del biberón también cuentan sus revisiones, pues con el uso, las tetinas se rompen, y los biberones, además de las posibles roturas, las rayas de medición deben ser visibles para que no haya errores a la hora de preparar la toma.

Hay biberones y tetinas especiales para recién nacidos que le ayudan a reducir el cólico del lactante, y son más apropiados los de cristal termo resistente, ya que lo puedes calentar y limpiar mucho mejor, además no absorbe olores ni sabores aunque su inconveniente es que pesa bastante. A partir de los 4 meses resultan más cómodos los biberones de plástico irrompible, además con su forma anatómica, permiten que el bebé agarre el biberón.

Ten cuidado cuando veas que tu hijo tose o arroja leche por la boca, es posible que la tetina deje pasar la leche demasiado deprisa, si por el contrario, cuando toma el biberón, tu hijo suda, es posible que la tetina esté obstruida o que sea demasiado estrecha. Existen tetinas con 3 velocidades que se adaptan a las distintas consistencias de las comidas.

biberon_lactancia.jpgEl biberón es importante tenerlo listo con antelación, de esta manera, tu hijo no se impacientará cuando tenga hambre. Comprueba siempre la temperatura y la salida de la leche, para ello, vierte unas gotas de leche en el dorso de tu mano y podrás constatar la temperatura.

Cuando le des el biberón, procura mantenerlo inclinado de manera que la leche cubra toda la superficie de la tetina y así evitar en lo posible que trague aire.

Es recomendable no forzar al niño a comer, ten en cuenta que tu hijo tenga hambre, si ves que él no muestra interés, es porque no la tiene, entonces, retíralo y espera a que lo reclame.

Siempre que acabe la toma, asegúrate que tu bebé expulsa los gases para que así no tenga molestias. Y no olvides nunca al terminar que hay que lavar el biberón y la tetina ya que si tardas demasiado, se resecan.

Más información | alu.ua
En Bebés y más | Aliviar los gases del bebé

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios