Sigue a

2meses

Tu bebé ya tiene 2 meses. Poco a poco el bebé se ha ido adaptando a su nueva vida fuera del vientre materno mientras que sus padres se han ido adaptando a sus necesidades, horarios y cuidados. La madre ya está recuperada del parto y se siente mejor a la vez que el padre participa más activamente en su cuidado.

Por su parte, como ser social que es, el bebé se muestra más espabilado. Lo mira todo y comienza a interactuar con sus padres y con el resto de las personas que le rodean a través de las miradas, los balbuceos y las sonrisas.

Los bebés de 2 meses son todavía recién nacidos pero ya empiezan a despuntar algunos rasgos característicos de su personalidad. Vamos conociendo como reacciona ante ciertas situaciones como el hambre, el sueño, la incomodidad o si es un bebé tranquilo, irritable o inquieto.

Conozcamos en detalle las características de los bebés de dos meses:

Alimentación del bebé de 2 meses

El alimento más adecuado para el bebé hasta los seis meses de edad como mínimo es la leche materna. Sus beneficios son innumerables tanto para la madre como para el bebé. Ayuda, entre otras tantas cosas, a mejorar sus defensas, a su desarrollo intelectual y reduce el riesgo de obesidad infantil.

El pequeño empieza a tener un horario de tomas más regular que el mes anterior, pero de todas formas la lactancia materna debe seguir siendo a demanda, es decir, cuando el bebé lo pida. En ocasiones no llora por hambre pero ofrecerle el pecho le ayudará a calmarlo.

En el momento de la toma, sea lactancia materna o biberón, debéis estar tranquilos, en un ambiente acogedor y sin interrupciones. Esto contribuirá a que el bebé se relaje y a reducir los cólicos.

Si el bebé toma leche artificial, el biberón también se da a demanda. Se recomienda la toma cada tres o cuatro horas ya que es el tiempo que la leche, más difícil de digerir que la materna, permanece en el estómago. Pero independientemente de ello el bebé puede tener hambre antes y lo normal sería darle el biberón, igual que haríamos si tomara el pecho.

Sueño

Pasado el primer mes de vida, el bebé comienza a regularizar poco a poco sus ciclos de sueño-vigilia, durmiendo por períodos más largos, especialmente por la noche. Nosotros podemos ayudarle estableciendo una rutina que se repita a diario. Por ejemplo, baño, masajes y alimento cada noche antes de dormir.

El bebé debe dormir boca arriba, es la posición recomendada para reducir el riesgo de muerte súbita. Sin embargo también es conveniente colocar al bebé boca abajo mientras está despierto para que vaya fortaleciendo la parte superior del tronco, que luego le ayudará para el gateo.

También es conveniente alternar la posición del bebé mientras duerme (colocarlo de un lado, luego del otro) para evitar la plagiocefalia, una deformidad de la cabeza causada por descansarla siempre en la misma posición que puede llegar a ser muy grave.

Sigue siendo lo mejor que el bebé permanezca por la noche cerca de su madre para facilitar las tomas nocturnas y porque el pequeño la necesita cerca. Como he comentado en la entrada del primer mes, el colecho, o sea el dormir con el bebé en la misma cama, es una elección muy personal de cada familia pero siempre debe ser una práctica segura.

Crecimiento del bebé de 2 meses

Los bebés alimentados con leche materna no suelen ganar peso de forma exagerada ya que su composición es óptima y no hay riesgo de sobrepeso. En cambio, los bebés alimentados con leche de fórmula es más factible que engorden más.

Cada bebé tiene su propio ritmo de crecimiento. Dos bebés nacidos con el mismo peso y alimentados de la misma forma pueden tener un peso muy diferente al segundo mes. A grandes rasgos, los niños durante el primer trimestre ganan alrededor de 200 gramos semanales y 3 cm de talla y 1-2 cm de perímetro craneal al mes.

Desarrollo del bebé de 2 meses

  • Sigue objetos y personas con la mirada
  • Fija la mirada
  • Cuando está tumbado empieza a mover las piernas y los brazos
  • Sostiene su cabeza durante algunos segundos
  • Cuando se lo coloca boca abajo levanta la cabeza y la parte superior del pecho
  • Sonríe cuando la madre le sonríe o le habla
  • Comienza a balbucear algunos sonidos simples

Para estimular su desarrollo podemos comenzar a ofrecerle sonajeros u objetos livianos que intentará coger. Si llamamos su atención haciendo sonidos nos mirará atentamente. Le encanta que le pongamos música suave y le cantemos canciones de cuna.

Por supuesto debemos estar pendientes de él en todo momento pues va adquiriendo fuerza en piernas y brazos y aunque creamos que no se mueve sería peligroso dejarlo sólo encima del cambiador, de la cama o del sofá. Tampoco debemos dejarle sólo con los hermanos mayores si éstos son pequeños, lo que para ellos es un juego puede ser riesgoso para el bebé.

Sociabilidad del bebé de 2 meses

sonrisa

Si no lo ha hecho durante el primer mes es en el segundo cuando nos regalará su primera sonrisa. La sonrisa angelical o sonrisa falsa, reflejo primario del bebé, se convierte en una verdadera sonrisa en respuesta a un estímulo social. Es un momento maravilloso y emocionante. Cuando lo haga será difícil contener las lágrimas.

El mejor estímulo para el bebé de dos meses es hablarle, sonreírle y hacerle caricias y masajes mientras lo cambiamos, lo paseamos o jugamos con él. Puede parecer banal pero es el comienzo de su sociabilidad. Tenemos que hablarle al bebé como si nos entendiera porque aunque no comprenda lo que decimos estaremos favoreciendo su posterior desarrollo del habla.

Los masajes son muy buenos para su desarrollo tanto físico como emocional, pero es importante identificar el mejor momento para realizarlo.

Fotos | Flickr CC eseering y mtretiakova

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario