Compartir
Publicidad
Muchos nervios y poco sueño: cómo ayudarles para la vuelta al cole
Consejos

Muchos nervios y poco sueño: cómo ayudarles para la vuelta al cole

Publicidad
Publicidad

La vuelta al cole está a la vuelta de la esquina y entre los niños crecen los nervios, la emoción... A lo largo de las vacaciones, se han relajado los horarios y aunque entre los consejos para la vuelta al cole se encuentra el de dormir bien, es precisamente en esta época cuando más les cuesta dormirse. De cara a la vuelta al colegio hay muchos nervios y poco sueño, ¿cómo podemos ayudarles?

Y es que a todos nos pasa, ese síndrome postvacacional que no nos deja dormir bien los días anteriores a la reincorporación al trabajo también lo sufren muchos niños que han de regresar a las aulas, que desempolvan mochilas, estuches, uniformes... Y aunque a menudo hay una mezcla de ganas de volver a ver a los amigos y de rechazo por lo que suponen las tareas más duras de la escuela, en lo que coincide la mayoría de los niños es en los nervios que les impiden dormir bien.

Si no ponemos remedio, lo que sucederá es que el inicio será más traumático, que los niños irán muy cansados al colegio y no disfrutarán de todo lo bueno que sí apreciarían estando descansados. Y es que los niños en edad escolar necesitan entre nueve y doce horas de sueño (los más pequeños, entre diez y 13), pero claro, no a cualquier hora ya que el colegio suele empezar bastante temprano...

Entonces, se acabó lo de levantarse sin mirar el reloj, que es uno de los mayores placeres en vacaciones, y también debería acabarse lo de acostarse sin reloj. Y es que, aunque no sea fácil, hay que ajustar horarios para la vuelta al cole y estos días son ideales para lograrlo, ya que aún queda algo más de una semana para que empiece el colegio en la mayoría de comunidades.

Evidentemente, esta transición debería hacerse poco a poco y no pasar de levantarse más allá de las 10 y acostarse a las 11 de la noche durante más de un mes, a, al día siguiente, levantarse a las siete de la mañana. Muy duro para cualquiera, ¿no? Veamos este y otros consejos para que los niños tengan un sueño saludable y menos nervios de cara a la vuelta al colegio.

Horarios vuelta al cole

Dormir mejor para la vuelta al cole

  • Adelantar paulatinamente la hora de acostarse. Por suerte, las horas de luz acompañan y al final del verano se reducen, anocheciendo más pronto y permitiendo que sea más sencilla la tarea de convencerlos para ir a la cama.

  • Algunos "trucos" para que esto funcione es que se acuesten antes pero para leerles un cuento, o que lean ellos, o que escuchen música relajante, hacerles un masaje, ejercicios de respiración... En definitiva, crear el clima adecuado para que los pequeños dejen de lado los nervios y se tranquilicen, iniciando un sueño más reparador.

  • Hacer ejercicio por la tarde: practicar un deporte, jugar al aire libre, pasear, ir en bici... prepara el cuerpo para el necesario descanso. El ejercicio físico reduce el estrés y está relacionado con un mejor sueño (además, se relaciona con unos mejores resultados escolares).

  • Aunque la siesta tiene muchos beneficios, puede ser el momento de acortarla o de suprimirla para que los niños afronten el sueño de la noche antes. Esto, excepto con los más pequeños (por ejemplo, los que empiecen el cole con tres años), ya que sigue siendo muy necesaria para ellos y, con suerte, en el colegio aún mantendrán un tiempo para que los pequeños descansen después de la comida.

  • Tomar una cena completa pero ligera, pues si a la hora de cenar se cometen excesos, la digestión será más lenta y pesada, influyendo en la calidad del sueño.

  • Tomar un vaso de leche tibia antes de acostarse puede ayudar a dormir mejor a los niños, o al menos así lo sugiere la experiencia de muchas personas, aunque los estudios no se pongan de acuerdo para confirmar este punto (ni si con miel o sin miel...). Lo cierto es que la leche contiene calcio, un sedante natural y también aminoácidos que ayudan a la producción de serotonina, sustancia que estimula el bienestar y la relajación. Lo importante es que esto se haga si le sienta bien al niño y, por supuesto, si se lava bien los dientes antes de acostarse.

  • Tomar un baño relajante de agua tibia antes de irse a dormir es otro de los "trucos" para que desaparezcan los nervios, para dejar de pensar en el día siguiente y prepararse para descansar más a gusto.

  • Otros alimentos que pueden ayudar a conciliar el sueño mejor son el pavo, las frutas como el plátano o las cerezas, la manzana... y verduras, la patata, los cereales...

  • Por el contrario, deben evitarse en las últimas horas del día frutas ricas en vitamina C como la naranja o el kiwi, bebidas como el té o el café (con cafeína) o carnes rojas y embutidos ricos en tiroxina, que activarían las dopaminas que son las que nos hacen estar despiertos. Tampoco se recomiendan para los niños las bebidas energéticas.

  • Otra cuestión a evitar antes de acostarse es ver la televisión, utilizar el móvil, la tableta o el ordenador... ya que las pantallas podrían alterar el sueño de los pequeños, provocarles pesadillas (incluso, un uso excesivo se ha relacionado con determinados trastornos como el sonambulismo)...

  • Adelantar paulatinamente la hora de levantarse. Tenemos que adaptarnos poco a poco a la hora que será habitual que se despierten los niños cuando vayan a la escuela. Eso sí, con suerte aún no tendremos que ir con demasiadas prisas a la hora del desayuno y de vestirse. Por cierto, recordamos que un buen desayuno es fundamental para ir al cole despierto y contento. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) señala que salir de casa sin desayunar afecta al rendimiento escolar y además favorece la obesidad infantil.

Todos estos consejos van a ayudar a que los niños no duerman alterados y tengan un mejor descanso, ya que les hacen falta todas las energías para afrontar la vuelta al colegio del modo más positivo posible, sin problemas de sueño y contentos porque por fin vuelven a ver a sus amigos, a sus profes... Seguro que se adaptan antes que nosotros a la dura vuelta a la rutina. ¡Feliz vuelta al cole!

Fotos | iStock
En Vitónica | Cómo ayudar a los niños a tener un buen descanso nocturno
En Bebés y más | Algunos consejos para preparar la vuelta al cole, Ajustar horarios para la vuelta al cole, ¡qué difícil!, ¿Quién lo pasa peor con la entrada al colegio?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos