Compartir
Publicidad
Publicidad

Una pareja gay se queda sin su bebé de gestación subrogada porque el padre es la pareja de la mujer

Una pareja gay se queda sin su bebé de gestación subrogada porque el padre es la pareja de la mujer
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días mi hijo me dijo que en clase habían estado hablando sobre la gestación subrogada o vientre de alquiler, y me explicó que la profe le había dicho que era mejor llamarlo "gestación subrogada" porque lo de "vientre de alquiler" sonaba peor. El caso es que me quedé pensativo porque en realidad se le puede poner el nombre que se quiera, pero muchas veces no es más que la cesión del útero de una mujer a cambio de dinero, creándose una situación que puede dar lugar a algunos problemas como el que os contamos hoy.

Stefano Franke y Arnout Janssen son la pareja protagonista de la historia. Residen en Twente, Holanda, y hace algo más de un año decidieron ser padres. Para ello contactaron con una mujer que accedió a gestar un bebé mediante una inseminación artificial. El óvulo sería de ella y el esperma de uno de los dos. El problema fue que la bebé que nació resultó ser de la pareja de la mujer, así que Stefano y Arnout se han quedado sin "su hija".

Ella no tenía que mantener relaciones sexuales

Lo habitual, sobre todo para intentar evitar las lógicas implicaciones emocionales de la mujer, es que el óvulo sea de una donante (y aun así, a menudo la mujer acaba sufriendo por la separación). Sin embargo, según leemos en La Voz de Galicia, lo que habían decidido era que se llevara a cabo una inseminación y que, lógicamente, esos días la mujer no mantuviera relaciones sexuales con su marido hasta que no estuviera embarazada.

Sin embargo, aunque ella asegura que mantuvieron relaciones con protección, una prueba de ADN a petición del padre biológico acaba de confirmar que la niña que nació el pasado 8 de mayo no tiene ningún parentesco con Franke ni con Janseen, así que la custodia ha pasado a manos de los padres biológicos, y ellos acaban de quedarse sin la que ya consideraban que era su hija.

¿Y no pueden denunciar?

No, porque en Holanda la gestación subrogada no está regulada, pero tampoco está penada. Existe un vacío legal que permite que se lleve a cabo, pero que no ampara a los afectados al no haber posibilidad de formalizar un contrato legal, ni una ley que proteja a los contratantes. Así que lo único que tienen son las conversaciones que mantuvieron por Internet, los acuerdos a los que llegaron, que no tienen validez legal en este supuesto.

Por eso se han quejado públicamente por sentirse desamparados, sin derechos, y en manos únicamente de la buena voluntad de una mujer en la que debían confiar esperando que no faltara a su palabra.

La cuarta hija de la familia

Ahora la niña pasará a formar parte de su nueva familia, que es en realidad su familia biológica, siendo la cuarta, pues ya tiene tres hermanos. Tanto la mujer como el marido han declarado que no tienen intención de llegar a ningún acuerdo con la pareja de hombres, que se siente dolida y con la confianza dañada, después de ver a "su hija" nacer, después de cuidar de ella unos días, y después de ver cómo la justicia se la ha arrebatado de las manos.

¿Puede pasar esto en España?

En teoría no, porque en España la gestación subrogada es una práctica no permitida. Sin embargo, al haber países donde sí se puede hacer, hay empresas que facilitan a las parejas de España poder alquilar un vientre en esos países (hecha la ley, hecha la trampa). Esta semana el Comité de Bioética se posicionó a favor de prohibir la gestación subrogada, no solo a nivel estatal, sino también multando a las compañías que están haciendo posible que muchas parejas españolas tengan hijos gestados por otras mujeres.

Mediante la prohibición se evitarían casos como el de la pareja holandesa, básicamente porque el acuerdo entre ambas parejas sería delito.

Si se permitiera, aunque hay quien dice que también se evitarían casos así, podría suceder algo aún peor: que la madre se negara a entregar al bebé una vez nacido. Y en estos casos, la ley debería definir claramente quién tiene la custodia, y lo último que debe suceder es que los bebés acaben "rifados" en los tribunales, creo yo.

Foto | iStock
En Bebés y más | Un polémico caso de maternidad subrogada: una mujer da a luz al hijo de su hijo gay, “Welcome Home: Una historia de familia”, la experiencia de una pareja homosexual con la maternidad subrogada, Los siete casos más extraordinarios de maternidad subrogada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos