Compartir
Publicidad

Tras acceder a que sus hijas se tiñeran el cabello de azul, una madre explica por qué fue algo positivo para su relación

Tras acceder a que sus hijas se tiñeran el cabello de azul, una madre explica por qué fue algo positivo para su relación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como padres, somos los responsables y encargados de cuidar, guiar y educar a nuestros hijos durante sus primeros años de vida (aunque en realidad nunca dejamos de hacerlo). Durante ese tiempo, una de nuestra funciones es establecer límites apropiados a la edad y circunstancias de cada uno de nuestros hijos.

¿Pero debemos ser siempre firmes o responder "no" cuando tengan una petición un poco alocada? Una madre nos enseña que ser flexible y permitir que sus hijas adolescentes se tiñeran el cabello de colores fue algo que ayudó a mejorar su relación.

Whitney Fleming es una mamá bloquera que narra y publica su experiencia con la maternidad en el blog "Playdates on Fridays". Recientemente compartió una situación que tuvo con sus hijas, y que resultó ser una lección en la que aprendió que en ocasiones, evitar el "no" puede ser algo beneficioso.

Resulta que sus dos hijas adolescentes comenzaron a tener la inquietud de teñir su cabellos de colores "no tradicionales", y se lo comentaron con muy poca esperanza de que su madre accediera. Sorprendentemente, su respuesta fue que lo pensaría. Y así fue como comenzó la reflexión que comparte en la publicación de Facebook, acompañada por la foto de una de sus hijas con el cabello teñido de azul.

Hoy dejé a mi hija de 12 años teñirse el cabello de azul. En realidad, es más un tono turquesa. Y mi hija de 13 años se lo tiñó de morado.

Cuando comenzaron a mencionar la idea de teñirse el cabello hace algunos meses, respondí con un: "Ya veremos". Ambas se llevaron una agradable sorpresa al ver que yo no les dijera que "de ninguna manera" inmediatamente, así que ocasionalmente lo volvían a mencionar.

Intenté pensar en una buena razón para no hacerlo. En la escuela no hay ninguna regla contra el cabello teñido, no requiere ningún mantenimiento adicional y ellas estaban ahorrando para pagárselo.

Aún así, estuve batallando al pensar en eso y tomar una decisión, principalmente porque mis papás jamás lo hubieran permitido. Mi padre perdió la cabeza cuando me hice una doble perforación en la oreja cuando estaba en la preparatoria, así que el cabello azul nunca sería una opción.

Cuando lo pensé, sólo había dos razones para no hacerlo. Significaba que ya no podría controlar su apariencia, y que es algo que nunca hubiera hecho a su edad. Ambas parecían razones bastante egoístas y ridículas.

Así que finalmente hice la cita, y le dijimos a nuestro colorista que queríamos teñir las puntas, y mis hijas salieron del lugar con el cabello azul y morado. ¡Ups! Y no podrían estar más felices.

Pero lo más interesante, fue que cada mujer del lugar se detuvo para decirme que yo era una buena madre por permitirles hacer esto.

Me pareció extraño, hasta que una madre mayor comentó: "Los jóvenes tienen muy poco que contar sobre sus vidas, y cuando les damos un poco, le damos equilibrio a la relación. Créeme, eres inteligente al permitirles hacer esto."

Entonces, camino a casa cuando las chicas me agradecían profundamente, les dije esto: "Recuerden que ustedes pensaban que yo les diría que no, lo hablamos, y entonces llegamos a una solución juntas. Antes de que salgan y hagan algo estúpido, recuerden que siempre podemos hablarlo primero, incluso si creen que diré que no. Denme la misma oportunidad que yo les di a ustedes".

Asintieron con la cabeza y movían su cabello, y me derritió el corazón verlas tan felices por algo tan pequeño, sabiendo que probablemente tendremos que enfrentarnos a algo más grande el día de mañana.

No creo ser una buena mamá por dejar a mis hijas teñirse el cabello de un color diferente; pero, sí creo que hoy acerté como madre al escuchar a mis hijas y tener consideración sobre algo que era importante para ellas.

Hoy dije que sí porque me siento segura de que habrá muchos “NO” en el futuro. Y como dice el dicho, el cabello de hoy, mañana se habrá ido.

La publicación de Whitney ha sido compartida miles de veces y ha recibido cientos de comentarios positivos, que aplauden su decisión, no sólo por ser una madre flexible, sino por la lección que comparte acerca de cómo el detenernos a escuchar a nuestros hijos y tomar en serio las peticiones que tengan, puede mejorar grandemente nuestra relación con ellos.

La historia de Whitney me recordó una similar que compartimos hace tiempo, en la que una madre permitió que si hija se tiñera el cabello de rosa, después de pasar por un terrible accidente en el que estuvo en peligro de muerte. ¿La lección que ella toma de eso? La vida es demasiado corta para decir "no" todo el tiempo.

Si bien ambas madre nos comparten su experiencia para comprender que es buena idea el evitar decir "no" todo el tiempo, esto tampoco quiere decir que debemos acceder a todo. Simplemente se trata de encontrar un pequeño equilibrio y quizás también, no ser muy duros o caer en extremos de límites o sobreprotección con nuestros hijos.

Foto | gdiazfor Nox via photopin (license)
Vía | Facebook
En Bebés y más | Cómo decirles que no sin decir “no”, "La vida es muy corta para decir "No" todo el tiempo", la publicación de una madre que se ha hecho viral, Nueve maneras de decir "no" a tus hijos de forma constructiva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio