Publicidad

Tener padres controladores en la adolescencia dificulta las relaciones sociales y los logros educativos en la vida adulta

Tener padres controladores en la adolescencia dificulta las relaciones sociales y los logros educativos en la vida adulta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada etapa de la vida tiene sus propias características, pero la adolescencia en particular, es una llena de muchos cambios y retos para todos. Comenzando por el propio adolescente, que está pasando por una etapa transformadora en la que comienza a definir su identidad, hasta el resto de la familia, que deberá acompañarlo de la mejor forma posible durante su adolescencia.

Si bien los padres continuamos siendo sus guías y responsables, durante esta etapa debemos recordar darles el espacio necesario para su desarrollo social y emocional, pues de acuerdo con un estudio, tener padres controladores durante la adolescencia puede dificultar las relaciones sociales y logros educativos a largo plazo.

Publicado en la revista Child Development, este nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Virginia tenía como objetivo analizar cómo influía la crianza controladora durante la adolescencia en la salud a largo plazo.

Para poder analizar esto, se realizó un seguimiento a 184 adolescentes en Estados Unidos desde que tenían 13 años hasta que cumplieron 32, tiempo durante el cual se les aplicaron diversas encuestas y pruebas psicológicas, además de realizar encuestas sobre la percepción que tenían de ellos las personas que les rodeaban y capturar algunos vídeos de sus interacciones con las personas cercanas a ellos.

Al analizar los resultados a través de los años, se encontró que aquellos que tuvieron padres controladores a los 13 años de edad, tenían menos relaciones románticas en las que fueran apoyados a los 27 años, así como tener menor probabilidad de tener una relación seria a los 32 años, y mostraban logros educativos más bajos a la misma edad.

Aunque no se encontró una causalidad, este tipo de resultados fueron causados por problemas durante la adolescencia, particularmente a los 15 y 16 año, entre los que se incluían ser menos maduros psicológicamente.

Y es que en la adolescencia, suceden grandes cambios en cuanto al desarrollo de la autonomía e independencia de las personas, cambios que si son restringidos, pueden indudablemente afectar las relaciones sociales y emocionales en el futuro.

Por ello, aunque nuestros hijos sigan necesitándonos en la adolescencia (e incluso más que antes), es importante recordar darles el espacio necesario para tener esa etapa de autodescubrimiento, donde van aprendiendo quiénes son y desarrollan importantes habilidades sociales.

Foto | iStock
Vía | EurekAlert
En Bebés y más | Las tres etapas de la adolescencia y qué esperar en cada una de ellas, "Tenemos que colocarnos detrás de nuestros hijos adolescentes para ayudarles a despegar", hablamos con Josep López Romero

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios