Publicidad

¿Tenemos que hacer un regalo al profesor de nuestros hijos? No todos los padres están de acuerdo

¿Tenemos que hacer un regalo al profesor de nuestros hijos? No todos los padres están de acuerdo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se acerca el final de curso y de nuevo la misma tesitura: ¿hay que hacerle un regalo a la profesora o al profesor de nuestro hijo? Habrá padres que dos meses antes ya iniciaron conversación en los grupos de WhatsApp recordando 'la obligatoriedad' del obsequio, aunque parece que no todos están de acuerdo ni entienden esta costumbre. Pero, entonces surgen las dudas: ¿no discriminarán a mi hijo por no participar en el regalo común ni llevar nada a la profe?

Hablamos de cuánto dinero se suele aportar, qué regalo es el más adecuado, y también qué hacer si no quieres participar.

Cada padre debe ser libre para elegir

En el último año de la escuela infantil obsequié a las profesoras de mi hijo, porque le adoraban y él las quería, y me apetecía agradecer su cariño y dedicación.

Pero cuando llegó al cole, todo cambió. La profesora de primero de infantil de mi hijo se pasaba el día diciendo, delante de padres y niños, que él "era malo", que la volvía loca y que no podía con él. Y por más charlas que tuve con ella donde prometía variar su lenguaje y su actitud nada pedagógica con un pequeño de tres años, la situación llegó a tal punto que estaba decidida a cambiarle de centro al año siguiente para que no tuviera que volver a verla.

Así que cuando recibí el consabido mensaje en el grupo de padres del cole resaltando la maravillosa labor de la profe y que se merecía un regalo espectacular de fin de curso, monté en cólera. Por supuesto no participé y al año siguiente tuvimos la suerte de que la 'increíble' maestra ya no estaba en el colegio (era interina) y mi hijo tuvo una profesora maravillosa a quien sí le gusta trabajar con niños.

Mi caso creo que solo es un ejemplo de lo que sentimos muchos padres acerca de la costumbre extendida de obsequiar al educador de nuestros hijos pequeños. Creo que cada uno debe tener libertad de decidir si quiere o no participar. Al menos, yo así lo hice.

¿Una tradición desfasada?

Esta costumbre de obsequiar al profesor viene de muy lejos y solía ser un agradecimiento por Navidad a su buena labor, igual que se daba el aguinaldo al cartero o al portero del edificio, por ejemplo.

Ahora, en algunos casos la tradición va mucho más allá: no solo se regala en Navidad, también al finalizar el curso. Además, la inversión puede ir desde los tres euros por familia en los regalos de toda la clase, a incluso hasta 20 euros por niño, para poder sufragar una visita a un balneario o incluso un viaje.

Pero, ¿te has parado a pensar qué regalo de tu hijo es el que más ilusión te hace? ¿Prefieres el bolso 'hiper ideal de la muerte' que ha pagado papá, o el último dibujo con esas palabras tan amorosas escritas con la letra, aún insegura, de tu pequeñajo favorito?

Pues eso, a los profesores les ocurre lo mismo: agradecen incluso más un recuerdo personalizado por los niños de la clase que un regalo carísimo. Lo importante es que sientan que hacen bien su labor.

Ideas de regalos para profesores

Regalo Al Profe Idea de regaloalprofe.com

No existen regalos mejores ni peores. Todo depende de la dedicación de los niños y del presupuesto con el que se cuente. Algunos padres se decantan por regalos prácticos, sin personalizar, para que el profesor o profesora pueda usar libremente sin el condicionante de estar marcado con nombres ni dedicatorias (como un tratamiento de belleza o una joya), mientras otros prefieren que participen los niños en el obsequio.

Algunas ideas de regalo colectivo artesanal:

  • Los padres pueden recopilar imágenes representativas del curso (como alguna excursión, la función de Navidad, Halloween...) y con la ayuda de los niños, preparar un álbum con fotos y dibujos.

  • La foto del curso de los niños con el profesor, en un marco y con la firma de los niños detrás: es todo un clásico. Si no hay, se puede enmarcar una lámina que agradezca el trabajo del profesor y mejor si la realizan sus alumnos.

  • Un vídeo donde los niños cantan juntos una canción a su profe, o donde reciten un poema. Pero como es difícil ponerse de acuerdo todos los padres con sus hijos, mejor optar por grabar un vídeo donde cada pequeño le dedique unas palabras de cariño al docente.

  • Un dibujo conjunto, que simbolice lo mucho que han aprendido. Para que entren todos los artistas, una buena idea es realizar, por ejemplo, un árbol con una huella dactilar de cada niño en diferentes colores.

Manos pequeñitas también sirven para decorar una bata de cole para la profesora, una manta o incluso un delantal.

  • Una caja bonita llena de dibujos, poemas, postales de los alumnos.

  • Pastas o galletas elaboradas por los niños con las iniciales de sus nombres.

  • Una planta en una maceta decorada por los niños o un ramo de flores (que es acierto seguro) con una postal firmada por toda la clase.

Regalos personalizados

Si te faltan ideas, puedes entrar en Internet: allí encuentras de todo y más de lo que puedas imaginarte. ¿No te lo crees? Prueba a poner, por ejemplo, "regalo para profesora" en Amazon y sorpréndete.

Encontrarás libros para personalizar con la historia de la clase, tazas donde puedes incluir el nombre del educador, cestas de regalo de dulces, artículos de belleza con etiquetas al gusto, llaveros, joyas y bisutería para grabar nombres o mensajes, diplomas, libretas, estuches...

Busca más ideas originales en Regalo al profe.

¿Y si no quiero participar en el regalo?

Pues tampoco pasa nada. Hay que pensar que el regalo no puede ser visto como un soborno para que el maestro "trate mejor a mis hijos", sino como una muestra de agradecimiento a su labor y no tiene porque ser algo material.

Sí que es cierto que esta costumbre en los años de educación infantil y primeros cursos de Primaria (cuando aún los niños tienen un solo profesor) se ha vuelto prácticamente obligatoria y si una familia decide no participar está mal visto e incluso puede ser motivo de exclusión del resto de los padres.

Pero es un detalle optativo, no obligatorio, por lo que si no se quiere contribuir, lo más aconsejable pasa por decirlo cuanto antes en el grupo de WhatsApp, de forma educada, para que desde el principio no cuenten con la aportación.

Y no pienses que por no hacerle un regalo, el profesor puede pesar que no estáis agradecidos por su labor. No es verdad, no es necesario un obsequio material para demostrarles empatía. Ellos se nutren del cariño y respeto de padres y alumnos y seguro que a veces incluso 'sabe mejor', un "te quiero, un abrazo y un gracias", si son de corazón.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La lista viral de materiales de un profesor a sus alumnos, en la que incluye solidaridad, empatía y respeto hacia los demás, Enseñar es más que solo impartir clase: de acuerdo con un nuevo reporte, los profesores españoles trabajan más que los europeos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir